Connect with us

Tecnología

Adicción al móvil y cómo superarla

¿Eres incapaz de estar más de cinco minutos sin comprobar si tienes un mensaje en el teléfono celular? Seguramente eres adicto al móvil o nomófobo. Un test te ayudará a descubrirlo y 10 diez consejos a superarlo.

Publicado

el

Adicción al móvil
Agencias

¿Te pasas el día con un smartphone encima? El uso del teléfono por necesidad no es discutible, pero sí tienes que evitar caer en la adicción al móvil y si ya tienes la dependencia debes buscar cómo superarla.

El teléfono inteligente permite mantener conversaciones, realizar operaciones bancarias, comprar, consultar dudas en internet y un largo sinfín de actuaciones diarias.

Pero, el uso excesivo del smartphone, causado mucha veces por la adicción a la redes sociales, termina en un problema de salud, más allá de las elevadas facturas.

En ese sentido, científicos advierten de que algunos de los efectos de esta dependencia son similares a los de otras adicciones.

Adicción al móvil
El uso excesivo del smartphone causa problemas de salud física y mental. (Internet)

«Un 75% de la población mundial afirma tener dependencia al móvil», asegura Marc Masip, psicólogo y experto español en adicciones a las nuevas tecnologías.

El síndrome de abstinencia y la pérdida de control por no usar el móvil son características compartidas.

Sin embargo, no existe una categoría expresa en el Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales DSM-IV-TR que catalogue su uso excesivo como trastorno de la adicción.

Qué es la nomofobia

La adicción al móvil tiene nombre. Se llama nomofobia. Es el miedo irracional e incontrolable a salir de casa sin el teléfono celular o no cargarlo consigo.

Es por eso que el grado de ansiedad y malestar excesivo que los nomófobos pueden llegar a sufrir cuando su smartphone está apagado es elevado.

Adicción al móvil
El uso del móvil en sí mismo no es adictivo. Se habla de adicción al móvil cuando su uso es excesivo e inadecuado. (Internet)

También lo experimentan si están fuera de cobertura o si el equipo queda sin batería o lo olvidan en algún lugar.

Además, supone tal conflicto que manifiestan intranquilidad y deseos de volver a casa por él debido al estrés que les genera saber que estarán desconectados por un tiempo.

Y, además, cuando existe una necesidad patológica de estar pendiente de él sin perderlo de vista.

Señales para descubrir si eres adicto al celular

El nomófobo puede saber que lo es por el síndrome de abstinencia. Siente una necesidad irracional de consumirlo.

No obstante, un breve test para descubrir cierta predisposición a una dependencia al móvil presenta el blog Psicoadapta, de profesionales del área en Madrid.

Redes sociales

Plantea que cuantos más sí haya en las respuestas, mayor será la necesidad que se tiene del teléfono celular.

  • Cuando se está acabando la batería o por falta de cobertura, ¿sientes ansiedad o nerviosismo?
  • ¿Tus amigos o familiares te dicen continuamente que estás pegado al móvil?
  • ¿Consideras que el móvil interfiere en tu concentración en el trabajo, estudios o en cualquier otra actividad cotidiana?
  • ¿Revisas el móvil de forma reiterada por si entró algún mensaje, mail o llamada a pesar de saber que es poco probable porque lo has tenido todo el rato delante?
  • ¿Cuándo conduces y entra un mensaje o mail, llamas rápidamente para comprobar lo que te escribió, pues no puedes leerlo, o en otros casos, a pesar de la conducción y la peligrosidad que supone, lees y escribes?
  • ¿No te separas del móvil, cuándo estas en cualquier parte de la casa?
  • ¿Coges y atiendes llamadas de carácter no importante cuando estás hablando con otras personas en tu presencia?
  • ¿Utilizas los mensajes o las llamadas para hablar de cuestiones importantes y así encontrarte más cómodo al evitar el enfrentamiento físico con las personas?
  • ¿Si en alguna ocasión olvidas el móvil, piensas continuamente en él y sientes como si algo te faltase, desapareciendo esta sensación al encontrarlo?
  • ¿Utilizas el móvil en lugares dónde está prohibido como en el auto, cine, iglesia, etc.?
  • ¿Si te levantas por la noche al baño, revisas el móvil antes de volverte a dormir?
  • ¿Hablas hasta tarde y no respetas las horas de sueño por estar con el móvil?
Adicción al móvil
Si no respetas las horas del sueño para usar el móvil seguramente eres nemófobo. (Internet)

Daños a la salud de la adicción al móvil

Peleas en casa y aislamiento social son dos de los peligros de la adicción al móvil para la salud a juicio de Marc Masip, fundador del Instituto Psicológico [email protected], en España.

El psicólogo y experto español en adicciones a las nuevas tecnologías añade que los nomófobos presentan problemas de cuello, manos o dedos con sobrecarga, aunque esto es menor que las consecuencias emocionales.

Adicción al móvil
Los nomófobos suelen pelear mucho en casa. (Internet)

Agrega bajada total de la concentración y de rendimiento académico, y accidentes, desde romperse una pierna por tropezar mientras se camina pegado al teléfono hasta laborales y de tránsito.

«Se está creando una sociedad adolescente basada en una comunicación entre pantallas y no real, que en el futuro se convertirá en una sociedad cobarde y sin habilidad social para interrelacionarse”, advierte Marc Masip.

En ese sentido, Psicoadapta suma la pérdida de concentración en el trabajo entre los efectos negativos a la salud por la dependencia al teléfono celular.

Dolor en el cuello
Los adictos al celular suelen presentar problemas en el cuello. (Internet)

También, la pérdida de interés por las relaciones sociales presenciales y la inestabilidad anímica por estar siempre pendiente de quién escribe o llama.

Además de la pérdida de la noción del tiempo y obsesión con el mismo.

Cómo superar la adicción al móvil

Diez consejos útiles y fáciles de aplicar te puede ayudar a superar la adicción al móvil.

Llamada telefónica
Llamas más y enviar menos mensajes ayuda a superar la nemofobia. (Internet)
  • Coloca el dispositivo en modo avión mientras duermes y durante el día al menos unas cuatro horas, repartidas en episodios de 30 minutos durante del día.
  • Escoge un lugar en la oficina y en tu hogar en el que puedas dejarlo fuera de tu campo de visión y de tu campo de tacto. Dejarás de notar a cada momento la vibración de las notificaciones.
  • Coloca el teléfono celular siempre en silencio. De ser posible, sin vibración siquiera, salvo para las llamadas.
  • No uses el móvil para todo. Si eres melómano o amante de la lectura busca otros dispositivos para escuchar música y leer.
  • Configura la sincronización del correo electrónico de manera manual o cada 30 minutos.
  • Revisa cuáles apps son prescindibles y elimínalas. Quédate solo con las útiles y necesarias.
  • Desactivas las notificaciones de las redes sociales, así puedes obligarte a revisarlas solo de vez en cuando.
  • Silencia los grupos de Whatsapp y revísalos solo en algún momento de aburrimiento.
  • Llama en vez de enviar mensajes, porque seguramente hablando no sobrepasarás los 10 minutos, mientras que los mensajes pueden llevarte horas.
  • Deja tu móvil en manos de otros, bien sea tu pareja, tu madre, tu amigo…. Te resultará más fácil encontrar la medida justa de uso si otros te hacen ver los límites.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending