Connect with us

Salud y Bienestar

Aliviar el dolor de la ciática: principales consejos

Varias acciones contribuyen con la disminución de la dolencia ocasionada por compresión o inflamación del nervio ciático.

Publicado

el

aliviar dolor ciática
Agencias

Hablar de ciática es hacer referencia a un dolor que irradia a lo largo del trayecto del nervio ciático y que quien lo padece busca aliviar con prontitud.

Es el nervio que se ramifica desde la parte inferior de la espalda a través de las caderas y los glúteos y hacia debajo de cada pierna.

Suele presentarse solo en un lado del cuerpo, porque el ciático está compuesto por raíces individuales que surgen de varias partes de la columna vertebral.

El dolor se presenta por la compresión o inflamación de estas ramificaciones y del propio ciático, y son varias las posibles afecciones causantes.

El dolor de ciática aumenta en las personas de mediana edad, por lo que es muy raro que se presente antes de los 20 años y muy probable que, a partir de los 50 años, se pueda padecer.

Se cuentan una hernia discal, una estenosis vertebral u otro trastorno de la parte inferior de la espalda.

Y se puede manifestar en cualquier punto de su ruta de enervación, desde la parte inferior de la espalda hasta la nalga, la parte posterior del muslo, la pantorilla, el pie o los dedos del pie.

El dolor de la ciática es bastante común y se pueden sentir en cualquier momento de la vida, aunque generalmente se trata de episodios esporádicos causados por alguna lesión, caída o golpe.

Cómo aliviar el dolor de la ciática

Varias acciones pueden ayudar a aliviar el dolor constante o pasajero de la ciática.

  • Mantener reposo durante uno o dos días resulta obligatorio en los primeros días de la dolencia.
  • Evitar durante mucho tiempo la misma posición, como permanecer sentado. La postura es otro de los aspectos que se debe cuidar para aliviar el dolor de ciática.
  • Aplicarse alternando frío y calor. Una bolsa fría sobre la zona puede ayudar a reducir la inflamación y entumecimiento cuando es muy intenso, y el calor aumenta el flujo de oxígeno y de nutrientes cuando ha disminuido.
  • También aplicarse acupresión o un poco de presión con una pelota o con un objeto duro por unos 2 minutos en la zona que se conoce como punto desencadenante.
  • No se debe cargar peso en la espalda para que el dolor no aumente.
  • Colocar una almohada debajo de las rodillas. Aliviará la presión que el disco está ejerciendo sobre el nervio y hará que el dolor vaya disminuyendo.
  • Si hay que agacharse, se deberá hacer doblando las rodillas y manteniendo la espalda totalmente recta.
  • Un masaje relajante en las zonas afectadas mejora la movilidad. Ayuda a descongestionar y aliviar la zona del dolor de la ciática.
  • Tomar un baño con agua caliente o hidroterapia alivia también el dolor de la ciática.
  • Se recomienda ingerir alimentos con propiedades antiinflamatorias, como cebolla, chía y ajo, y evitar los que provocan el efecto contrario, como las carnes procesadas.
  • Tomar una clase de yoga. Puede ayudar a sentirse mejor, sobre todo el tipo llamado yoga Iyengar, que enfatiza la buena postura y corta el dolor.

Cómo aliviar el dolor de la ciática con ejercicios

aliviar dolor ciática
Se recomienda no mantener durante mucho tiempo la misma posición, como permanecer sentado. (Internet)

Aunque parezca ilógico, el ejercicio resulta más efectivo para aliviar el dolor de la ciática que guardar reposo por largo tiempo.

Esto porque los músculos y estructuras de la columna vertebral si siguen sin ejercitarse y sin moverse pierden forma y se ve afectada su capacidad de apoyar la espalda.

La pérdida de forma y debilitación pueden llevar a una lesión o a una distensión muscular de la espalda, provocando dolores adicionales.

También es importante el ejercicio activo para la salud de los discos vertebrales. Los movimientos facilitan el intercambio de nutrientes y líquidos en su interior, manteniéndolos saludables y evitando la presión en ciático.

El programa de ejercicios para aliviar el dolor de la ciática debe incluir:

  • Fortalecimiento de los músculos del tronco, es decir del abdomen y de la espalda. Los ejercicios de estiramiento deben dirigirse a los músculos que pueden doler cuando se ponen tiesos e inflexibles.
  • Diagnóstico específico. Es vital contar con un correcto diagnóstico antes de iniciar un programa de ejercicios.
  • Estiramiento de los músculos isquiotibiales o de la cara posterior del muslo. Cuando son demasiado tensos aumentan la tensión en la parte inferior de la espalda.
  • Realizar la actividad física correctamente. Si no se realiza el ejercicio de la forma correcta puede hacer que sean poco eficaces, y es posible que hasta continúen o aumenten el dolor.
  • Ejercicios aeróbicos. También se puede recomendar el acondicionamiento aeróbico para mejorar el estado físico general, como caminar. De ser posible, lo mejor sería ir progresando cada día a un ritmo enérgico.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending