Connect with us

Salud y Bienestar

La avena, un súper alimento que no puede faltar en tu dieta

La avena es tan rica en vitaminas, fibra y antioxidantes que es considerada un súper alimento, imposible de obviar

Publicado

el

La avena es tan rica en vitaminas, fibra y antioxidantes que es considerada un súper alimento, imposible de obviar cuando hablamos de una dieta saludable. Te invitamos a conocer sus bondades, más allá de lo que nos enseñaron nuestras abuelas.

Puedes disfrutarla con leche, en muesli, galletas o en barra como un oportuno snack, incorporada al pan, como parte de tu desayuno en forma de atol, o una bebida refrescante y nutritiva en cualquier momento de tu jornada.

Una dieta saludable siempre debe incorporar la avena

Apenas la incorporamos a nuestro menú cotidiano, los cambios se ven y se sienten: te sacia sin ocasionar pesadez, se regula el tránsito intestinal,

Beneficios de la avena

Cuida tu salud

La avena es un cereal muy completo y equilibrado. Junto a los carbohidratos y la fibra, aporta más proteína, grasa y minerales que otros cereales.

Te aporta, por ejemplo, muy buenas cantidades de magnesio, cobre, hierro, zinc , fósforo y vitamina B1, así como pequeñas dosis de calcio, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B. Además, es muy rica en manganeso.

Aporta proteínas, vitaminas, minerales y fibra

Rica en antioxidantes

Las avenantramidas son unos polifenoles que se encuentran casi exclusivamente en la avena.

Estos antioxidantes no solo combaten la oxidación celular sino que tienen un efecto regulador de la presión arterial y antiinflamatorio, esto se debe a que aumentan la producción de óxido nítrico, un gas que favorece la dilatación de los vasos sanguíneos.

Alimenta las bacterias buenas del intestino

La avena es rica en una fibra soluble llamada betaglucano, que es fermentable. Eso hace que tenga un efecto prebiótico en el intestino, es decir, que alimente las bacterias beneficiosas que componen la microbiota.

Regula los niveles de azúcar

Los betaglucanos, al ser solubles en agua, forman un gel durante la digestión que enlentece el vaciado del estómago y el paso de los azúcares a la sangre.

Esto hace que la avena ayude a reducir los niveles de azúcar en sangre y a mejorar la respuesta insulínica. Se considera especialmente útil en casos de diabetes de tipo 2.

Ayuda a reducir el colesterol

Los betaglucanos de la avena también contribuyen a reducir el colesterol malo LDL, en parte reduciendo la absorción del colesterol que aportan otros alimentos.

Por otro lado, sus avenantramidas pueden contribuir a evitar la oxidación del colesterol, especialmente si se consume la avena acompañada de alimentos ricos en vitamina C. Todo ello hace que la avena sea ideal para incluir en la dieta a fin de prevenir trastornos cardiovasculares.

Las galletas de avena son una forma sabrosa de disfrutar de sus beneficios

Previene la aparición del asma

La introducción temprana de la avena en la dieta de los niños reduce el riesgo de que desarrollen asma de tipo persistente.

Contribuye al desarrollo del sistema nervioso central

Contiene vitaminas del complejo B, las cuales están involucrados en el desarrollo y mantenimiento del sistema nervioso central.

Regula las funciones del hígado

Sus aminoácidos esenciales ayudan a estimular el hígado para producir más lecitina, ésta depura los compuestos pesados del organismo.

Ayuda a mantener un buen peso

Como hemos visto, la avena no dispara el azúcar en sangre y esto puede resultar de ayuda en este sentido, pues evita los altibajos además resulta saciante, todo lo cual ayuda a controlar la ingesta y a reducir peso.

A ello se suma el hecho de que la fibra de la avena mejora el estreñimiento.

Si de belleza se trata…

  • Alivia las irritaciones de la piel. Esto se debe a que la piel seca y con picazón contiene niveles altos de ph que la avena ayuda a normalizar, aliviando las molestias y humectando la piel.
  • Contiene químicos conocidos como saponinas que tienen intensas propiedades limpiadoras, es ideal como mascarilla o, incluso, para lavar el rostro a diario, sobre todo si tienes piel sensible.

Para ello, mezcla avena entera con agua tibia hasta que se forme una pasta y añade una cucharada de miel. Frota la pasta sobre tu rostro con movimientos circulares para limpiarlo. La miel, además, tiene propiedades antibacterianas que ayudan a aliviar la resequedad e inflamación.

Combina avena, aceite de coco, azúcar morena y agua tibia, y obtendrás un gran exfoliante.

  • La avena es ideal para remover las impurezas del cuerpo y también puede ayudar a reducir la apariencia de suciedad del cabello. Solo tienes que aplicar una fina capa de avena molida sobre el cabello y cepillar para absorber el exceso de grasa.

Lo fortalece, lo nutre y lo suaviza. La avena es ideal para aquellas personas que teniendo un pelo muy fino quieran engrosarlo.

Ciudadana y periodista a tiempo completo.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Canal telegram

Facebook