Connect with us

Entretenimiento

Beyoncé se adueña de la nueva portada de Vogue Estados Unidos

Publicado

el

Decir que Beyoncé se adueñó de la portada de Vogue no es una metáfora. La artista más mediática que surgió de la cultura norteamericana en lo que va del siglo 21, calculó cada detalle de esta producción que amenaza con ser una de las más comentadas de 2018.

Este éxito editorial será el regalo de cumpleaños que la artista se brinda durante septiembre, cuando celebra 37 años de vida, el día 4 para ser exactos. Toda una antología, donde se muestra más natural y humana, en un reencuentro con su maternidad, sus raíces y con la esencia de su raza.

No es la primera vez que Beyoncé se apropia de Vogue. En 2015 hizo historia al ser la tercera mujer de raza negra en salir en la edición de septiembre. Con anterioridad, ya había sido portada de la revista en dos oportunidades, pero esa fue la primera vez en ese número.

Para Vogue, la edición de septiembre es la más importante del año, ya que trae las novedades de otoño. Cada ejemplar suele rondar las mil páginas, con más de 600 anunciantes de media, y tira más de un millón de ejemplares. Está, con Beyoncé en la portada, augura el incremento de las ventas.

Anna Wintour, editora jefe de la revista desde 1988, mantiene un firme control sobre los contenidos y las portadas de todas las revistas. Pero esta, en particular, tuvo una pequeña grieta por donde se coló Beyoncé con toda la fuerza de su fama y su poderosa influencia.

Vogue septiembre 2018

Beyoncé: dueña y señora de Vogue

Beyoncé resalta en el mundo artístico, entre otras cosas, por dosificar sus encuentros con la prensa. Sus últimas declaraciones, en mayo de este año, fueron apenas un par de líneas para Vogue en Reino Unido. Antes, en 2016, fue portada de la revista ELLE en Estados Unidos.

Pero más allá del contenido, la gran innovación de Beyoncé en 2018 está en la fotografía. Ella misma eligió al fotógrafo que la retrató para la portada: Tyler Michell, de 23 años, quien se convirtió en el primer fotógrafo negro que realiza una portada para Vogue en sus 126 años de historia.

Pero esto no le bastó y redactó ella misma, en primera persona, el artículo principal que acompaña a su portada. Allí habla de su parto y el desafío de aceptar su cuerpo luego de la maternidad, de la importancia de la diversidad y del pasado esclavo de sus ancestros.

La cantante relata la diferencia entre el embarazo de su primera hija, Blue Ivy, y el de sus mellizos, Rumi y Sir. Cuenta que en esta segunda ocasión decidió tomarse las cosas con calma, luego de la cesárea que le practicaron debido a ciertas complicaciones.

“Necesitaba tiempo. Durante mi recuperación me di amor y cuidados y acepté lo que mi cuerpo quería ser. Fui paciente conmigo misma y disfruté de mis curvas más llenas. Mis hijos y mi marido también lo hicieron”, comenta y asegura que tiene “una pequeña barriga de madre y no tengo ninguna prisa por librarme de ella”.

Beyoncé Vogue septiembre 2018

Los seis secretos detrás de la portada

  1. La Mona Lisa

Beyoncé continúa aquí con lo que empezó a hacer en Lemonade: reivindicar su espacio como mujer negra. La pose ladeada mirando a cámara recuerda a la Mona Lisa de da Vinci.

  1. Frida Kahlo

El centro floral de rosas y peonías que luce en la cabeza es una llamada directa a Frida Kahlo. Beyoncé apela a que “la voz de todos es importante” lo que significa que el rugido de las minorías es tan importante como el del hombre blanco.

  1. Belleza natural

En esta propuesta no hay corsets, leggins, shorts, pelo postizo ni dictadura del maquillaje. Beyoncé optó por la tendencia “no make up make up” para presentarse de forma natural.

  1. La figura de la madre​​​​​​​

El tocado estrellado, que utilizó en muchas de sus presentaciones, resalta para simbolizar el poder de la madre. Además, en Vogue confesó que “Dios me ha bendecido. La energía masculina y femenina pudo coexistir y crecer en mi sangre por primera vez”.

  1. Sello victoriano y sureño

La mezcla de estilo victoriano, ambiente sureño de Louisiana y motivos africanos, presentes en todo el visual art de Lemonade, regresan como un reencuentro con sus raíces. “Investigué mis ancestros y descubrí que provengo que de un propietario de esclavos que se enamoró y casó con una esclava”.

  1. Autoridad y desafío

En las fotografías la artista aparece seria, rígida, desafiante. Beyoncé reclama su territorio y deja claro que este espacio también le pertenece a ella, a Frida, a todas las mujeres, a las negras, a las esclavas, a las ignoradas, a las silenciadas.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending