Connect with us

Salud y Bienestar

¿Juntos pero no revueltos? Camas separadas y mejores relaciones de pareja

Dormir en pareja en algunos casos no resulta tan romántico como esperamos

Publicado

el

camas tan hispano 5

Una noche que se hace eterna escuchando los ronquidos de tu pareja, un cuerpo a cuerpo soñoliento y nada apasionado por el control de la cobija o por permanecer en el lecho mientras el otro intenta adueñarse de toda la cama… No es de extrañar, que a la mañana siguiente, agotados por el mal dormir, miremos de reojo y con cara de pocos amigos a nuestro cónyuge.

 El amor todo lo soporta y permanece para siempre, afirman las escrituras; pero – en ocasiones – para poder cumplir con este precepto es preciso que pongamos de lado la tradición y optemos por utilizar camas separadas.

Previa conversación, sin dramas, sin darle otras connotaciones, que cada quien tenga su habitación resulta una buena alternativa. Los científicos han hecho sondeos que sostienen que una de cada cuatro parejas ha decidido ya dormir separado.

camas tan hispano 1
Foto: Agencias

Cuentan los historiadores que antes de la Revolución Industrial el miedo a la oscuridad obedecía a peligros reales, que obligaban a las familias a dormir juntos para protegerse.

Un asunto con historia

Así lo constata A. Roger Ekirch, profesor de historia de Virginia Tech, quien ha dedicado su carrera al estudio de los hábitos humanos al momento de dormir, a lo largo de la historia.

Tener una alcoba particular era un privilegio de los reyes y nobles, la gente común y corriente no tenía espacio ni recursos para darse ese lujo.  

Tal parece que este es el origen de la costumbre de dormir en pareja, que ha tomado cuerpo a lo largo de siglos y que ha dado como resultado, en algunos casos, la escena descrita al inicio de este  artículo.

camas tan hispano 3
Foto: Agencias

Por supuesto, es momento de aclarar: existen parejas tan acopladas que no tienen ningún inconveniente al momento de compartir lecho y cobija, para quienes dormir en la habitación de al lado resulta inconcebible. Nada que cuestionar, sigamos.

¿Es más saludable dormir acompañado o hacerlo sin par?

Los estudiosos del sueño coinciden en que pernoctar en camas separadas e incluso en habitaciones diferentes garantiza un mejor descanso.

camas tan hispano 6
Foto: Shutterstock

Dormir es como bajar los peldaños de una escalera, primero llegamos al sueño superficial, después al profundo. Si tenemos al lado a alguien que haga un ruido, que se mueva, que dé una sacudida con las piernas o que ronque, pasaremos de un sueño más profundo a uno más superficial”, explica al diario El País, Eduard Estivill, neurofisiólogo, pediatra y fundador de la Clínica del Sueño Estivill.

“Durante la noche no nos daremos cuenta, pero sí lo notaremos al día siguiente, cuando tengamos la sensación de no haber descansado correctamente”, agrega.

Romper con lo establecido

Decidir tener habitaciones separadas implica romper con algunos condicionantes impuestos social y culturalmente. Dormir juntos es considerado un rasgo de quienes comparten una vida en pareja.  

camas tan hispano 7 (2)
Foto: Agencias

“Es un acto de intimidad en el que se intercambian abrazos, caricias o conversaciones al acabar el día. Es un espacio único y exclusivo de calor y protección. Pero no deja de ser cultural. Hay muchos actos más en una pareja que crean esa intimidad”, comenta la psicóloga Francina Bou.

En este contexto, optar por dormir separados pudiera ser percibido como un síntoma de crisis en la relación o como una decisión que suelen tomar las parejas al llegar a la tercera edad.

“Es un estereotipo, realmente no tiene por qué haber ningún problema por no compartir cama. Tampoco tiene que ver con la edad, hay muchas parejas de personas mayores que duermen muy felizmente abrazadas, compartiendo la cama y la erótica”, puntualiza Ana Fernández, sexóloga y directora del Centro Sexológico Astursex.

Según un estudio publicado en 2016 en The Journal of Biological and Medical Rhythm Research muchos son los que, aunque no descansen tan bien, se sienten más incómodos si se separan de sus parejas durante la noche. “Para ellos dormir separados representa una ruptura en las rutinas del sueño y una desviación del marco de referencia crucial para los patrones de sueño”. 

camas tan hispano 7 (3)
Foto: Agencias

Una mala noche puede pasar factura

Sin embargo, otras investigaciones demuestran que una mala noche y la falta de sueño, nos hacen mirar con inquina a nuestra pareja al día siguiente, al son del tintineo de la cucharilla con la que removemos un café bien cargado.

También afirman que varias veladas sin pegar ojo pueden incluso conducir a una ruptura.

El experto en sueño británico Neil Stanley es uno de los defensores más acérrimos de la separación de camas y asegura que los que duermen solos tienen un 50% menos de posibilidades de padecer crisis en su relación, destaca El País.

camas tan hispano 4
Foto: Shutterstock

Se ha de tener en cuenta que, según señala Estivill, el 30% de la población tiene problemas relacionados con el sueño. Y algunos de ellos pueden ser realmente molestos para la pareja. En la lista destacan los ronquidos, que por su naturaleza sincopada interfieren en el sueño ajeno con especial virulencia. “Es un problema muy serio, por el que muchas parejas acuden a consulta”, asegura Fernández.

Otra de las razones que también perturba el descanso de una pareja es la diferencia de horarios o de costumbres.

Tener turnos de trabajo diferentes es una piedra en el zapato para poder dormir adecuadamente; también preferencias como ver televisión hasta tarde, mantener la luz encendida para leer o despertarse muy temprano a escuchar las noticias mientras el otro “duerme”, son detalles que pueden pasar factura.

camas tan hspano 2
Foto: Agencias

La decisión: ¿camas separadas?

El doctor Eduard Estivill se ha encontrado este trance en su consulta, cuando ha sugerido a algún paciente que se cambiara de habitación. “Generalmente lo entienden, porque son inteligentes en el sentido de que cuando les das las explicaciones y ellos mismos ven que pueden molestar a su pareja, aceptan con tranquilidad lo que les recomendamos”, comenta.

camas tan hispano 7 (1)
Foto: Agencias

“Toda pareja tiene que tener la capacidad de negociar y de consensuar puntos de vista. Si una de las partes se planta y no hay acuerdo, entonces sí que se puede convertir en un problema. La necesidad de descansar es algo vital y no cabe plantear una convivencia sobre la base del malestar de una de las dos personas que forman la relación”, apuntilla Fernández.

Aquí, como en todas las cuestiones relacionadas con la pareja, se han de llegar a acuerdos.

¿Y qué pasa con el sexo si tenemos camas separadas?

Un 38% de parejas británicas que tomó la decisión de irse a su propia cama después de haberla compartido, aseguró que sus relaciones sexuales habían mejorado frente al 24% que vio descender el número de tórridos encuentros.

camas tan hispano 8
Foto: Agencias

“El sexo trasciende a lo que es la cama. Las parejas que suelen tener una vida sexual más rica emplean otros lugares para sus encuentros: la ducha, la cocina, el sofá… El principal enemigo de la vida sexual es la rutina y en ese sentido, dormir separados, puede servir para alargar la sorpresa”, asevera Bou.

En este sentido confluyen las teorías de la psicoterapeuta belga y autora del libro Inteligencia erótica, Esther Perel,  quien asegura que la cercanía en una pareja está sobrevalorada, porque no permite generar un espacio erótico que incentive el deseo.

Sin embargo, cada pareja debe encontrar su camino para una sana convivencia. La comunicación franca es el secreto y entre dos decidirán si comparten almohada o no, sin que el asunto les quite el sueño.

Ciudadana y periodista a tiempo completo.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Canal telegram

Facebook