Connect with us

Salud y Bienestar

Cómo bajar las transaminasas de manera natural

Estas enzimas que se encuentran en el interior de las células desempeñan una importante función en el metabolismo.

Publicado

el

Cómo bajar las transaminasas
Pixabay

Cuando un análisis de sangre detecta niveles elevados de ciertas enzimas, puede que exista una lesión de las células hepáticas. Por eso es tan importante saber cómo bajar las transaminasas.

Las transaminasas son enzimas que se encuentran en el interior de las células del hígado, corazón, riñones o músculos. También son moléculas que desempeñan una importante función en el metabolismo.

Las más importantes transaminasas son la alaninoamino transferasa (ALT o GPT) y la aspartato aminotransferasa (AST o GOT). Ambas se ubican en el interior de las células del hígado o hepatocitos.

Hay muchas enfermedades del hígado que se manifiestan con una elevación de las transaminasas en sangre. Sin embargo, esto no siempre significa que la persona esté enferma.

Por eso es necesario analizar otros parámetros como bilirrubina, Gamma GT, albúmina y fosfatasa alcalina. Así como factores: dieta, estilo de vida, consumo de alcohol o medicamentos.

Las transaminasas altas no son una enfermedad, sino un síntoma que le advierte a la persona que puede tener un problema de salud. También son indicio de una alimentación inadecuada o a la exposición a tóxicos.

Qué hace subir las transaminasas

Cómo bajar las transaminasas 2
(Fotos: Pixabay)

Una elevación de las transaminasas indica que el hígado no está realizando correctamente su función de filtro de la sangre. Además pueden evidenciar casos de hepatitis víricas, consumo de alcohol, cáncer hepático, cirrosis u obstrucciones de la vía biliar.

El hígado graso o esteatosis hepática también eleva las transaminasas. Se caracteriza por la acumulación de ácidos grasos y de triglicéridos en las células hepáticas.

Una dieta rica en grasas, el consumo de alcohol, tomar determinados fármacos, e incluso un esfuerzo físico excesivo o un traumatismo muscular, también pueden elevar los niveles de transaminasas.

Además, los niveles de estas enzimas varían en función del sexo, el índice de masa corporal, o la edad. Sin embargo, debes consultar al médico porque este incremento podría ser un síntoma de enfermedades como:

  • Hepatitis B o C crónicas.
  • Esteatosis hepática.
  • Mononucleosis infecciosa.
  • Alcoholismo.
  • Citomegalovirus.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Hemocromatosis.
  • Litiasis biliar.
  • Enfermedad de Wilson.
  • Infarto de miocardio.
  • Anemia hemolítica.
  • Lesiones musculares.
  • Enfermedades del páncreas.
  • Infección en el hígado

Cómo bajar las transaminasas de manera natural

Cómo bajar las transaminasas 1

Si los niveles elevados son síntoma de una enfermedad, el médico indicará cómo bajar las transaminasas. Sin embargo, si esta anomalía no se debe a ninguna afección, se pueden equilibrar de manera natural.

  • Seguir una dieta equilibrada, limitando la ingesta de grasas y eliminando los alimentos procesados.
  • Evitar los alimentos muy azucarados o salados.
  • Cocinar al vapor, al horno, a la plancha o hervido.
  • Beber suficiente agua para ayudar al hígado a eliminar las grasas.
  • No consumir bebidas alcohólicas.
  • Aumenta el consumo de frutas y verduras.
  • Toma infusiones de plantas medicinales como el cardo mariano o el boldo.
  • Realiza ejercicio moderado regularmente, como caminar 30 minutos diarios.
  • Si padeces sobrepeso u obesidad, visita a un especialista para iniciar un plan de alimentación.
  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Consumir frutas, pero evita aquellas con gran contenido de ácidos orgánicos, como el melón, la sandía y las fresas.
  • Reducir la ración de proteínas.
  • Establece un horario fijo de cinco o seis comidas.
  • En todas las comidas debe haber: proteína, grasa e hidratos de carbono.
  • Tres comidas principales y dos o tres meriendas.
  • No dejar pasar más de una hora desde el momento de levantarse sin desayunar.
  • No dejar pasar más de cuatro o cinco horas entre comidas.
  • Tomar un vaso de agua templada con dos o tres gotas de limón antes de desayunar.
  • Condimentar la comida con limón, vinagre, especias o pimienta.
  • Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending