Connect with us

Salud y Bienestar

Cómo curar un esguince leve con primeros auxilios

La lesión afecta a los ligamentos en distinto grado ya que puede haber una distensión o una rotura y provoca dolor e inflamación.

Publicado

el

cómo curar un esguince 3
Pixabay

Las torceduras pueden afectar a cualquier articulación del cuerpo, pero se producen con mayor frecuencia en el tobillo. Es usual que con unos sencillos cuidados se aprenda cómo curar un esguince.

El esguince afecta a los ligamentos en distinto grado ya que puede haber una distensión o una rotura. Sin embargo, el momento en que ocurre provoca dolor e inflamación en la zona afectada.

La mayoría de los esguinces de pie suceden al practicar deportes. También durante actividades en las cuales el cuerpo se tuerce y gira, pero los pies permanecen en su lugar.

Algunos de estos deportes incluyen el fútbol americano, patinaje en la nieve y la danza. Luego de la lesión es importante saber cómo curar un esguince.

La mayoría de las lesiones de leves a moderadas sanan al cabo de dos a cuatro semanas. Las lesiones más graves, como las que requieren un yeso o férula, necesitarán más tiempo para sanar, hasta de seis a ocho semanas.

Las lesiones más graves necesitarán cirugía para reducir el hueso y dejar que los ligamentos sanen. El proceso de sanación puede durar de seis a ocho meses.

Por qué se produce un esguince

Un esguince es la lesión de uno o varios ligamentos, que son las estructuras que mantienen los huesos unidos entre sí. El de tobillo es el más habitual y sucede por un mecanismo de inversión forzada de esta articulación.

Al doblarse el pie hacia dentro, se estiran en exceso los ligamentos de la parte externa.

La fisioterapia puede ayudar a recuperar la funcionalidad normal de la articulación. Suele consistir en la realización de determinados ejercicios bajo asesoramiento de un especialista y la aplicación de masajes.

Habitualmente los esguinces se curan por completo en un periodo de entre dos semanas y dos meses, en función de la severidad de la lesión, si la persona sabe cómo curar un esguince.

Síntomas de un esguince

cómo curar un esguince 1
(Fotos: Pixabay)

Tras una torcedura, lo habitual es que aparezca dolor en la zona. Este aumenta con el movimiento de la articulación y al tocarla.

Según avanzan las horas, comienza a inflamarse e, incluso, puede aparecer un hematoma en las 24 horas siguientes a la torcedura.

Si en el momento de la torcedura se percibe una especie de chasquido, es probable que el ligamento se haya roto. Entre los principales síntomas del esguince se cuentan:

  • Dolor y sensibilidad cerca del arco del pie. Esto se puede sentir en la parte inferior, superior o a los lados del pie.
  • Hematomas e hinchazón del pie.
  • Dolor al caminar o durante la actividad.
  • No ser capaz de poner peso sobre el pie. Esto suele ocurrir con lesiones más graves.
  • Si resulta doloroso poner peso sobre su pie, se puede colocar una férula o muletas para usar mientras este sana.

Tipos o grados de esguince

No todos los esguinces son iguales. En función de su gravedad, existen tres tipos:

  • Primer grado. Los ligamentos se distienden y se deforman más allá de lo que su elasticidad les permite, pero sin llegar a romperse.
  • Segundo grado. Se produce una rotura parcial de uno o varios ligamentos.
  • Tercer grado. La rotura del ligamento es completa.

Si al sufrir una torcedura, el dolor es muy intenso, la inflamación es importante y si no se puede mover la articulación, es necesario acudir al médico para que valore la importancia de los daños y su tratamiento.

Si no se cura por completo la lesión puede cronificarse y reproducirse con la más mínima torcedura.

Cómo curar un esguince leve

cómo curar un esguince 2

En caso de un esguince leve o una simple torcedura, conviene aplicar estas cuatro medidas lo antes posible para aliviar las molestias y favorecer la recuperación:

Guardar reposo

El principal cuidado para no empeorar la lesión es no forzar la articulación afectada ni intentar moverla con normalidad. En algunas ocasiones puede requerir el uso de muletas o cabestrillo cuando la afección es en miembros superiores.

Usar hielo

Aplica frío en la zona con una bolsa de gel especial para este fin o incluso una de guisantes congelados, envuelta con un trapo. Nunca aplicar hielo directamente sobre la piel.

Se sugiere mantener el frío durante 15 o 20 minutos y repetir cada una o dos horas durante las primeras 48-72 horas después de la torcedura. El frío ayuda a reducir la inflamación e incluso puede evitarla si se aplica rápido y se trata de una lesión leve.

Elevar la zona afectada

Mantén el miembro afectado en alto, por encima del nivel del corazón. Esto ayuda a drenar la zona y, por lo tanto, también disminuye la inflamación.

Comprimir la zona

Si la torcedura no grave se debe mantener la articulación inmovilizada parcialmente con una muñequera o una tobillera, en función de la zona afectada. Esto permite realizar movimientos con normalidad, pero evitando que se produzca una nueva lesión o que esta empeore.

Otras recomendaciones

Se puede comenzar actividad ligera una vez que el dolor disminuye y la hinchazón baja. El movimiento aumenta progresivamente en la medida que la zona afectada se sane.

Puede haber algo de dolor y rigidez al caminar. Esto va a desaparecer una vez que los músculos y los ligamentos comiencen a estirarse y fortalecerse.

Su proveedor o el fisioterapeuta pueden darle ejercicios para ayudar a fortalecer los músculos y los ligamentos de su pie. Estos ejercicios también pueden ayudar a prevenir lesiones futuras.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending