Connect with us

Entretenimiento

Muere el payaso Cepillín a los 75 años

Ricardo González Gutiérrez, como era su verdadero nombre, estuvo internado luego de un accidente en las escaleras de su casa.

Publicado

el

Cepillin 1

Luego de un diagnóstico de cáncer en la columna vertebral, el payasito de la tele Cepillín murió a los 75 años. El comediante se sometió a una operación la semana pasada, tras su ingreso de emergencia al Corporativo Hospital Satélite debido a una caída.

Ricardo González Gutiérrez, como era su verdadero nombre, estuvo internado luego de un accidente en las escaleras de su casa. Luego, lo intervinieron quirúrgicamente y le diagnosticaron con cáncer. Sin embargo, su hijo confirmó su muerte este lunes.

El pasado 28 de febrero, en entrevista con el programa de Instagram Chisme No Like, Cepillín explicó que no se trató de un ingreso por Covid-19. El humorista aclaró que fue por un accidente que sufrió al bajar las escaleras, por el que se lastimó la columna vertebral.

“Nunca me imaginé que me iba a pasar eso al bajar las escaleras. Por la edad o por lo que quieras, ya me iba a caer, me agarré del pasamanos y se me estiró, me dio un chicotazo y sentí el tirón en la columna”, detalló en ese momento.

Se esperaba que saliera de alta el próximo martes. Pero el pasado domingo 7 de marzo, tras una semana en hospitalización, el actor fue intervenido otra vez por complicaciones cardiacas y una neumonía.

Cepillín, de odontólogo al “payasito de la tele”

Ricardo González Gutiérrez nació el 7 de febrero de 1946 en Monterrey, Nuevo León. Estudió la carrera de odontología y, ante el temor que los niños tenían al visitarlo en su consultorio, decidió usar pintura en la cara para crear al célebre payaso Cepillín.

Fue así que el comediante tuvo una oportunidad para tener su propio programa de televisión en el canal local de Monterrey, Nuevo León.

Con el tiempo su fama lo llevó a grabar discos y participar en diversos programas de Televisa. Así se consolidó como el “payasito de la tele”.

Fue el arquitecto Héctor Benavides quien lo llamó para que trabajara con niños en un programa de televisión de lunes a viernes. Un show que permaneció seis años al aire, de 1971 a 1977.

Más tarde, Ricardo decidió viajar a la Ciudad de México para probar suerte en Televisa, donde le dieron el programa El show de Cepillín, que fue visto en 18 países de América por tres años y de donde surgieron clásicos como La feria de Cepillín y Tomás.

Sin embargo Cepillín no solo se quedó en la música y la televisión. Su rostro alcanzó la pantalla grande por primera vez en 1979 con la cinta Milagro en el circo, de Alejandro Galindo, que gira en torno a un niño sin hogar que roba para sobrevivir y que se encuentra con el payasito.

Las otras cintas en las que estuvo fueron Las Guerreras del amor (1989), de Víctor Manuel Castro y Mientras haya niños habrá payasos (1980), de Francois Reichenbach.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Comentarios

ezoic

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam