Connect with us

Entretenimiento

Wonder Woman 1984 refresca la cinematografía mundial

La mayor parte de la crítica coincide en que se trata de un gran espectáculo en términos de producción, acción y puesta en escena.

Publicado

el

Wonder Woman 1984

El estreno de Wonder Woman 1984 es una bocanada de aire para la cinematografía mundial. Sobre todo en este año, que se caracterizó por una ausencia total de estrenos de grandes producciones.

La presentación a la crítica generó grandes expectativas. La mayoría coincide en que se trata de un gran espectáculo si se mide en términos de producción, de acción y de puesta en escena.

Sostiene la historia, dirigida por Patty Jenkins, el duelo entre Gal Gadot y Kristen Wiig. Dos mujeres tan diferentes que su enfrentamiento podría parecer imposible.

Ni un revivido Chris Pine ni un rubio Pedro Pascal consiguen hacer sombra a las protagonistas.

El filme tiene una duración de dos horas y media y se rodó en Estados Unidos, Inglaterra, Gales y España. Se trata de la continuación del éxito de 2017, pero temporalmente se sitúa mucho después.

Si la primera Wonder Woman se desarrollaba durante la Primera Guerra Mundial, esta segunda entrega salta al 1984 del título. La cinta da mucha importancia a la estética de la época, algo que a Hollywood le encanta pero que resulta repetitivo.

Wonder Woman 1984 es un buen espectáculo

El comienzo de Wonder Woman 1984 regresa a la infancia de Diana. Las escenas que recuperan a Connie Nielsen, Robin Wright y el resto de las amazonas son de lo mejor de la película.

El guion, escrito por la directora junto a Geoff Johns y Dave Callahan, se basa en las historias de DC. Además, ahonda un poco más en los poderes de Wonder Woman, pero también en sus debilidades.

Cuenta cómo una misteriosa piedra, que permite cumplir cualquier deseo, desbarata la vida de Diana. Por un lado le posibilita reencontrarse con Steve Trevor (Pine) y por otro pone al mundo en una situación límite.

Gal Gadot es una perfecta Wonder Woman. Ella le saca todo el partido posible a un personaje que juega demasiado con su aspecto sexy y rompedor frente al inicialmente desaliñado de la doctora Barbara Minerva (Wiig).

La historia es una sucesión de escenas de acción para llegar a un enfrentamiento final. Sin embargo, Wonder Woman 1984 es un buen espectáculo, especialmente porque no tiene competidor en las salas.

En Estados Unidos la cinta se lanza a la vez en la plataforma HBO Max.

La producción está muy cuidada, la música de Hans Zimmer acompaña bien a la historia. Además, el hecho de que sea una superheroína la que caiga en los clichés de los superhéroes, le da cierto encanto a la historia.

“En la primera película, Diana se vio envuelta en la primera ola de la mecanización del mundo. Esta vez, debe hacer frente a una humanidad en el apogeo de su éxito o, más exactamente, a sus excesos”, señala Patty Jenkins en las notas de producción.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Comentarios

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam