Connect with us

Salud y Bienestar

Es posible sanar a través de la música

Melodías que equilibran la mente y el cuerpo, alejan enfermedades y permiten alcanzar calidad de vida

Publicado

el

Música Tan Hispano (6)

Buena parte de la comunidad científica coincide en que muchas dolencias que nos aquejan tienen su origen en el cerebro; éste transmite al cuerpo el estímulo que produce la enfermedad. A través de la música podemos generar respuestas orgánicas positivas que alejen males latentes.

Existen recursos terapéuticos que contribuyen al bienestar del individuo, como es el caso de la música, la cual actúa sobre el sistema nervioso por medio de vibraciones que se filtran en la mente.

De manera que es posible estimular el cerebro, a través de determinadas melodías, para propiciar la relajación o anulación de emociones  negativas que liberan sustancias químicas que, a su vez, traen consigo enfermedades.

Música Tan Hispano (3)
Foto: Agencias

Así mismo, a través de la música también es posible programarnos para lo bueno y saludable. Determinados sonidos armónicos despiertan emociones positivas y liberan sustancias que nos benefician.

En este contexto, la musicoterapia recurre a sonidos, fragmentos musicales y estructuras rítmicas para lograr resultados terapéuticos.

Son invalorables los beneficios de la música

Música Tan Hispano (5)
Foto: Agencias

Es innegable la influencia de la música para mejorar el aprendizaje e incrementar la concentración. Así mismo, estimula las facultades de asociación y potencia la imaginación y creatividad.

En lo orgánico, la música aumenta o disminuye las secreciones glandulares; activa o reduce la circulación de la sangre,  regulando la presión arterial.

Entre otras bondades, la música optimiza la coordinación y la resistencia física; tiene efectos sobre el metabolismo, la energía muscular y la respiración.

Algunas melodías nos ayudan a superar depresiones, alivian el insomnio y la tensión nerviosa y disminuyen la angustia.

Música para sanar

Foto: Tetra Images /Alamy

Ansiedad: Concierto de Aranjuez de Rodrigo; Las cuatro estaciones de Vivaldi; Sinfonía Linz, k.425 de Mozart.

Depresión: Concierto para piano Nro 5 de Rachmaninov; Música Acuática de Haendel; Concierto para violín de Beethoven; Sinfonía Nro 8 de Dvorak.

Dolor de cabeza: Sueño de Amor de Listz; Serenata de Schubert; Himno al Sol de Rimsky- Kosakov.

Energéticas: La Suite Karalia de Sibelius; Serenata de Cuerdas (op.48) de Tchaikovsky.

Hipertensión: Las cuatro estaciones de Vivaldi y Serenata Nro 13 en Sol Mayor de Mozart.

Insomnio: Nocturnos de Chopin (op.9 nro 3 – op.15 Nro 22 – op. 32 Nro 1 – op.62 Nro 1) ; Preludio para la fiesta de un fauno de Debussy; Canon en Re de Pachlebel.

Ciudadana y periodista a tiempo completo.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Canal telegram

Facebook