Connect with us

Salud y Bienestar

Experimentos caseros y fáciles para divertir a los niños

La ciencia simple y divertida se convierte en magia, porque estimular la creatividad e inteligencia nunca será un tiempo perdido.

Publicado

el

experimentos caseros y fáciles
Pixabay

En esta época de tecnología, video juegos y redes sociales las actividades manuales quedaron relegadas. Sin embargo, algunos experimentos caseros y fáciles para divertir a los niños pueden despertar su curiosidad.

Es fácil demostrar que la ciencia puede ser divertida. Prueba de ellos son los numerosos experimentos que se pueden hacer en casa, para aprender las propiedades de los materiales y entretenerse creando.

La ciencia simple y divertida se convierte en magia con diversos experimentos caseros y fáciles para niños. Estimular su creatividad e inteligencia nunca será un tiempo perdido.

Experimentos caseros y fáciles para niños pequeños

experimentos caseros y fáciles
(Fotos: Pixabay)

Limonada mágica

Será toda una sorpresa cuando cambie el color de la limonada con una sencilla reacción química que transforma el violeta en rosa.

Materiales

  • Agua
  • Jarra de cristal
  • Miel o azúcar
  • Zumo limón
  • Flores comestibles violetas

Pasos

  • Infusionar las flores violetas en agua caliente hasta que dejen su color en el líquido.
  • En la jarra de vidrio añadir el agua violeta con la cantidad de miel o azúcar.
  • Aparte exprimir un limón y reservar.
  • Verter en el agua coloreada el zumo de limón y mezclar hasta que el violeta se transforme en rosa.

Explicación

El ácido del limón hace que el violeta se aclare hasta convertirse en rosa. Una alternativa muy fácil para hacer una bebida refrescante, saludable y mágica.

Tinta invisible

Un truco clásico pero que no pasa de moda. Crear mensajes secretos que solo los mejores investigadores podrán resolver. A los niños les sorprenderá saber cómo algunos alimentos permiten crear tinta mágica.

Material

  • Pincel o bastoncillo de algodón
  • Papel blanco
  • Limón
  • Agua

Pasos

  • Exprimir el zumo de limón en un recipiente y añadir una cucharada de agua.
  • Mezclar y, con la ayuda de un bastoncillo o pincel, escribir un mensaje en el papel.
  • Deja secar.
  • Poner una vela debajo y se podrá leer el mensaje.

Explicación

El zumo de limón se oxida y se pone de color marrón cuando se calienta, por eso se puede leer el mensaje. Funciona igual con zumo de naranja, miel diluida en agua, leche y vinagre.

Volcán de espuma

Lograr que la espuma del jabón se convierta en lava y salga de un frasco es uno de los experimentos caseros y fáciles que mezclan el vinagre y el bicarbonato.

Materiales

  • Frasco de vidrio
  • Jabón de platos
  • Vinagre
  • Bicarbonato
  • Colorantes alimentario
  • Bandeja

Pasos

  • Llenar un cuarto del recipiente con vinagre.
  • Añadir unas gotas de colorante.
  • Poner un chorrito de jabón de vajilla y remover.
  • Agregar una cucharada de bicarbonato.
  • Coloca el recipiente sobre una bandeja y espera a ver como el volcán casero entra en erupción.

Explicación

El vinagre y el bicarbonato juntos provocan una reacción química que ocasiona una erupción que hará que el jabón empiece a liberar espuma y crezca hasta salir de su recipiente.

Hielo brillante

Otro de los experimentos caseros y fáciles que unen la ciencia, la actividad sensorial y la creatividad al tener que manipular el hielo para conseguir el resultado deseado.

Material

  • Aceite de bebé o vegetal
  • Bandeja de cubitos de hielo
  • Agua
  • Pintura fluorescente
  • Luz negra

Pasos

  • Poner una pequeña cantidad de pintura fluorescente en la bandeja para cubitos.
  • Cubrir con agua caliente, remover y llevar al congelador.
  • Colocar en una bandeja el aceite de bebé o vegetal.
  • Saca los hielos y colócalos sobre la bandeja.
  • Utiliza una luz negra y deja que los niños jueguen con los hielos hasta que empiecen a deshacerse.

Explicación

El hielo, a medida que se derrita, irá dejando gotas de agua con las que los niños podrán dibujar formas en la bandeja, ya que al tener diferente densidad, ambos líquidos no se unirán.

Otros experimentos caseros y fáciles para todos

experimentos caseros y fáciles

Lámpara de lava con leche

Tener una lámpara de lava estuvo muy de moda hace unas décadas. Ahora con un experimento basado en leche muy sencillo se puede evocar ese artefacto decorativo.

Material

  • Una botella o recipiente largo
  • Pastillas efervescentes
  • Leche
  • Aceite vegetal
  • Una linterna

Pasos

  • Verter 200 mililitros de leche en la botella
  • Agregar entre 50 a 100 ml de aceite.
  • Se apreciará una gran división entre la leche y el aceite, por lo que se debe esperar un par de minutos para que ambos líquidos se mezclen un poco.
  • Colocar la linterna encendida debajo de la botella.
  • Añadir al envase la pastilla efervescente.
  • Los líquidos comenzarán a moverse dentro de la botella formando burbujas, convirtiéndose así en una lámpara de lava.

Batería hecha con limones

Obtener una pila o batería con un producto tan común como es el limón es realmente sencillo. Con materiales que suelen estar en casa será suficiente.

Material

  • Un limón
  • Un tornillo
  • Una moneda de cobre

Pasos

  • Hacer dos cortes a la pieza de fruta.
  • En un corte introducir el tornillo y en el otro la moneda de cobre.
  • Se le conectan cables pelados enlazados a un objeto electrónico y se encenderá.

Esto ocurre porque el tornillo cede electrones a la moneda de cobre y genera una pequeña corriente eléctrica.

Huevos saltarines irrompibles

Es uno de los experimentos caseros y fáciles que encantará a los más pequeños, pero que también puede sorprender a toda la familia

Material

  • Un huevo
  • Vinagre

Pasos

  • Sumergir el huevo en vinagre, totalmente cubierto, durante 48 horas.
  • Al sacarlo, el huevo habrá cambiado su composición y rebotará como una auténtica bola saltarina.

Arcoíris líquido

Otro experimento visual que también encantará a los niños es el arcoíris líquido. Para hacerlo se necesitan varios elementos que usualmente se consiguen en casa.

Material

  • Una botella de cristal
  • Miel
  • Jabón líquido verde
  • Aceite
  • Agua
  • Alcohol
  • Colorante
  • Un gotero

Pasos

  • Verter la miel en el tarro sin que toque los lados.
  • Añadir el jabón líquido.
  • Mesclar agua con los colorantes azul o morado.
  • Verter por encima con cuidado de no rozar los lados del recipiente.
  • Disolver colorante rojo con alcohol y añadirlo al bote con un gotero para que se escurra por el interior.
  • Así se obtiene una mezcla de colores a la que, si se le añade una bombilla,  también puede servir como una bonita lámpara.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending