Connect with us

Entretenimiento

Gillette lanza una nueva campaña y crea polémica entre sus consumidores

La marca de afeitadoras decide promover un mensaje totalmente diferente al de cualquier marca dirigida para hombres. Esta habla sobre dejar atrás situaciones como el machismo, el acoso callejero y el bullying.

Publicado

el

Gillete

Gillette busca diferenciarse a través de un nuevo mensaje que haga conciencia sobre la «masculinidad tóxica». El spot motiva a sus clientes a ser mejores hombres dando un ejemplo a los niños. Además, cambia su slogan de: «Lo mejor que el hombre puede tener» a «Sé el mejor hombre que puedas ser».

La marca se une al movimiento #MeToo y hace un llamado sobre la «masculinidad tóxica» un término adjudicado a la costumbre que tiene la sociedad de idealizar ciertos estereotipos considerados masculinos como no mostrar tus sentimientos o tener muchas mujeres.

«Lo mejor que un hombre puede tener, solamente se logra retándonos a nosotros mismos para estar más cerca de nuestra mejor versión» reza el final del video.

Dicha campaña creó un sinfín de comentarios (en su mayoría negativos) acerca del mensaje que da el spot publicitario hacia los hombres. Hasta ahora el video en su plataforma de Youtube cuenta con más de 428 mil dislikes en contra de 133 mil likes.

Entre los comentarios se pueden leer personas anunciando que nunca más volverán a comprar una afeitadora de Gillette o cualquier otro producto subsidiado por el P&G.

Unos de los principales retractores fue Piers Morgan, quien es popular en redes sociales por sus comentarios radicales y conservadores.

A pesar de lo malos comentarios, también estuvieron aquellos que defendieron el comercial.

El anuncio de Gillette ¿Una mala decisión publicitaria?

El comercial fue dirigido por la publicista Kim Gerigh quien ha trabajado en otros spots feministas como This Girl Can. Esta vez trabaja por primera vez para la empresa P&G para la marca Gillette, rompiendo totalmente los esquemas de campañas anteriores.

No obstante, no es la primera vez que la empresa decide transmitir un mensaje progresista o liberal. Ya con Dove se habían hecho unos anuncios publicitarios apoyando al movimiento Body Positive. No obstante, esta campaña no tuvo tantos dislikes como la de Gillete.

Sin duda que es arriesgado cuando una marca dirigida a un sector masculino haga un comercial sobre el acoso sexual y el bullying. El riesgo parece ser mucho porque dejó a la mayoría de su público masculino insatisfecho y ofendido con el mensaje.

Cabe destacar que las reacciones más negativas provienen de figuras conservadoras, quienes rechazan el término de «masculinidad tóxica».

Esto nos deja con dos preguntas ¿Será el comercial de Gillette demasiado avanzado para nuestro tiempo? ¿Como afectará a la facturación de P&G? Habrá que esperar para saberlo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending