Connect with us

Salud y Bienestar

Infusiones para bajar la tensión alta de manera natural

La presión arterial se puede regular y mejorar, sobre todo siguiendo hábitos de vida saludables.

Publicado

el

Infusiones para bajar la tensión 3
Pixabay

La hipertensión es un problema cardiovascular que afecta a miles de personas en el mundo. Es una afección que debe ser tratada por un especialista, sin embargo, como coadyuvante de los fármacos se pueden tomar infusiones para bajar la tensión.

La presión arterial elevada elevar el riesgo de padecer enfermedades que podrían ser mortales. Pero esta enfermedad se puede regular y mejorar, sobre todo siguiendo hábitos de vida saludables.

La hipertensión se produce cuando las arterias se estrechan. Como consecuencia, la sangre debe ejercer más presión de lo habitual para fluir.

Este esfuerzo de más genera mayor esfuerzo en el corazón, por lo que puede debilitarse y afectar a las funciones de ciertos órganos como los riñones, el cerebro y el páncreas.

Qué es la tensión arterial alta o hipertensión

La hipertensión arterial es una patología crónica en la que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos.

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos al ser bombeada por el corazón. Cuanta más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear.

Una de las características de esta enfermedad es que no presenta síntomas claros. Además, las manifestaciones pueden tardar mucho tiempo en aparecer.

La tensión alta puede ser una consecuencia de los malos hábitos de alimentación, sobrepeso, sedentarismo, tabaquismo y consumo de alcohol. Cuando no se controla de forma correcta, aumenta la posibilidad de sufrir infartos, derrames cerebrales y otros trastornos graves.

Las maneras naturales para bajar la tensión arterial son:

  • Reducir el exceso de peso corporal, sobre todo de la cintura.
  • Realizar actividad física de forma regular.
  • Seguir una alimentación sana y equilibrada.
  • Limitar el consumo de sodio en la dieta.
  • Evitar la ingesta de alcohol.
  • Dejar de fumar.
  • Disminuir el consumo de cafeína.
  • Intentar controlar el estrés.
  • Consulta al médico ante los primeros síntomas.

Infusiones para bajar la tensión alta

Infusiones para bajar la tensión 2
(Fotos: Pixabay)

Una vez que se realiza el diagnostico de hipertensión, el especialista define cuales son los fármacos que el paciente debe tomar. Los remedios caseros y los mejores hábitos de vida pueden aliviar el cuadro clínico, pero nunca reemplazan a los medicamentos.

Gracias a las propiedades de algunas plantas medicinales, se pueden elaborar infusiones para bajar la tensión y ayudar a estabilizarla:

Infusión de apio

Los compuestos antioxidantes y fitoquímicos del apio son excelentes para controlar y bajar la tensión arterial. Estas sustancias son antiinflamatorias y también controlan la retención de líquidos.

Para preparar la infusión se pone a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, se añaden 20 gramos de apio. Dejar reposar durante 15 minutos, colar y tomar una taza todos los días.

Infusión de lavanda

Esta planta tiene propiedades sedantes que, además de calmar el estrés, es idónea para bajar la tensión arterial, sobre todo si es debida a problemas nerviosos.

Para prepararla se calientan 250 ml de agua y se añade una cucharadita de lavanda cuando rompa a hervir. Deja reposar entre 15 y 20 minutos, colarla y tomar una taza al día como mínimo tres veces por semana.

Infusión de orégano

El orégano tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas que contribuyen a aliviar la presión arterial alta. Sus compuestos activos, sobre todo el carvacrol, ayudan a limpiar las arterias para evitar problemas circulatorios.

Hervir una taza de agua y añadir cuando llegue a ebullición una cucharadita de orégano. Deja reposar 15 minutos, colar y toma una taza a media mañana, como mínimo, tres veces a la semana.

Cola de caballo

Otra de las infusiones para bajar la tensión arterial es la cola de caballo. Esta planta cuenta con propiedades diuréticas y antioxidantes que ayudan a eliminar los líquidos acumulados.

Solo poner a hervir una taza de agua y agregar una cucharada de cola de caballo cuando comience a hervir. Deja reposar entre 10 y 15 minutos, colar y tomar en ayunas durante mínimo dos semanas.

Infusión de diente de león

Es una planta con propiedades diuréticas. Sus antioxidantes y minerales ayudan a proteger los tejidos inflamados, estimulando la circulación sanguínea.

Para prepararla, hervir una taza de agua con una cucharada de diente de león y deja cocer a fuego lento durante tres minutos. Deja reposar y colar antes de beber una vez al día durante tres semanas como mínimo.

Valeriana

La valeriana es una hierba con propiedades sedantes y antiinflamatorias. Es un tranquilizante natural que puede reducir el dolor muscular, la depresión y el insomnio.

Además, es uno de los remedios caseros para bajar la tensión y normalizar los lípidos de la sangre más eficaces. Puedes tomarla tanto en infusión como en extracto.

Otros tés e infusiones para bajar la tensión alta

Infusiones para bajar la tensión 1
  • Pasiflora. Sus flores tienen propiedades sedantes, relajantes y ansiolíticas que pueden contribuir a reducir las subidas de tensión, especialmente en casos de estrés. Se prepara en decocción, una cucharadita por vaso de agua, y se toma de una a tres veces al día, con un poco de miel y limón.
  • Espino blanco. Es el remedio natural más empleado para reducir la hipertensión. Sus flavonoides relajan y protegen las paredes arteriales. Se aconseja en decocción, tres diarias, o en extracto, de 300 a 900 mg.
  • Olivo, Los principios activos de sus hojas dilatan las arterias, ayudando a bajar la presión sanguínea. Tiene, además, un suave efecto depurativo sobre hígado y riñones. Se recomienda en extracto seco de 500 a 1.500 mg al día, repartido entre una y tres tomas.
  • Té verde. La teína que contiene es vasoconstrictora, ayudando así a elevar la presión. Se debe tomar en infusión con miel y limón, entre una y tres veces diarias.
  • Ajo. Sus componentes azufrados tienen numerosos efectos cardioprotectores. Puede ayudar a reducir la hipertensión arterial, la viscosidad de la sangre y la formación de coágulos sanguíneos.
  • Se emplea en extractos para concentrar sus principios activos beneficiosos, como la alicina entre otros. Se utilizan de 1.000 a 2.000 mg de extracto al día, en perlas de aceite o extracto seco, repartido en una o dos tomas.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending