Connect with us

Salud y Bienestar

La importancia de la carne de calidad en nuestra dieta

Publicado

el

receta asado principal

Cuando piensas en una alimentación saludable es común creer que basta consumir alimentos “saludables” para obtener resultados saludables.

Sin embargo, la mayoría de los nutricionistas difieren de esta premisa, recordando que no basta con comer productos o comida etiquetada como “saludable”, sin antes corroborar con criterio nutricional, que realmente lo sean.

En el caso de las carnes y productos magros. Debes tener en cuenta algunos criterios nutricionales y de calidad que no debes dejar pasar antes de consumirlas. Incluso si salen de cocinas familiares para ti o de un restaurant.

Características de una carne de calidad

Resulta conveniente enfatizar que calidad y precio nunca han sido sinónimos. De hecho, son muchos los comercios que tienden a engrosar el precio de los productos de peor calidad, haciéndolos pasar por mejores.

En este sentido, mientras que es fácil identificar frutas y hortalizas en buen estado, resulta más complicado identificar una carne de calidad, sea esta de vacuno, cerdo, cordero o ave.

Puesto que la carne es una de las principales fuentes de proteína, debido a su alto contenido de aminados que favorecen la asimilación proteica, resulta preciso aprender a reconocer si la carne que se compra o consume es realmente de buena calidad.

El tipo de corte

Una carne de buena calidad deberá lucir uniforme a lo largo del corte, del mismo modo que deberá incluir veteados, que son los que garantizan la jugosidad y el sabor.

Olor suave apenas perceptile

El olor de la carne fresca es débil, por lo que en caso de oler fuerte significará que procede de animales mayores o que ha estado en refrigeración por excesivo tiempo.

La consistencia

La consistencia de una carne de calidad ha de estar firme, no blanda o gelatinosa.

Ha de estar húmeda, ya que eso es un indicador de frescura, pero no empapada, ya que eso implica que la pieza de carne sufrió oscilaciones de temperatura, la cual suele ser una de las principales causas de desarrollo de microorganismos.

Debe ser tierna, ya que en caso contrario es que el animal de procedencia era mayor.

De hecho, una de las técnicas más comunes para aumentar la ternura y el sabor es el envejecimiento post-mortem en almacenes de refrigeración, por lo que toda carne que no cumpla con esas características es de origen cuestionable.

Identificar productos de calidad en restaurantes

Cómo saber si la carne es de calidad en restaurantes

Al acudir a un restaurante o en el supuesto de pedir a domicilio, es común tener perspicacia con la calidad y procedencia del pedido.

En el caso de un pedido a la carta en restaurantes, debes considera aptos estos tres factores: (1) olor, (2) textura y (3) sabor, en cualquier plato servido.

El olor de una carne de buena calidad es consistente pero sutil. Es muy difícil solapar el olor caracteristico de una carne de baja calidad con el olor de otros ingredientes.

En cuanto a la textura, una carne de buena calidad no estará ni excesivamente dura ni excesivamente blanda, teniendo el punto justo para deshacerse bien en la boca. Una carne magra de buena calidad no tendrá exceso de grasa ni de tendones.

Ten preferencia por restaurantes, empresas de muchas franquicias, con políticas y procesos de calidad que den garantía en la preparación de productos magros.

Finalmente, el sabor base deberá ser suave, distinguiéndose los matices y contrastes propios de los condimentos.

En caso de degustar un sabor fuerte no proveniente de los condimentos cuestione de inmediato el mal estado de la carne desde el primer bocado.


Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending