Connect with us

Entretenimiento

La Mona Lisa: Que hablen bien o mal pero que hablen

Publicado

el

Nunca una mujer fue objeto de tantas especulaciones, de tanta admiración y de tanto estudio; y aunque ya no es una jovencita, en sus 516 años la Mona Lisa sigue siendo objeto de culto y despertando pasiones.

Bien conservada como está en el Museo de Louvre, en París, famosa por su enigmática sonrisa y el efecto que su creador, Leonardo Da Vinci, obtuvo con su mirada, esta obra pictórica es una de las más famosas en la historia de la humanidad.


Una asociación del Museo de Louvre y HTC brinda la posibilidad de observar a la Mona Lisa en realidad virtual, tan cerca que casi puedas tocarla

La tecnología y la ciencia no son inmunes a sus encantos, sin obviar que esta pintura renacentista ha logrado calar tan hondo que es una de las musas permanentes de la cultura pop.


Mural en la Universidad de Tecnología de Kaunas, en Lituania

Acá algunos ejemplos.

¿Qué tienen en común Súper Mario y La Mona Lisa?

La Gioconda, otro nombre que recibe la emblemática obra, ha sido versionada en incontables oportunidades. La más reciente merece ser destacada por su originalidad y la complejidad con la que fue concebida.

Un fan de Nintendo llamado Listix, recreó a La Mona Lisa utilizando sprites de Super Mario Maker 2.

Con el leguaje de programación Phython 3, Listix  creó un programa que desarrolla imágenes complejas mediante piezas de Super Mario World presentes en Super Mario Maker 2.

El usuario explicó que a pesar de lo complicado que ha sido realizar esta recreación, ha sido un trabajo muy gratificante.

La imagen final tiene una resolución de 8000 x 11900 píxeles y ha sorprendido por su fidelidad con la obra original del pintor Leonardo Da Vinci.

Científicos dicen que su tiroides no andaba bien…

Aunque resulte increíble, destacados médicos han dedicado tiempo y conocimientos al servicio de la salud de La Mona Lisa.

Según científicos estadounidenses, los labios y la peculiar sonrisa de la mujer retratada por Da Vinci hacen presumir que su glándula tiroides estaba poco activa.

Mandeep Mehra, profesor de la Universidad de Harvard y director médico del Centro vascular y del corazón de Brigham, explicó que la inclinación de su boca, el cuello hinchado y la línea del cabello son evidencias notorias sobre esta condición.

“La dieta de los italianos, durante el renacimiento, era escasa en iodo”, explicó Mehra, “por eso era habitual desarrollar hipotiroidismo, como se ve en muchas pinturas y esculturas de la época”.

Por otro lado, Mehra admitió que la apariencia de La Mona Lisa podría deberse simplemente al uso del sfumato por parte del artista Leonardo da Vinci. Esta técnica es un efecto vaporoso que se obtiene por la superposición de varias capas de pintura extremadamente delicadas, proporcionando a la composición unos contornos imprecisos, así como un aspecto de vaguedad y lejanía.

El efecto Mona Lisa

Muchos aseguran, al observar la obra, que la mirada de La Mona Lisa les sigue sin importar en qué lugar de la sala se encuentren. Estudios recientes desmienten esta posibilidad.

Haciendo referencia a esta ilusión óptica se acuñó el nombre de ‘efecto Mona Lisa‘, para referirse a la percepción de que la persona retratada en un cuadro siempre te mira directamente.

Científicos de la Universidad de Bielefeld (Alemania) afirman que si hay una pintura que definitivamente no demuestra ‘el efecto Mona Lisa’ es, precisamente, la propia Mona Lisa. De hecho, parece que la mujer en realidad está mirando alrededor de 15 grados a la derecha del espectador, a su oreja o por encima de su hombro.

Los investigadores pidieron a 24 personas evaluar la mirada de la Mona Lisa. En lugar de simplemente preguntar a cada participante si sentía que la dama en cuestión le estaba mirando, le mostraron la pintura en una pantalla de ordenador pidiendo medir la dirección de la mirada con una regla de carpintero de dos metros colocada horizontalmente entre ellos y la pantalla. Para hacer el experimento más exacto, también movían a la Mona Lisa 3,4 cm a la izquierda y a la derecha.

De acuerdo al concepto inicial del efecto Mona Lisa, el sujeto de una imagen parecerá estar mirando a su espectador si su mirada está dentro de los 5 grados a la izquierda o a la derecha. La mirada de la propia Mona Lisa, sin embargo, tiene un ángulo promedio de 15,4 grados a la derecha. O sea, no está mirando a sus espectadores.

«No hay duda de la existencia del efecto Mona Lisa«, concluyeron Gernot Horstmann y Sebastian Loth, los autores del estudio. «Simplemente no ocurre con la propia Mona Lisa».

¡Y canta trap!

Un vídeo musical estilo trap —una mezcla entre hip hop y música electrónica- creado por Playground Fire, arroja luz sobre la personalidad de la Gioconda y su relación con… el David de Miguel Ángel.

En este singular vídeo, la mítica Mona Lisa y su ‘rival’, el David, protagonizan una insólita discusión.

Ciudadana y periodista a tiempo completo.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Canal telegram

Facebook