Connect with us

Salud y Bienestar

Labios quemados por el frío, cómo sanarlos rápidamente

El clima contribuye a que esta piel pierda sus lubricantes naturales, sobre todo cuando el organismo está deshidratado.

Publicado

el

Labios quemados por el frío 2
Pixabay

Los labios quemados por el frío son una dolorosa molestia. Tanto que, si no se tratan a tiempo, las grietas pueden llegar a sangrar y llenarse de bacterias que afectan la salud bucal.

La piel de los labios es muy sensible y siempre está expuesta. El clima frío contribuye a que pierda sus lubricantes naturales, sobre todo cuando el organismo está deshidratado o tiene baja producción sebácea.

Además, algunos tratamientos anti acné provocan efectos secundarios sobre la piel, como la deshidratación. Estas pastillas que reducen y eliminan los granitos de la piel, pueden dejar los labios más secos, irritados y descamados.

También algunos tipos de maquillaje puede resecar los labios. Sin embargo, los expertos aseguran que en la mayoría de los casos esa resequedad responde a problemas orgánicos, aún ante los extremos ambientales.

La primera recomendación es beber mucha agua y llevar una dieta equilibrada en nutrientes. Pero para quienes los labios quemados por el frío son un verdadero problema estacional, existen diversos remedios caseros fáciles y económicos.

Cómo hidratar los labios quemados por el frío

Antes de exponer algunos remedios caseros para los labios quemados, es importante conocer algunos factores que pueden ayudar a evitar que se deshidraten y se quemen.

Hidratación

Es vital hacerlo tanto por dentro como por fuera y beber agua para mantener hidratada toda la piel. Los expertos recomiendan ingerir entre dos y dos litros y medio al día.

Evita pasar la lengua

Cuando los labios están resecos se debe evitar humedecerlos en la superficie con la lengua, con eso solo se consigue que el proceso de resequedad se acelere.

Aplicar vaselina o cacao

Tener a mano vaselina o manteca de cacao es una opción recomendable, para reducir las probabilidades de sufrir quemazón.

Remedios caseros para los labios quemados por el frío

Labios quemados por el frío 1
Se recomienda no jalar la piel descamada de los labios, pues se empeora el problema.

Aloe vera

El aloe vera es uno de los tratamientos naturales más eficaces para curar los labios quemados por el frío. Cuenta con propiedades hidratantes y lubricantes naturales además que sus nutrientes les aportan suavidad y vitalidad.

Ingredientes

  • 1 hoja de aloe vera.

Modo de aplicación

  • Corta la hoja de aloe vera por la mitad y extraer todo el gel.
  • Guárdalo en un recipiente en el congelador durante unos minutos para maximizar el efecto de enfriamiento.
  • Aplicarlo con el dedo anular sobre los labios y dejar que actúe hasta que se seque.

Compresas frías

Aplicar compresas frías es uno de los remedios más fáciles. Mientras los labios están quemados necesitan temperaturas bajas que los alivien y ayuden a cicatrizar con total rapidez.

Ingredientes

  • Hielo.
  • Media taza de agua (125 ml).

Utensilios

  • Un recipiente adecuado.
  • Una toalla pequeña.

Modo de aplicación

  • Añade el agua y los cubitos de hielo en un recipiente, sumerge la toalla y deja que se enfríe bien.
  • A continuación, retira la toalla, exprímela y colócala directamente sobre los labios.
  • Mantenla en ellos hasta que alcance temperatura ambiente.
  • Repítelo dos veces por semana. Pasado un mes empezarás a notar la suavidad de los labios.

Tomate

El licopeno del tomate ayuda a curar labios quemados, ya que aporta frescura y vitalidad. Gracias a este nutriente se conserva la textura sana de los labios.

Ingredientes

  • 250 ml de zumo de tomate.
  • 125 ml de suero.

Modo de aplicación

  • Mezcla ambos ingredientes y aplica esta mezcla directamente sobre los labios quemados.
  • Déjala actuar durante 30 minutos.
  • Retira con agua fría.
  • Repite el tratamiento tres veces por semana para ver cambios notables.

Manzanilla

La manzanilla es una de las hierbas con excelentes propiedades curativas y sedantes. Además posee un olor suave y restaura la piel delgada de la zona.

Ingredientes

  • Agua.
  • Dos bolsas de té de manzanilla.

Modo de aplicación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade las dos bolsitas de manzanilla.
  • Retira del fuego la infusión y deja reposar hasta que alcance una temperatura ambiente.
  • A continuación, guárdalo en la nevera y deja que se enfríe durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, aplícalo sobre los labios quemados con ayuda de un algodón.
  • Deja que actúe durante 15 minutos y repite el procedimiento.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending