Connect with us

Bios

Lady Diana, la otra cara de los cuentos de princesas

La gran historia de amor del siglo XX, que se reseñó durante años como “el último cuento de hadas”, duró apenas 16 años.

Publicado

el

Lady Diana
Agencias

Su boda fue uno de los primeros atisbos que tuvo el mundo sobre los cuentos de hadas que se hacen realidad. Sin embargo, la vida de Lady Diana también reveló el rostro duro y amargo de las historias de princesas.

La gran historia de amor del siglo XX, que se reseñó durante años como “el último cuento de hadas”, duró apenas 16 años. Del 29 de julio de 1981, día de la boda en la Catedral de San Pablo, Londres, hasta la noche del 31 de agosto de 1997, cuando Diana falleció en un accidente en el túnel del Puente del Alma, París.

Diana Frances Spencer nació en Sandringham, Inglaterra, el 1 de julio de 1961. La tercera y última hija de John Spencer, octavo conde de Althorp.

Diana conoció a Charles Philip Arthur George Windsor, príncipe de Gales, en una discoteca. Ella tenía 16 años, estudiaba y vivía en un internado de Suiza. Él tenía 29 años, noble, hijo de Isabel II, heredero del trono y hacía cierta la leyenda del Príncipe Azul.

Sin embargo, la inocente Diana ignoraba el verdadero, fogoso y clandestino amor que lo unía a Camilla Parker-Bowles. Un año menor que Carlos, era la única mujer que le movía el piso al príncipe.

El oscuro cuento de hadas de Lady Diana

diana de gales 2
(Fotos: Agencias)

Diana y Carlos mantuvieron un noviazgo intermitente. Pero Felipe de Mountbatten, padre de Carlos, comenzó a presionarlo una vez que el príncipe cumplió 30 años, porque era imperativo que se casara.

Así, el 29 de julio de 1981, Carlos y Diana se casaron en la Catedral de San Pablo, ante el obispo de Canterbury y 700 millones de personas que presenciaron el enlace frente al televisor.

El 21 de junio de 1982 nació su primogénito, el príncipe William, y el 15 de septiembre de 1984 el príncipe Harry. Parecían la pareja perfecta, el matrimonio de cuento de hadas, pero las infidelidades empañaron la historia.

Carlos retorno, o tal vez nunca abandono, los brazos de Camilla. Tal como lo confesó Lady Diana en 1995 ante los micrófonos de la BBC: “Éramos un matrimonio de tres”.

Ante el amorío de su esposo y la soledad, Lady Diana empezó a abusar de psicofármacos y se arrojó en brazos del joven mayor del ejército James Hewitt, su instructor de equitación.

Una relación que perduró desde 1987 hasta 1992 y de la que el jinete sacó provecho al escribir el libro de memorias J. Hewitt y Diana de Gales: Nuestro amor prohibido.

En búsqueda del verdader amor

diana de gales 3

James Hewitt fue el primero de una larga y desesperada búsqueda del amor. Según el famoso RR.PP Max Clifford, “su verdadero amor fue el cardiólogo pakistaní Hasnat Khan, quién vivió en Londres.

La historia empezó en 1995, cuando la princesa ya se había separado de Carlos, de quien se divorció legalmente el 28 de agosto de 1996. Hasnat y Diana se conocieron durante las visitas de ella al hospital Royal Brompton para confortar a los enfermos”.

Según cuentan, Khan renunció a ella porque no soportaba su fama y la presión de los medios. Desde entonces, sus amantes ciertos o falsos, probados o inventados por la prensa fueron el tema preferido de los tabloides británicos.

Primero fue el cantante Bryan Adams, que le dedicó el tema Diana. Luego, su guardaespaldas Barry Mannakke, transferido a otro cargo y muerto en un accidente de moto en 1987.

Más tarde, James Gilbey, su chofer, con el que Diana mantenía apasionadas charlas telefónicas. Llegó el turno para el romance más esperado con John-John Kennedy, hijo del presidente asesinado.

Según Simone Simmons, íntima amiga, en su libro Diana: la última palabra, cuenta que se encontraron en Nueva York en 1995. Él quería entrevistarla para su lujosa revista George, y aunque se negó, lo recibió en su suite.

El último con quien Diana soñó un futuro fue el millonario egipcio Dodi Al-Fayed. Muchos plantearon que en vez de amor era venganza, porque a Diana le encantaba que la familia real odiara esa relación.

Otros, sin embargo, aseguran que en él había encontrado un hombre con el que sentía feliz.

El último romance de Lady Diana

La princesa de Gales y el heredero del imperio Harrods, hijo del multimillonario Mohamed al Fayed, se conocieron en 1986 en un partido de polo. Pasaron 10 años y en 1997, ella tenía 36 años y él 42, hubo un reencuentro definitivo.

Pero llegó la noche del 31 de agosto de ese mismo 1997. La pareja salió del mítico hotel Ritz de París, que había pasado a manos del padre de Dodi, y subieron al Mercedes Benz S-80 para huir de los paparazis.

El chofer, Henri Paul, clavó el acelerador contra el piso. Los fotógrafos los siguieron en autos y motos. Una carrera tan loca como incomprensible que terminó contra un paredón del túnel del Puente del Alma.

Dodi y el chofer murieron en el mismo instante. Diana, destrozada, falleció más tarde, en el hospital Pitié Salpetriere.

Si esa noche fatal, Diana y Dodi hubieran posado para los fotógrafos unos minutos en lugar de escapar como delincuentes, no los hubieran perseguido: ya tenían lo que buscaban.

Lady Diana: La princesa del pueblo

Diana de Gales

Mientras Londres lloraba en uno de los funerales más impresionante de la historia y las flores llevadas por el pueblo cubrían kilómetros, la Casa Real calló.

Sin embargo, tanta fue la presión, que los consejeros de la reina Isabel II la impulsaron a emitir un comunicado, que llegó cuatro días después y que no estuvo a la altura del amor y la admiración que recibió la princesa.

Luego, siete años más tarde la reina Isabel la reivindicó durante la inauguración de una fuente pública de cinco millones de euros. “La princesa fue un ser humano excepcional”.

La reina no desaprovechó la ocasión para recordar que hubo momentos difíciles, pero las heridas remiten con el tiempo. Recuerdo especialmente la felicidad que ella les dio a mis dos nietos”.

Lentamente se aplacó la teoría del complot de la Corona para asesinarla y en 2005, Carlos y Camilla se casaron.

Sin embargo la vida de Lady Diana, su recuerdo, sigue vivo. Esa historia dulce y amarga sobre un cuento de princesas que ya ha inspirado ocho libros y cuatro documentales.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending