Connect with us

Salud y Bienestar

Laxante casero rápido y efectivo contra el estreñimiento

Frutos como la ciruela, algunos jugos y licuados y el té de manzanilla, así como una amplia variedad de alimentos y remedios naturales, resultan altamente beneficiosos contra la constipación.

Publicado

el

laxante casero
Agencias

El estreñimiento constituye un trastorno muy común y bastante incómodo que puede solucionarse de manera rápida y natural con un laxante casero.

Puede ser causado por los alimentos que se comen o eviten, el estilo de vida, medicamentos o enfermedades, aunque también existe el de tipo crónico de causa desconocida.

A la evacuación menor de tres veces por semana o tener dificultades para hacerlo se suman la incomodidad al ir al baño, distensión abdominal y dolor por las heces duras, secas y difíciles de expulsar.

El estreñimiento puede tener un efecto negativo grave en la calidad de vida, al igual que en tu salud física y mental.

Y la mejor indicación para quien padece de estreñimiento es recurrir a un laxante casero para facilitar la defecación.

Se trata de alimentos que solventan y previenen la constipación porque mejoran el tránsito intestinal debido a su elevado contenido de fibra y agua.

Tienen, además, la ventaja de no perjudicar la flora intestinal y no hacer que el organismo se acostumbre a ellos, como los medicados. Tampoco irritan el intestino.

Las ciruelas como laxante casero

laxante casero
Se recomienda comer siete ciruelas medianas al día para combatir el estreñimiento. (Internet)

Un laxante casero recomendado con frecuencia y a la mano como un remedio natural para el estreñimiento es la ciruela y su jugo.

Además de la fibra, esta fruta contiene sorbitol, un polialcohol que tiene un efecto laxante.

La dosis efectiva se considera de aproximadamente 50 gramos dos veces al día, lo que equivale a, aproximadamente, siete ciruelas medianas.

También se recomienda consumir las ciruelas con miel para potencia su efecto contra la constipación.

Se colocan seis ciruelas en una olla con una taza y media de agua hirviendo. Se cubre y deja en remojo durante toda la noche.

Por la mañana, se cuela, se agrega una cucharada de miel y se bebe. Y las ciruelas pueden comerse a lo largo del día.

El jugo de uva con linaza

Otro laxante casero es el jugo de uva con linaza si se toma diariamente en ayunas, aunque se debe disminuir la frecuencia cuando cede el estreñimiento.

Entonces se debe comenzar a tomar un día sí y uno no, o dos veces por semana.

Se baten un vaso de jugo de uva, sin retirar las semillas y una cucharada de linaza, y se bebe se inmediato.

El licuado de manzana y avena es un buen laxante casero

La manzana contiene una sustancia llamada pectina que promueve la motilidad intestinal, ablandar las heces y favorece la expulsión.

Por ello se recomienda comer una fruta sola a media mañana o como postre al día.

Constituye también un laxante casero para limpiar el colon cuando se licua con avena y ciruelas pasas porque añade alimentos ricos en fibra para acelerar la digestión.

Se licuan hasta pulverizar una manzana, cuatro ciruelas pasas, una taza de leche de almendras, tres cucharadas de avena, 1/4 cucharadita de canela en polvo y media taza de hielo.

Este licuado bien puede sustituir al desayuno.

Los jugos de naranja con remolacha y con papaya

La naranja licuada con remolacha o con papaya o lechosa funciona también contra la constipación.

En el caso de la hortaliza, se debe tomar antes de las comidas principales, ya que es rico en fibras que van a promover el movimiento intestinal, facilitando la salida de las heces.

La recomendación es beber 250 ml 20 minutos antes del almuerzo y de la cena durante tres días seguidos.

Y con la fruta puede tomarse en cualquier momento del día, haciendo más efecto cuando se toma en el desayuno.

Para preparar el jugo de naranja con remolacha se rebanar  media hortaliza cruda o cocida y se licua con un vaso de jugo natural de naranja.

El de naranja con remolacha se prepara licuando una taza de jugo de naranja, una rebanada de papaya y tres ciruelas pasas, ambas sin semillas.

El zumo de hinojo contra el estreñimiento

Además de reducir los gases, el hinojo ayuda a digerir mejor los alimentos, por lo que es también un laxante casero muy efectivo contra el estreñimiento.

Puede tomarse en zumo. Para prepararlo se necesita solo triturar en una batidora eléctrica un hinojo, dos manzanas y un puñado de menta.

La manzanilla es un buen laxante casero

Ayuda la manzanilla a aliviar y prevenir el estreñimiento, además de proteger la membrana del intestino, propiciando su buen funcionamiento.

Igualmente, favorece la eliminación de gases, reduce la hinchazón y el dolor abdominal

Si se mezcla el té de esta delicada y aromática planta con un poco de miel el resultado será mucho mejor.

Alimentos que fungen como laxantes

laxante casero
Son varias las frutan que fungen como laxante casero. (Internet)
  • Frutas: ciruela, papaya, kiwi, naranja, mango, higo, aguacate, fresa, mandarina, nueces, ciruelas pasas y las pasas.
  • Vegetales: lechuga, rúcula, berro, col, brócolis, berenjena y calabacín.
  • Legumbres: lenteja, quinoa, garbanzos, frijoles.
  • Cereales: avena, salvado de avena, cebada, centeno, salvado de trigo, maíz.
  • Probióticos como el yogur o el kéfir, que ayudan a mantener la flora intestinal saludable. Conozca más sobre los probióticos.
  • Semillas: chía, girasol, linaza y ajonjolí.
  • Frutos secos: cacahuates, almendras, nueces, avellanas, nuez de Brasil y marañón.
  • Plantas naturales: té de bardana, té de raíz de regaliz, jugo de sábila y té de cáscara sagrada.

Otros remedios naturales contra el estreñimiento

  • El agua. Beber suficiente agua y permanecer hidratado ayuda a evitar el estreñimiento, así como tomar un poco de agua carbonatada  o efervescente es un buen laxante casero para combatirlo, porque hace mover el intestino.
  • Comer fibra. Incrementar el consumo de alimentos ricos en fibra, preferiblemente soluble no fermentable, como psilio, aumenta el volumen y consistencia de las deposiciones, lo que hace más fácil expulsarlas.
  • El ejercicio. La actividad física puede reducir los síntomas del estreñimiento en algunas personas.
  • Beber café descafeinado. El café puede ayudar a aliviar la constipación al estimular los músculos en el intestino. También puede contener pequeñas cantidades de fibra soluble.
  • No aguantarse las ganas. Hay que acudir al baño en cuanto se pueda y cuando se necesite. De lo contrario, el organismo puede dejar de enviar señales en tan solo cuatro o cinco días.
  • Comer sin prisas. Cuanto mejor sean las digestiones, menor será tu estreñimiento. Por eso, lo idea es comer sentado y masticar lentamente cada bocado.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending