Connect with us

Noticias

¿Quién es el venezolano José Gregorio Hernández que va camino a los altares?

La comisión médica del Vaticano aprobó la milagrosa sanación de una niña por la intercesión del Venerable nacido en Isnotú. Murió arrollado en Caracas hace 100 años cuando buscaba medicinas para uno de sus pacientes.

Publicado

el

Inostú
Julio Gutiérrez / Agencias

Venezuela cuenta con tres mujeres beatas, pero a ninguno de sus hombres puede rendírseles aún culto oficial en sus altares católicos. Sus devotos esperan la pronta beatificación del querido médico venezolano José Gregorio Hernández.

 El caso del galeno avanza en la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano, cuya comisión médica aprobó el pasado jueves 9 de enero el más reciente milagro presentado hace un año por la Iglesia venezolana.

Siete de sus colegas italianos, la mayoría de ellos directores de hospitales de Roma, ratificaron por unanimidad que la sanación de una niña, por intercesión del médico venezolano José Gregorio Hernández, no tiene explicación científica.

Sucedió hace casi tres años en un hospital de un estado llanero del país.

Yaxury Solórzono Ortega tenía 10 años cuando fue herida de bala en la cabeza en un atraco para robarle la motocicleta a su padre en el caserío Mangas Coveras, en su natal estado Guárico, el 8 de marzo de 2017.

médico venezolano José Gregorio Hernández
El doctor Hernández nació en Caracas el 26 de octubre de 1864.

El médico venezolano José Gregorio Hernández fue también profesor universitario y científico.

El disparo en la zona tempoparetal derecha la dejó gravemente herida, pero fue cuatro horas después, tras ser llevada por caminos intrincados en el llano y en lancha a través del río, que llegó al centro asistencial más cercano.

El milagro del venezolano José Gregorio Hernández

En el hospital Pablo Acosta Ortiz, en San Fernando de Apure, capital del vecino estado Apure, permaneció 48 horas desangrada y con pérdida de masa encefálica a la espera de una cirugía porque no había neurocirujano.

médico venezolano José Gregorio Hernández
La niña guariqueña Yaxury Solórzano Ortega tenía 10 años cuando ocurrió el milagro.

Finalmente, el 10 de marzo de 2017, Yaxury Solórzano Ortega fue sometida a una intervención quirúrgica de cráneo con pronóstico reservado por el neurocirujano Alexander Krinitzky.

Fue cuando su mamá, Carmen Ortega le suplicó, con mucha fe, al médico venezolano José Gregorio Hernández, la salvación de su hija menor. Es una de sus devotas.

El neurocirujano aseveraba que la menor, si sobrevivía a la cirugía, quedaría con discapacidad lingüística, de memoria y visión causadas por el severo daño cerebral.

Y a finales de mes, la menor fue dada de alta, completamente sana, caminando, hablando y viendo sin dificultad a finales de ese mes, cuando el doctor Krinitzky y los estudios previos diagnosticaban que tendría severas secuelas, en caso de sobrevivir.

Yaxury Solózarno Ortega
El neurocirujano Alexander Krinitzky dirigió el equipo que realizó la cirugía.

El supuesto milagro fue estudiado, durante 24 días, por un tribunal eclesiástico integrado por expertos religiosos, médicos y legales, que recolectó todas las pruebas y testimonios.

Expediente en el Vaticano desde hace un año

El expediente lo presentó, el 18 de enero de 2019, el cardenal Baltazar Porras, administrador de la arquidiócesis de Caracas, junto con la abogado argentina italiana Silvia Correale, postuladora de la causa de beatificación, ante la Santa Sede.

médico venezolano José Gregorio Hernández
El cardenal Porras y la vicepostuladora Correale entregaron el expediente al Vaticano.

Una vez aprobado el milagro del médico venezolano José Gregorio Hernández por la comisión médica del Vaticano, la etapa más difícil del proceso, se espera ahora que supere la exhaustiva evaluación teológica.

Yaxury comenzó a rechazar la intubación y a reaccionar positivamente a todas las pruebas y exámenes a los cuatro días de la operación.

“¡Estamos por muy buen camino! ¡Sigamos orando! ¡Ahora tenemos que superar la consulta teológica y la Plenaria de Cardenales y Obispos que se realizarán en los meses venideros!”, informó monseñor Tulio Ramírez, obispo auxiliar de Caracas y vicepostulador de la causa, el pasado jueves.

El grupo de especialistas en el conocimiento divino deberán determinar si la sanación definitiva de Yaxury Solórzano Ortega ocurrió por la intercesión del Venerable trujillano.

José Gregorio Hernández es Venerable desde 1986

El médico venezolano José Gregorio Hernández fue declarado Venerable por el papa Juan Pablo el 15 de enero de 1986. Nació en el pueblo campesino Isnotú, el 26 de octubre de 1864.

José Gregorio Hernández
Los restos del médico venezolano José Gregorio Hernández reposan en la iglesia La Candelaria, en Caracas.

Murió atropellado, a los 55 años, el 29 de junio de 1919, en Caracas, mientras cruzaba la calle para comprar medicinas para una anciana muy pobre.

Estudió medicina en Caracas y debido a su éxito fue enviado por la Presidencia de la República a estudiar microscopía, histología normal, patología y fisiología experimental en París, en Francia.

Al regresar se desempeñó como profesor en la Universidad Central de Caracas. Después de llevar a su familia a la capital, quiso ser monje de clausura en Italia, para dedicarse solo a Dios.

Los restos del médico venezolano José Gregorio Hernández reposan en la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, en Caracas, después de estar por mucho tiempo en el Cementerio General del Sur.

En 1908 entró a la Cartuja de Farneta con el nombre de hermano Marcelo. Sin embargo, algunos meses después se enfermó y su superior le ordenó volver a Venezuela para recuperarse.

Volvió a Caracas en abril de 190 y recibió permiso para ingresar en el Seminario Santa Rosa de Lima, pero siguió anhelando la vida monástica.

Volvió a Roma luego de tres años, hizo algunos cursos de Teología en el Colegio Pío Latinoamericano, pero una vez más enfermó y tuvo que volver a Venezuela.

Comprendió que Dios lo quería laico y ya no intentó volver a la vida religiosa. Decidió, entonces, convertirse en un católico ejemplar siendo médico, sirviendo a Dios en los enfermos, y a los más pobres.

Júbilo en el pueblo natal del «médico de los pobres»

En su natal estado andino Trujillo la noticia de la aprobación del milagro fue recibida este jueves con júbilo.

Santuario de Isnotú
El Santuario de Isnotú es el centro de la devoción al médico venezolano José Gregorio Hernández.

En el Santuario del Niño Jesús, en Isnotú, principal lugar de su devoción en el país, se realizó un largo toque de campanas que obligó a sus paisanos a acercarse al lugar levantado donde nació y vivió saber de qué se trataba.

La capilla de veneración al Venerable en Isnotú conserva el piso y los pilares de madera de su casa natal.

 “Estamos muy conmovidos y contentos aquí en el pueblo natal de José Gregorio, porque sabemos que esto es un logro grandísimo, no solo para Isnotú sino para el país entero”, dijo el sacerdote Jesús Medina, vicario cooperador de recinto.

Y añadió: “Vamos camino a los altares. No es definitivo, porque faltan aún varias etapas, pero es algo muy determinante”.

Iglesia espera este año beatificación de José Gregorio

De ratificar también los teólogos que se trata de un milagro por la mediación del “médico de los pobres” desde el punto de vista de la fe, faltaría solo el análisis del expediente por parte de la plenaria de cardenales y obispos.

José Gregorio Hernández
El médico venezolano José Gregorio Hernández tiene devotos en todo el mundo.

Estos generalmente confirman las decisiones tomadas por las dos comisiones anteriores y elevan el caso al prefecto de la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos para que notifique al Papa la decisión.

Será el Sumo Pontífice quien, a través de un decreto, declare oficialmente beato al médico venezolano José Gregorio Hernández.

La causa de beatificación del médico venezolano José Gregorio Hernández la inició monseñor Lucas Guillermo Castillo, como arzobispo de Caracas, en 1949.

“Se espera que antes de fin de año se hayan cumplido estos dos pasos para lograr la beatificación”, afirmó este sábado el cardenal Porras.

Se convertiría el Venerable trujillano, ya considerado santo por sus paisanos devotos, y del país y del mundo, en el primer hombre y laico venezolano en ser elevado a los altares católicos de su país.

Se uniría a las beatas, religiosas todas, las madres María de San José, Candelaria de San José y Carmen Rendiles, a la espera de la aprobación de otro de sus milagros para la declaración oficial de santo por el Vaticano.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending