Connect with us

Salud y Bienestar

Menos contaminación, más salud: ¡Gracias, amiga bicicleta!

Lo que inició con una silla de montar y dos ruedas hace más de 200 años, con el transcurrir del tiempo se trasformó y modernizó, logrando posicionarse como un medio de transporte amigable con el ambiente y beneficios integrales para sus fieles usuarios. Se trata de la bicicleta.

Publicado

el

Foto Principal


El inventor alemán Karl Drais tuvo la feliz idea que, en un primer momento, dio a luz un artefacto de 20 kilogramos, dirigido por  con un sistema rudimentario de manillar e impulsado por los pies.

En 1860, llegaría el velocípedo: dos ruedas de acero, pedales y un sistema de engranaje, cuya paternidad se compartieron Karl Kech y Pierre Lattent.

En Latinoamérica la bicicleta tardó en llegar, más su arribo a estas tierras significó una transición del transporte con caballos y burros, permitiendo actualizar tareas y servicios diversos.

Los cambios en su aspecto, estructura y materiales se fueron presentando hasta llegar a la bicicleta que hoy conocemos, con su gama de estilos y usos.

En dos ruedas es mejor

Al momento de hablar de transporte y cuidado ambiental, la bicicleta dice presente. Es el medio ecoamigable por excelencia, ya que no emite gases contaminantes y contribuye a que menos  vehículos automotores estén en circulación. Menos colas, menos contaminación.

Por otra parte, montar en bicicleta es una actividad física que proporciona abundantes beneficios a la salud. Fortalece del sistema cardiovascular, disminuye el estrés, mejora el estado de ánimo, controla de peso, tonifica los músculos, mejora la coordinación motriz, por citar unos pocos.

De acuerdo con la ONU, en el mundo hay más de un billón de usuarios de la bicicleta, reiterando que su rol es notable en la movilidad personal.

La bici es un medio de transporte limpio. Todos debemos preocuparnos por la conservación del medio ambiente y esta es una opción de movilidad no contaminante perfecta.

Está demostrado que el uso continuo de la bicicleta como medio de transporte aumenta la felicidad en los usuarios. Esto es principalmente gracias a que no hay estrés por los tiempos de desplazamiento, mejora la salud, mejora la economía y permite conocer más la ciudad.

Hay ciudades bike-friendly

Algunos países y ciudades propician la utilización de la bicicleta, brindando al ciclista seguridad y las condiciones necesarias para desplazarse.

A continuación, compartimos las ciudades más amigables para quienes prefieren moverse en dos ruedas: 

Sevilla, España

Además de sus impresionantes monumentos históricos,  en los últimos años el impulso a la bicicleta ha sido tal que la ciudad ya cuenta con 140 kilómetros de carriles para los ciclistas.

Estrasburgo – Francia

Velhop es el sistema de alquiler de bicis de la “ciudad alemana” de Francia. La infraestructura de Estrasburgo está dotada de 560 kilómetros de carriles para la bicicleta. Aquí las dos ruedas son más importantes que en París, la capital del país y una ciudad que incluso usa más este vehículo que Nueva York.

Barcelona – España

Tanto residentes como turistas de esta ciudad prefieren recorrerla en bicicleta, aunque las subidas y bajadas demandan una buena condición física.  

Berlín – Alemania

Berlín representa lo mejor de un país que desde hace décadas comenzó a usar la bicicleta como medio alternativo.  

Montreal – Canadá

Es la única ciudad de América que se encuentra en la lista. Montreal es perfecta para recorrerla en bicicleta, pues sus complejos urbanos, además de impresionantes, están cerca de sitios naturales como el Canal de Lachine.

Utrecht – Países Bajos

Desde hace años Utrecht se ha convertido en un fuerte competidor de las dos ciudades ciclistas por excelencia. Es de resaltar que posee más de 12 mil estacionamientos para bicicletas.

 Copenhague – Dinamarca

Desde mediados del siglo XX, por cuestiones económicas, esta ciudad comenzó a hacer uso excesivo de la bicicleta. Incluso cuando pudieron regresar a usar automóviles, optaron por mejorar la infraestructura de la ciudad para los ciclistas.

Ámsterdam – Países Bajos

La ciudad ciclista por excelencia. Ámsterdam se las ha ingeniado para hacer que todos respeten los carriles, las señales y el estilo de vida de la ciudad, donde hay más bicicletas que habitantes.

En América Latina es tarea pendiente

En lo que respecta a Latinoamérica, algunas ciudades han mejorado considerablemente su infraestructura para bicicletas, pero todavía hay mucho camino por recorrer.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Santiago de Chile es la segunda ciudad con mayor cantidad de viajes en bicicleta en la región (510.569 diarios). Sin embargo, el incremento de ciclistas en las calles fuera de ser un elemento positivo para la ciudad se ha convertido en un problema ya que le restan espacio al peatón para desplazarse.

Las ciudades de Rosario (Argentina) y Bogotá (Colombia), lideran los ránking del BID en temas de ciclo-inclusión. Rosario tiene el mayor número de ciclo parqueaderos por cada 100 mil habitantes de la región (139). Mientras que la capital colombiana cuenta con la mayor extensión de ciclovías (243.6 millas o 392 km.).

Debes recordar que…

  • La bicicleta es un medio de transporte sencillo, asequible y ecológico.
  • Forma parte de un estilo de vida saludable y reporta importantes beneficios para la salud.
  • Te permite disfrutar de la ciudad, sin el estrés que supone el uso de un automotor.
  • Fomenta la tolerancia, el entendimiento y el respeto.
  • Cada 3 de junio se celebra el Día Mundial de la Bicicleta.

                     

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending