Connect with us

Moda

Cuando la belleza viene en tallas grandes

El prototipo de cuerpo “perfecto” comenzó a tambalearse cuando en las pasarelas comenzó a hablarse de las modelos ‘plus size’

Publicado

el

El prototipo de belleza «de concurso» y de cuerpo «perfecto» comenzó a tambalearse aproximadamente en 2009, cuando en el mundo de las pasarelas comenzó a hablarse de las modelos ‘plus size’ (tallas grandes).

Mujeres voluptuosas comenzaron a incursionar en campañas publicitarias y en las pasarelas internacionales, dejando de lado los prejuicios sobre sus kilos de más y obligando al mundo de la moda a voltear hacia ellas.

La ropa aburrida y sin gracia pasó a ser cosa del pasado; ser gordita dejó de ser un impedimento para ser guapas y seductoras.

Modelos como Ashley Graham, Tara Lynn, Candice Huffine, Katya Zharkova y Philomena Kwao dieron un paso al frente en aquello de rebelarse y revelarse a través de su cuerpo “no convencional”.

Modelos tallas grandes Tan Hispano

En países como Colombia surgieron voces de apoyo a esta tendencia que pone sobre las cuerdas a los juicios sobre la perfección del cuerpo femenino. ‘Fat Pandora’, ‘La Pesada de la Moda’ y ‘Macla’ son tres blogueras colombianas que afirman quererse tal cual son y que ese es su mayor acto de rebeldía

“La moda es mi método de resistencia. Siempre se nos ha dicho a las gordas que tenemos que vestirnos para pasar desapercibidas. Yo no le he hecho caso a eso. Concibo la moda como mi manera de incomodar porque no me siento pecadora”. Así define su relación con el mundo fashionista Adriana Convers, creadora del blog ‘Fat Pandora’.

Fat Pandora Tan Hispano

Su blog es un espacio para que otras mujeres se sientan identificadas. En él habla de moda, belleza y tendencias y fue su comienzo para llegar a otros espacios como Instagram en donde ha creado toda una comunidad de mujeres a las que su discurso ha logrado calar y han decidido vivir su gordura sin culpa.

Sin tanto drama

Laura Agudelo es ‘La Pesada de Moda’. Comenzó a aumentar de peso cuando estudiaba en la universidad, pero afirma que tener sobrepeso no ha sido un obstáculo para desarrollarse “como mujer ni como nada”.

«A las que la están pasando mal con su cuerpo les digo: empelótense frente al espejo, pero no para verse y restregarse lo que no les gusta. Empiecen a mirarse lo que les gusta. Hagan el ejercicio de ver lo bonito que tienen, no lo malo».

laura-masthead Tan Hispano

 “A mí me preocupa más que me digan bruta o que no tengo criterio. No me la paso pensando que soy gorda. Mi vida no gira alrededor de eso. Nunca me he reconciliado con mi cuerpo porque nunca me he peleado con él”, afirma Laura.

Marcela McCausland es la autora del blog sobre belleza y tendencias Macla . “Siempre he sido gorda. Nací gorda. Pero la muerte de mi papá me llevó a subir aún más de peso”.

Marcela Tan Hispano

Desde siempre, comenta, le ha gustado la moda, pero cuando vio un video de la youtuber Marci Guevara sobre moda de tallas de grandes, supo que la moda no le era un tema vedado: “Descubrí algo muy importante y es que no necesitaba aplazar vestirme como quería, sino que podía hacerlo ya. Mi primera publicación la titulé ‘Saliendo del clóset’.

Marcela explica que la moda es utilizada por ella como “un mecanismo de socialización porque te da la posibilidad de hacerte parte del mundo. Es mi espacio para sentirme poderosa en un entorno en el que antes no lo creía posible”.

En Venezuela también

Anna Paola Spadolini desborda belleza, inteligencia y energía tanto en sus redes sociales como en persona.

Cuenta que, como cualquier chica con sobrepeso, tuvo inseguridades y miedos sobre su cuerpo. Sin embargo,  escribiendo en un blog sus reflexiones decidió ser la mujer que le hubiese gustado leer cuando de adolescente me sentía insegura.

Tallas grande Vanezuela Tan Hispano

“Mi blog nació de esta necesidad de leer sobre que, está bien, el sobrepeso tiene efectos sobre mi salud, pero esconderme tras una batola negra no me va a hacer sentir mejor. Una persona deprimida (en este caso yo) se aísla y busca confort en otras cosas como la comida. He descubierto que mientras me acepte y me sienta feliz por como soy siempre buscaré mejorar, una vez que me sentí en confianza logré ir al gym, usar mejor ropa y hasta aprender a comer mejor”.

Su mensaje para quienes luchan con el sobrepeso es que “tengan paciencia, dejen de compararse y empiecen a enfocarse en lo bueno o en lo que les gusta. Todas tenemos algo que nos encanta de nosotras, entonces hay que empezar a enaltecer eso que nos encanta y luego le vamos sumando otras cosas, ya sean físicas o intelectuales”.

Por su parte, Aura Ortega, llamada en las redes La descarada Ruby, está al frente de la campaña Venezuela tiene Curvas. A través de su blog Las Curvas Descaradas quiere llegar a todo tipo de mujeres, sin importar su talla.

Aura Ortega Tan Hispano

Aura quiere con su mensaje “romper estereotipos y promover la inclusión, la sana aceptación, el autoestima y el amor propio, sin importar talla, raza o género”.

Refiere que en Venezuela, meca de los concursos de belleza, “ser hermosa se ha tergiversado de varias formas; un país donde ser hermosa es sinónimo de tener plástico en algunas partes de tu cuerpo o de tener “las medidas perfectas”: 90-60-90…”

Otra historia

Por su parte, la estadounidense Virgie Tovar se define a sí misma como activista de la gordura. Autora del libro You Have the Right to Remain Fat («Tienes derecho a permanecer gordo»), Tovar tiene un lema que resume su forma de pensar: «Perdamos odio, no peso».

«Me enseñaron a sentir vergüenza… siempre he sido gorda», dice. «Vivimos en un país en el que está bien odiar a la gente gorda. Siempre supe que era grande. No me avergoncé de ello hasta que me enseñaron a sentir vergüenza cuando tenía 5 años”.

Tallas grandes 5

«A partir de ahí perdí gran parte de mi vida, unos 20 años, intentando convertirme en una persona delgada; con un comportamiento cada vez más extremo, comiendo solo verduras, muriéndome de hambre. A nadie le importaba cómo me sentía, nadie se daba cuenta», recuerda.

Cuando tenía unos 30 años, Virgie conoció el activismo en defensa de la gordura y su vida dio un giro de 180 grados. «Nunca se me había ocurrido que no tenía que hacer dieta, nadie me dijo nunca que podía ser gorda y feliz», expresa.

“Hay mujeres que piensan que su vida sería mil veces mejor si bajaran una talla, creen que si pierden 9 kilos eso es lo que diferencia su vida de lo que ven en las películas», señala.

«¡Es una locura! Es como pensar que todas nosotras podemos perder peso y convertirnos en Scarlett Johansson. No tiene sentido».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta que un Índice de Masa Corporal elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos del aparato locomotor e incluso algunos tipos de cáncer.

Virgie aclara que su objetivo no es ensalzar la obesidad o un estilo de vida poco sano, sino defender una actitud más positiva hacia nuestro cuerpo.

«Las mujeres invierten mucha energía mental en las dietas. Me parece injusto y poco ético, no es humanitario (…) no puedes combatir la gordofobia perdiendo peso. Esa no puede ser la solución. Siempre va a haber gente más grande y gente más pequeña. Eso ha sido siempre así».

Publicidad
Publicidad

Canal telegram

Facebook