Connect with us

Salud y Bienestar

Mujeres maduras, el encanto sin complejos

Femeninas y seguras de sí mismas, con canas o sin ellas, las mujeres maduras destacan por su talento, experiencia y simpatía natural

Publicado

el

tres mujeres en la orilla de la playa

Después de los 40 años, ellas suelen abandonar los prejuicios, se liberan de las apariencias y saben lo que quieren en la vida. Las mujeres maduras son poseedoras de un encanto que no admite complejos.

Femeninas y seguras de sí mismas, con canas o sin ellas, con cirugías o al natural, las mujeres maduras cautivan con su talento, inteligencia y simpatía.

En la madurez la mujer hace valer su experiencia y aprendizajes. Las buenas y malas vivencias han dejado huella en ella, por otra parte, el sexo adquiere una nueva dimensión.

mujer-vestida-de-azul-descalza-fondo-verde
Agencias

Según el sexólogo Carlos Pol Bravo “la sensualidad propia de la mujer madura, la hace conocedora de su cuerpo y sus estímulos”.

“La sensibilidad en percibir el placer, basándose en su madurez y razonamiento, comienzan a primar sobre ellas”, comenta. 

Agrega que las comparaciones o la competitividad con las mujeres jóvenes, es algo innecesario en la etapa madura. “No es cuestión de estar a la par o de competir, es cuestión de distinguir y disfrutar cada quien, en sus años y en su etapa”.

También te puede interesar: ¿Qué es para ellos una mujer sensual?

El envejecimiento no condiciona el deseo

pareja-madura
Agencias

La pérdida de la capacidad reproductiva de la mujer no implica, necesariamente, una disminución del interés por el sexo.

Un estudio publicado por la University Hospitals Cleveland Medical Center afirma que en las generaciones de mediana e incluso de avanzada edad, la actividad sexual sigue jugando un papel fundamental en su calidad de vida.

La muestra se basó en quinientas mujeres con edades comprendidas entre los cuarenta y los setenta y cinco años.

David Marcos, psicólogo y sexólogo de Terapia Lugas, explica que en esta etapa de vida “el rendimiento baja, lógicamente, tanto en hombres como en mujeres, pero el deseo puede ampliarse y, -en el mundo femenino-, se puede vivir de una manera muy intensa, permitiendo dirigirlo, con la edad, hacia lugares donde no había ido hasta entonces”.

Sabias, con actitud y llenas de encanto

mujeres maduras encanto
Agencias

A pesar de algunas alteraciones propias de la edad, como la sequedad vaginal o el natural envejecimiento físico, el placer en las relaciones de las mujeres maduras se traslada hacia factores psicológicos que tienen que ver con la confianza y la comunicación.

La actitud ante la vida se convierte en un don tan o más preciado que ser bonita, flaca o joven.

El autoconocimiento y la habilidad para tratar con la pareja, necesidades, intereses y deseos suelen verse incrementados con el paso del tiempo.

detalle-rostro-de-mujer
Internet

Se manifiesta, entonces, una sabiduría sexual que permite a las mujeres maduras afrontar con menos miedos los problemas que aparecen en la cama.

Llega un punto en el que las mujeres comienzan a liberarse de cargas que antes les preocupaban demasiado: si su físico era interesante, si podían quedar embarazadas o si eran deseadas por su pareja.

Esto les hace estar más motivadas para nuevos encuentros eróticos, para investigar con la pareja o incluso para redescubrirse mediante la autoexploración”, señala Marcos.

Cuando hablamos de una mujer madura no solo nos referimos a cierto número de años ni de cambios en el cuerpo, sino a la forma de ver la vida, el amor y por supuesto, la intimidad.

También te puede interesar: Orgasmo, un apetecible desconocido para muchas mujeres

Dónde radica el encanto de las mujeres maduras

mujer-de-cabello-gris
Internet
  • No les preocupa cómo luce su cuerpo: la mujer madura ya no piensa en la perfección irreal del cuerpo sino en la naturalidad del mismo. Total, si estás con alguien es porque siente deseo por ti.
  • Una mujer madura no está para cumplir expectativas: ya no se trata de ser una “diosa sexual”, dar y recibir placer es un trabajo en equipo.
  • No siente vergüenza al decir lo que le gusta y lo que no.
  • No mide su satisfacción según la duración del encuentro, sabe que el cuerpo actúa de diferente manera, que habrá momentos de prolongada pasión y otros no tanto.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending