Connect with us

Noticias

Nace sin pene, le implantan uno biónico y cae en coma tras perder la virginidad

El hombre, de 45 años, jamás tuvo una relación sexual hasta ahora, porque nació con una malformación llamada extrofia vesical

Publicado

el

Andrew Wardle, un británico de 45 años, nació sin pene debido a una extraña malformación llamada extrofia vesical. Su historia le dio la vuelta al mundo gracias a un documental.

La vida de Wardle parece el guion para una película humorística. El hombre, no solo tuvo que sortear las dificultades familiares, sociales y efectivas que su limitación le trajo, sino que una vez que logró operarse y perder la virginidad, estuvo cinco días en coma.

Wardle se hizo conocido en 2015 tras contar su vida para el documental El hombre sin pene. En el video relató que había esperado nueve meses para decirle a su novia Fedra que no tenía miembro genital.

Wardle intentó suicidarse dos veces

nació sin pene Andrew Wardle

Además, compartió que tenía testículos, pero que nació sin pene. Por esta razón, solía inventar un problema en el riñón para no hacer el amor. Dijo que sus amigos no lo sabían, que su familia biológica lo había dado en adopción y que había intentado suicidarse en dos ocasiones.

Sin embargo, encontró una oportunidad en el Hospital Universitario de Londres. Luego de varios estudios y un largo proceso, le dijeron que le implantarían un pene biónico. Entonces, se sometió a la complicada operación que costó más de 65.000 dólares y duró 10 horas.

Luego de la intervención quirúrgica, Wardle estaba dichoso. Con cierto humor aseguró que el pene era “absurdamente grande”. Pasó varias semanas en recuperación hasta que finalmente pudo tener su primera relación sexual con Feda, su novia.

nació sin pene Andrew Wardle

Qué pasó con el hombre que nació sin pene

El pene biónico se hincha bombeado un líquido desde un pequeño saco instalado en el escroto. El feliz portador tuvo que pasar dos semanas con una erección de prueba y esperar seis semanas para mantener relaciones sexuales.

“El sexo es increíble”, llegó a confesar, pero más pronto de lo que pensó tuvo complicaciones. Empezó a sufrir mareos, náuseas y vómitos. Un día Feda lo encontró desmayado.

Ese mismo día iban a aparecer en un programa de televisión para contar cómo iban las cosas, pero en lugar de eso Wardle acabó en el hospital. Le hicieron todo tipo de pruebas, incluso descartaron un cáncer de páncreas.

Estuvo cinco días en coma, hasta que finalmente encontraron que el problema era su vesícula biliar y que nada tenía que ver con el implante. Decidieron entonces extirparla con una laparoscopia.

Wardle se encuentra bien. A sus 45 años, dice estar entusiasmado con la posibilidad de tener hijos con Feda, de 28. Según la pareja, que vive en Manchester, el pene biónico “es fantástico”.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending