Connect with us

Entretenimiento

Netflix y la nueva industria cinematográfica, ¿Se acabarán las salas de cine?

Publicado

el

Netflix CIne

Netflix está revolucionando la industria cinematográfica, eso es una realidad. La reciente ceremonia de los Emmy demostró el poderío del servicio streaming que obtuvo la misma cantidad de premios que la legendaria HBO (23 cada uno).

Adicionalmente en el último Festival de Venecia la máxima estatuilla, el León de Oro, se lo llevó  Alfonso Cuarón con su película Roma estrenada precisamente en Netflix.

AP

Con estos recientes eventos se abre nuevamente el debate sobre el futuro del cine en el mundo. La popularidad del streaming que se disfruta desde la comodidad de la casa, que nos tiene acostumbrado a los maratones de series completas en un solo día, reafirma en la última década a los cinematógrafos, como mínimo, a replantearse algunas cosas.

Netflix tiene apenas cinco años con una programación totalmente original. Por su parte HBO reinaba en solitario durante 16 años en los Emmy.

Series como: House of Cards, The Crown, luego Black Mirror le han dado un impulso en todos los géneros al nuevo gigante en producciones audiovisuales.

Asimismo, esta estrategia 100% digital de Netflix ha inspirado a otras empresas como Amazon Prime Video que también gano su primer Emmy con La Maravillosa Sra Maisel.

La verdadera revolución vendrá cuando una producción cinematográfica de Netflix obtenga un premio de peso en los Oscar.

La empresa de servicio streaming ya logró su primera estatuilla con el documental Icarus que ganó mejor documental en la reciente edición de los premios de la Academia.

Por su parte, la película Okja tuvo su estreno en el Festival de Cannes, levantando la molestia de muchos profesionales y destacadas personalidades del cine como por ejemplo el director español, Pedro Almodóvar que no concebía como podía competir un largometraje que no se proyectaría en la pantalla grande.

Mientras el debate está abierto, Netflix aprovecha y utiliza a personas influyentes en el cine para realizar sus producciones originales. El nominado al Oscar, David Fincher fue uno de los productores de House Of Cards, también fue director de la reciente serie Mindhunter. El carismático actor Will Smith fue la estrella de la película Bright. El ganador del Oscar, Alfonso Cuarón dirigió su nueva película como producción original de Netflix… Lo que demuestra que cada año la empresa va ganando espacios.

¿Entonces el cine queda obsoleto?

El crecimiento de Netflix se debe al apoyo de la audiencia en consumir material audiovisual desde la comodidad del hogar. De igual manera, Netflix logró popularizar una frase con su marca, el famoso «Netflix and Chill» posiciona a la empresa de streaming como una suscripción por obligación para cualquier reunión en el hogar.

«Estas plataformas digitales, estas nuevas formas, no deberían sustituir a otras existentes como las salas de cine. Bajo ninguna circunstancia, deben cambiar los hábitos de los espectadores. La única solución que se me ocurre es que acepten y obedezcan las reglas que ya son adoptadas y respetadas por todas las cadenas existentes. Creo que ésta es la única manera de que sobrevivan porque, personalmente, no concibo dar la Palma de Oro o cualquier otro premio a un film que no pueda ver en una pantalla grande», opinó en su momento Almodóvar.

Toda esta revolución preocupa a los dueños de las grandes salas de cine. Esta nueva manera de consumir el producto cinematográfico replantea los géneros a proyectar o los espacios donde el espectador disfrutar de un largometraje.

El cine ha tenido una transformación en sus salas desde los inicios en 1896. Mejoras en el sonido, en los asientos, en las pantallas, proyecciones en 3D, mejoras en la comodidad y otras evoluciones han transcurridos a lo largo de la historia en estos espacios.

Algunos expertos señalan que las salas de cine se limitarán únicamente a películas de acción o terror. ¿Te imaginas realmente ver alguna película de Marvel en otro lugar que no sea una sala gigante de cine con un buen sonido?

Películas de drama o comedia si podrían limitarse a una proyección streaming por medio de Netflix o nuevas empresas que se dedique a la distribución de material cinematográfico.

Realidad virtual como alternativa

No obstante, hay inversionistas que están enfocados en hacer de las salas de cine una experiencia insuperable e incomparable con una transmisión por internet.

Alejandro Iñarritu expuso recientemente una obra artística llamado ‘Carne y arena’ donde se utiliza la realidad virtual. La obra es un homenaje a la crisis de migración que se vive en el planeta.

Hace 2 años el «boom» tecnológico estaba enfocado en la realidad virtual, debido a la salida al mercado de los videojuegos con casco de que permitía una visualización de todo el hemisferio de los ojos para el disfrute del joven.

Mientras tanto, las megas producciones se continúan realizando de gran nivel en ambas industrias. Unos dirán que el futuro del cine está fuera de las salas y otros pensaran que es precisamente dentro del él. Y tú ¿Donde crees que será el futuro del cine?

Politólogo. Creador de contenido para medios digitales. Diplomado en negocios electrónicos y redes sociales.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending