Connect with us

Sexualidad

Orgasmo, un apetecible desconocido para muchas mujeres

Muchas mujeres no lo han experimentado y desconocen cómo alcanzarlo, perdiendo todo el disfrute que supone

Publicado

el

orgasmo tan hispano 8

Última actualización en

Una encuesta sobre el orgasmo, realizada en Buenos Aires, concluyó que «el 30 % de las mujeres no lo experimentan y el 12 % nunca tuvo uno, ni sola, ni con sus parejas«, refiere Silvina Valente, especialista en sexología y presidenta de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH).

A nivel mundial no alcanzar el orgasmo es algo frecuente y afecta alrededor del 30 % de mujeres.

En Estados Unidos, Europa, América Central y del Sur, el número de mujeres varía entre 16 % y 28 % y en Asia los números alcanzan el 40 %, según un artículo publicado en Infobae.

El orgasmo, esa explosión de placer con la cual el acto sexual llega a su momento de mayor intensidad,  pudiera definirse como «la consecuencia del encuentro entre dos o más personas -o incluso con uno mismo- dispuestas a abandonarse a sus sensaciones”.

Qué es y qué no es el orgasmo

orgasmo pareja en la cama tan hispano
Foto: Agencia

Las mujeres no tienen un marcador claro para el orgasmo, por lo que deben confiar en las pistas sobre su fisiología para determinar si llegaron al clímax. Esto nos diferencia de los hombres para quienes la eyaculación constituye una evidencia.

“Lo cierto es que son muchas las mujeres que creen que el encuentro sexual finaliza cuando el hombre eyacula y no continúan en búsqueda de su placer«, agrega Valente.

Otra característica que nos diferencia y a la cual, por desconocimiento, no le sacamos partido es que “la sensación de placer para los hombres se localiza principalmente en la región del pene, mientras que las mujeres experimentamos un placer orgásmico de pies a cabeza.

Además, las mujeres tienen un período muy corto o incluso no refractario y pueden alcanzar orgasmos múltiples si se les estimula aún más.

orgasmo boca de placer tan hispano
Foto: Agencias

La importancia de la autoexploración, los orgasmos, reconocer el cuerpo y sentirse a gusto, son temas poco abordados. Los prejuicios suelen actuar como un crítico interno que impide a la mujer liberar abandonándose a las sensaciones.

Hay mujeres que tienen orgasmos por penetración, otras que pueden obtenerlo tanto por la estimulación del clítoris como por penetración y otras que llegan al clímax solo por «tocar» el clítoris.

Una investigación realizada por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, Estados Unidos, afirmó que, cuando el clítoris entra en escena, más de un 40 % de las mujeres llega al orgasmo en más del 75 % de las ocasiones. Tan solo un 18 % reconocía poder llegar al clímax únicamente con la penetración vaginal.

“La clave del orgasmo está en la pérdida de control, en eso radica todo el sentido. En un orgasmo se pierde, por unas milésimas de segundo, el control de la corporeidad, que es tan consciente en la excitación”, detalla las sexóloga argentina.

¿Cómo alcanzar el orgasmo?

orgasmo en pareja tan hispano
Foto: Agencias

Como un milagro de la naturaleza, la mujer puede llegar a sentir muchos y diferentes tipos de orgasmos, lo difícil es saber cómo identificarlos y alcanzarlos.

Tipos de orgasmo

Según un  estudio publicado en el diario NeuroQuantology, citado por el portal colombiano Fucsia, las mujeres podemos tener cuatro tipos de orgasmo: clitoriano, vaginal, mixto y múltiple. 

Orgasmo clitoriano

orgasmo clitorino tan hispano
Foto: Agencias

Con más de ocho mil terminaciones nerviosas, es el único órgano del cuerpo dedicado exclusivamente al placer y la puerta principal del orgasmo en la mayoría de mujeres.

Sin lugar a dudas, la mejor forma de llegar a a este tipo de orgasmo es auto experimentando. La masturbación es esencial para comprender cómo y dónde está nuestro propio placer para así poder replicarlo y enseñarle todo lo que nos gusta a nuestra pareja.

Dile a tu pareja que realice círculos con sus dedos por encima de los labios antes de llegar al clítoris para ir estimulándolo sin ser agresivo. El sexo oral y la posición de la cuchara son perfectos para esto.

El uso de vibradores también puede contribuir a desencadenar todas las ondas de placer que se pueden sentir.

Orgasmo vaginal

orgasmo vvaginal tan hispano
Foto: Agencias

Aunque un menor porcentaje de mujeres consiguen llegar a este tipo de orgasmo por medio de la penetración, esto no quiere decir que esté vetado  para el resto. También existen las escépticas que creen que el punto G y el orgasmo vaginal son un mito.

Si definitivamente la penetración no es suficiente, la mejor manera de conseguir este tipo de orgasmos es utilizando los dedos. Pídele a tu pareja que introduzca su dedo pegado a la pared interior y que lo mueva en movimientos constantes como si estuviera haciendo señal de «ven aquí».

Poco a poco empezarás a sentir cómo crece el placer y a medida que vayas sintiendo, ve dirigiendo los movimientos de tu pareja hacia donde más placer te genere. Confía y ten paciencia, así podrás experimentar la Ola G en todo su esplendor.

Una vez más, un poco de ayuda nunca sobra. Un vibrador vaginal y con la punta curva es perfecto para iniciarte en este tipo de orgasmos.

Orgasmo mixto

orgasmo mixto tan hispano
Foto: Agencias

Uno de los más potentes y el que no se puede dejar de experimentar en la vida. Este sucede cuando se experimentan un orgasmo clitoriano y uno vaginal en simultáneo.

Las posiciones que permiten una penetración completa con la estimulación del clítoris simultánea son las más adecuadas para que llegues al orgasmo mixto.

Sentada a horcajadas sobre tu pareja, controlando el ritmo de cada movimiento interno y la fricción sobre el clítoris es una buena opción. También puedes intentarlo en la posición del «perrito» dejando que tu pareja se encargue de la penetración y tú del clítoris.

Una gran forma de llegar a este tipo de orgasmo es combinar el sexo oral con la estimulación interna. Sincronizado y simplemente perfecto.

Orgasmo múltiple

orgasmo multiple tan hispano
Foto: Agencias

Este es el tipo de orgasmo que ocurre uno tras otro y puede repetirse varias veces. Es decir, no es aquel que sucede en dos momentos diferentes de la sesión de sexo sino que es subsiguiente de uno apenas finalizado.

Para lograrlo, tras un primer orgasmo, cambia la intensidad del movimiento o de la fricción. Dile a tu pareja que se mueva un poco del área que estaba estimulando pero manteniendo el ritmo.

Pronto puedes llegar a sentir como se extiende la zona en la que sientes placer provocándote otro orgasmo casi instantáneamente.

Tal parece que el secreto está en la comunicación de la pareja, poner de lado los prejuicios, explorar y atreverse a sentir. Bien vale intentarlo.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending