Connect with us

Embarazo semana a semana

Plan de parto, la bitácora de un nacimiento feliz

El documento está respaldado por organismos oficiales. Incluso, muchos hospitales tienen su propia plantilla.

Publicado

el

plan de parto 2
Pixabay

El plan de parto es un documento donde la madre deja constancia escrita de sus preferencias para el nacimiento de su bebé. Contiene sus necesidades, deseos y expectativas sobre el proceso del parto.

El documento está respaldado por organismos oficiales. Incluso, muchos hospitales tienen su propia plantilla, para facilitar al personal sanitario el acompañamiento a la parturienta.

En 1996, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un primer documento de aplicación universal. Allí se establecieron las bases de los cuidados que deben recibir las mujeres con un parto normal.

Más adelante este documento se actualizó, promoviéndose un profundo cambio en el modelo de atención al parto. Esto basado en la evidencia científica, de las necesidades de la parturienta y del recién nacido.

Cuándo y cómo elaborar el plan de parto

El plan de parto puede hacerse en cualquier momento durante el embarazo. Es conveniente que la embarazada se informe bien antes de elaborarlo y consulte con su obstetra, para contar con la información necesaria.

Este documento lo podrá modificar la embarazada en cualquier momento, incluso el mismo día del parto. Las decisiones de la madre son un derecho y un elemento clave de calidad de atención.

Para que el plan de parto pueda aplicarse es necesario que el proceso sea considerado normal. Según la definición de la OMS es: “un parto de comienzo espontáneo, de bajo riesgo, manteniéndose como tal hasta el alumbramiento”.

Además. “el niño o niña nace espontáneamente en posición cefálica entre las semanas 37 y las 42 completas. Después de dar a luz, tanto la madre como el niño o niña se encuentran en buenas condiciones”.

Qué hacer antes de realizar su plan de parto

plan de parto 3
(Fotos: Pixabay)
  1. Estar informada, saber sus opciones, contar con información basada en evidencia, saber qué se hace en su zona y pensar qué quiere y qué no quiere en su parto.
  2. Mantener la mente abierta. Ser consciente de que algo que no le agrada al principio puede convertirse en la mejor opción. Pensar en qué preferiría en diferentes escenarios.
  3. Hablar de sus preferencias de antemano con el personal sanitario. Si puede, elegir con conciencia a los profesionales que le acompañen.

Qué debe incluir el plan de parto

Incluye toda la información que sea necesaria, de manera concisa y clara. La madre debe exponer sus preferencias en un escenario ideal y recordar que los protocolos no son leyes.

Algunas preguntas que pueden ayudar:

  • ¿Dónde quiere dar a luz? Si es que tienes más de una opción.
  • ¿Quién quiere que esté presente?
  • ¿Alguna condición o alergia que deba comunicar?
  • ¿Cómo han sido sus partos anteriores?
  • ¿Tiene algún requisito especial? Quizá algo cultural o religioso.
  • ¿Cómo va a crear un entorno favorable al parto?: tipo de iluminación y ambiente.
  • ¿Hay alguna palabra que prefiera no utilizar?
  • ¿Quiere que le ofrezcan analgesia o anestésicos como la epidural?
  • ¿Desea poder moverse con libertad?
  • ¿Quiere comer y beber a su antojo?
  • ¿Quiere que se le hagan tactos vaginales rutinariamente?
  • ¿Prefiere que no le hagan ningún tacto?
  • ¿Desea que le rompan las aguas?
  • ¿Quiere que le hagan una episiotomía rutinaria o por evitar un desgarro o prefiere desgarrarse?
  • ¿Quiere piel con piel inmediatamente después del nacimiento?
  • ¿Cuándo quieres que se corte el cordón (si quiere que se corte)?
  • ¿Quién va a cortar el cordón?
  • ¿Quiere alumbrar la placenta sin intervención o con ayuda?
  • ¿Quiere quedarse con su placenta?
  • ¿Planea lactancia materna o artificial?
  • ¿Quiere que le administren Vitamina K al bebé?

Si planea un parto por cesárea:

  • ¿Qué quiere escuchar durante el nacimiento?
  • ¿Quiere que le expliquen el proceso con detalle?
  • ¿En qué mano prefiere que le pongan la cánula?
  • ¿Dónde quiere que coloquen los electrodos?
  • ¿Quiere ver a su bebé nacer o prefieres que mantengan la pantalla o cortina subida?
  • ¿Quieres que saquen al bebé despacio e imitando la compresión que tendría lugar en un parto vaginal?
  • ¿Quieres hacer piel con piel inmediatamente?

Qué debe saber la madre antes

plan de parto 1
  • El uso de un plan de parto con una línea de acción aumenta los partos vaginales y reduce la morbilidad materna.
  • No existe evidencia de que la administración de enemas mejore las tasas de infección neonatal o materna.
  • No existen diferencias en las tasas de infección entre mujeres rasuradas y no rasuradas.
  • Las mujeres que reciben un apoyo continuo presentan menor probabilidad de recibir analgesia o una cesárea.
  • No existe evidencia que permita recomendar la movilidad o una determinada posición en la primera fase de parto.
  • El número de tactos vaginales es un factor relacionado con la infección materna o neonatal.
  • La posición supina produce un mayor número de partos instrumentados e incrementa el dolor.
  • La posición de manos en rodillas disminuye el dolor y no aumenta los efectos adversos maternos o neonatales.
  • La utilización de sillas o de taburetes para dar a luz, aunque no la posición vertical, se asocia con pérdidas sanguíneas superiores a 500 ml.
  • En la segunda etapa de parto, la estrategia de pujos espontáneos parece ser la más adecuada.
  • No existen estudios que avalen la efectividad de la maniobra de Kristeller (ejercer presión en el vientre).
  • Los resultados indican que la utilización rutinaria de la episiotomía no es beneficiosa para la mujer, ni a corto ni a largo plazo.
  • El pinzamiento tardío del cordón parece ser una técnica segura y el método fisiológico de tratar el cordón.
  • El contacto piel con piel entre madre y recién nacido tiene beneficios sobre la duración de la lactancia, la termorregulación del neonato y los vínculos madre-hijo.
  • Parece razonable posponer el baño hasta la estabilización de la temperatura del recién nacido y únicamente limpiar el exceso de vérnix con suavidad.
  • La mecánica respiratoria y el ritmo cardíaco no se benefician de la aspiración oronasofaríngea.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending