Connect with us

Bios

Quino, el genio detrás de Mafalda

El famoso dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado creó el famoso personaje en 1964 al rescatarlo del material de una fallida campaña publicitaria.

Publicado

el

Quino Mafalda genio
Agencias

Quino no tuvo hijos, pero Mafalda es la mejor descendencia del gran genio del humor, el dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado.

El padre de la pequeña y contestataria luchadora social en la que se inmortalizó para hacer pensar al mundo murió el pasado 30 de septiembre a los 88 años.

Dijo su último adiós en su terruño, Mendoza, donde nació en 1932, en una familia de muchos “Joaquines”, entre ellos su tío, quien le despertó la pasión por la ilustración.

«No solo me legó la vocación, sino una filosofía de la vida que a partir de mi abuela me ha marcado mucho. La politización de mi familia me marcó muchísimo», evocaba el genial dibujante.

Quino nació el mismo año en el que sus padres españoles emigraron a Argentina.

En plena adolescencia comenzó a estudiar dibujo en la Escuela de Bellas Artes de su pueblo natal.

Sin embargo, cuatro años después, decidió abandonarlo por el mundo gráfico y la historieta.

A los 22 años se trasladó a Buenos Aires, donde no tardó en publicar su primera página de humor gráfico en el semanario Esto es.

 Empezó a colaborar regularmente en otros medios, así como con ilustraciones de campañas publicitarias.

Cómo nació y se creció Mafalda del genio de Quino

Fue un encargo publicitario para una nueva línea de electrodomésticos llamada Mansfield le cambió la vida.

Sería promocionada con un personaje que comenzara con «M», que finalmente no llegó a publicarse por el fracaso de la marca.

Aquellos frustrados dibujos los rescató para sus siguientes trabajos en prensa.

Y fue así como Mafalda, fruto del genio de Quino, apareció por primera vez en Gregorio, suplemento de humor de la revista Leoplán, el 29 de septiembre de 1964.

Pasó después la niña de abultado pelo negro a publicarse después de forma regular en Primera plana.

Las aventuras del pequeño personaje, así como de sus amigos Manolito, Susanita y Felipe, con los que alcanzó el éxito en decenas de idiomas, se desarrollaron de 1964 a 1973.

Mafalda es una niña amante de los Beatles, la democracia, los derechos de los niños y la paz, y detractora de la sopa, la guerra y James Bond.

Ya había expuesto Quino por primera vez en la capital argentina en 1962 y un año después publicó su primer libro de humor, Mundo Quino, recopilación de sus dibujos.

Aquella tira con las aventuras de Mafalda y sus amigos pronto alcanzó el éxito y en marzo de 1965 comenzó a publicarse en El Mundo.

Siguió apareciendo allí hasta el cierre en diciembre de 1967. Al año siguiente, Mafalta y sus aventuras continuaron en el semanario Siete días.

Al mismo tiempo fueron apareciendo los libros de Mafalda, con las tiras según su orden de publicación.

El primero salió a la venta en diciembre de 1966. Después, Así es la cosa, Mafalda en 1967, y Mafalda 3 y Mafalda 4 en 1968.

Seguidamente, Mafalda 5 en 1969, Mafalda 6 en 1970, Mafalda 7 en 1971, Mafalda 8 en 1972, Mafalda 9 en 1973 y Mafalda 10 en 1974.

Mafalda,  de Argentina para el mundo

Pero no fue hasta 1969 cuando Mafalda se publica por primera vez fuera de Argentina.

Fue primero en Italia Mafalda la contestataria y en 1970 en España, donde la censura franquista obligó a los editores a ponerle una franja en la tapa con la leyenda “para adultos”.

En 1972 Quino publicó su segundo libro de humor gráfico A mí no me grite y después Yo que usted en 1973.

Decidió Quino ese mismo año reposar su genio y dejar de dibujar a Mafalda, aunque luego recuperó el personaje en varias ocasiones.

Así ilustró campañas publicitarias de Unicef en 1978, de la Declaración de los Derechos del Niño, de la higiene bucal en Argentina en 1983.

Las aventuras de Mafalda se han traducido a 30 idiomas, así como llevadas al cine y la televisión.

En 1976, Quino se trasladó a Milán cuando en Argentina se instauró la última dictadura cívico militar, que duró siete años.

Tres años más tarde dejó Siete días para publicar en el diario Clarín.

En su país, en 1983, vio la luz su compendio Ni arte ni parte y Si, cariño… cuatro años después.

Cabe recordar que en 1989 se organizó la exposición Mafalda Inédita en ocasión de los 25 años de la publicación de la primera tira de Mafalda.

Y tres años después, Madrid acogió una gran muestra titulada El Mundo de Mafalda. En 1999 vio la luz ¡Qué mala es la gente!.

Tras el retorno de la democracia a Argentina, Quino alternó su residencia entre Milán, Madrid y Buenos Aires,

En la capital argentina continuó trabajando hasta 2006, año en el que publicó su última pieza de humor gráfico por las dificultades generadas por un glaucoma.

Quino, un genio reconocido

Quino Mafalda genio 1
Quino esparció a través de Mafalda mordaces críticas al autoritarismo de las dictaduras que plagaron a América Latina desde los años 70. (Internet)

Quino recibió innumerables reconocimientos por su gran genio, creador de Mafalda, uno de los símbolos del mundo moderno.

Fue galardonado con el título de Dibujante del Año 1983 en Argentina y en 2000 ganó el Premio Iberoamericano de Humor Gráfico Quevedos, concedido por la Universidad de Alcalá de Henares, de Madrid.

Unos de sus últimos actos públicos fue a finales de 2019, cuando asistió a un homenaje en la Universidad Nacional de Cuyo de su ciudad natal.

Mafalda
Quino, genio del humor, narró con Mafalda la vida cotidiana y las reflexiones de esa hija de un típico matrimonio de clase media argentino. (Internet)

Recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Comunicación y Humanidades en 2014 y la Encomienda de Isabel la Católica de España en 2005.

Ese mismo año fue nombrado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires, al tiempo que su obra fue la protagonista de una exposición enmarcada en los actos del Año del Libro y la Lectura de Barcelona, en España.

Fue honrado con el premio Romics de Oro 2011, máximo galardón del Festival de Cómic y Animación de Roma.

También con la Medalla de la Orden de la Artes y las Letras de Francia y la insignia de oficial de la Legión de Honor francesa en 2014.

Un año después, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile le galardonó por «haber retratado magistralmente las problemáticas más profundas de la sociedad».

Los últimos días de Quino

Problemas de movilidad y de visión le acompañaron en sus últimos años en su Mendoza natal, a donde se mudó a finales de 2017 desde Buenos Aires tras morir su esposa, Alicia Colombo.

Ya había abandonado Quino su gran vocación, el dibujo, que lo convirtió en el genio del humor detrás de Mafalda.  Ya en 2009 anunció que dejaba de dibujar por un tiempo para evitar repetirse.

De nuevo en Mendoza, limitó mucho sus apariciones públicas y solo se le veía en sus paseos diarios en silla de ruedas, acompañado por algún familiar.

El pasado julio, en ocasión de sus cumpleaños 88, celebró con su familia con torta de dulce de leche, pastas y vino tinto.

Simplemente Quino, su más reciente libro, se publicó en 2016, y en él se recopilan antiguas tiras publicadas en prensa.

La familia explicó el pasado 30 de septiembre que falleció por «razones propias de la edad y derivaciones de su salud de este último tiempo».

Sin embargo, medios locales informaron que sufrió un accidente cerebro vascular en los últimos días y, a pesar de que los médicos lograron estabilizarlo, su estado se complicó.

Aunque nunca le gustó hacer balances, «de vez en cuando» no le quedaba otra que hacerlo por la insistencia de los periodistas a la hora de sonsacarle el por qué de su dilatado éxito.

«Eso me lo pregunto yo también mucho. No lo sé. Sé que he puesto el dedito en una tecla que mueve muchas cosas«, confesaba.

Soy periodista, editor y cronista. Amo contar historias.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending