Connect with us

Sexualidad

Relación abierta, ¿funciona?

Más personas practican cada vez relaciones íntimas fuera de la pareja de mutuo acuerdo por el bienestar de la relación. Revisa su funcionamiento y las claves para disfrutarla.

Publicado

el

relación abierta
Agencias

Cada vez son más las parejas en el mundo, sobre todo entre las más jóvenes, que viven una relación abierta y sin conflictos en cualquiera de sus diversos tipos.

Atrás parecen ir quedando, especialmente para los más conservadores, las tradicionales relaciones sexuales y amorosas exclusivamente entre dos.

Qué es una relación abierta

Una relación abierta es aquella en la que ambas partes acuerdan tener permiso para tener relaciones íntimas fuera de la pareja, sin que se considere esto como infidelidad.

Se trata de cualquier tipo de relación no monógama ni exclusiva, independientemente de que sea unión libre o matrimonial.

Los integrantes no consideran la monogamia necesaria para la salud y estabilidad de la relación, por lo que mediante un pacto común se establece la posibilidad de mantener relaciones sexuales y afectivas con otras personas.

Cómo funciona una relación abierta

El funcionamiento de una relación abierta es definido por los involucrados.

relación abierta
Una relación abierta es no monógama ni exclusiva. (Internet)

No está establecido un conjunto de reglas o límites. Cada pareja es única al definir lo que les funciona o no durante un tiempo determinado.

Este tipo de relaciones pueden ir desde relaciones sexuales esporádicas con otras personas hasta vínculos sentimentales más o menos estables.

Puede consensuarse solo desde lo sexual, y así se puede  tener solo un amor pero varias relaciones sexuales, o desde lo afectivo, manteniendo varias relaciones afectivas pero reservándose la sexualidad a una persona.

Se cuentan entre estas relaciones las parejas swinger o aquellas que mantienen una relación estable teniendo sexo consentido  por ambos con otras parejas.

Quienes practican están relaciones aseguran que basan sus afectos en la responsabilidad, el compromiso y en la libertad de compartir con varias personas.

Dentro de esta categoría se puede incluir también la monogamia temporal, la poligamia o la anarquía relacional.

Tomar la iniciativa de comenzar una relación abierta o convertir una relación tradicional en abierta implica un cambio de mentalidad.

Además, un cambio de la perspectiva de cada uno sobre cómo vivir las relaciones tanto emocionales como sexuales.

Muchos terapeutas familiares en esta clase de relaciones se abocan a la idea que la clave de la relación abierta es la honestidad y la comunicación abierta entre todas las partes involucradas.

En ese sentido, un estudio de la Universidad de Rochester asegura que el truco está en lo que ellos calificaron de modelo de la “triple C”: consentimiento mutuo, comunicación y comodidad.

Claves para disfrutar una relación abierta

Algunos consejos a tomar en cuenta resultan clave para disfrutar sin conflictos de una relación abierta.

relación abierta
La pareja debe establecer normas y límites en una relación abierta. (Internet)

Una relación sana

La pareja debe mantener un vínculo fuerte, funcionar bien y que exista confianza y seguridad de ambas partes.

Los expertos desestiman por completo la idea de abrir una relación con la intención de salvarla de una crisis o separación.

Consentimiento mutuo

Ambos deben aceptar que la relación sea abierta por consentimiento mutuo y nunca por simple compromiso, miedo u obligación.

Es primordial que ambos lo deseen sinceramente y estén convencidos de querer hacerlo. De lo contrario, las probabilidades de ruptura son enormes.

Fijar reglas y límites

Resulta vital llegar a un consenso sobre las reglas y límites, sobre la base de las necesidades de cada uno. Así evitarán malos entendidos, discusiones y confusiones.

Estas normas pueden tener cierta flexibilidad y son susceptibles de ser modificadas, pero deben cumplirse.

Permanente comunicación

La comunicación, como en todas las relaciones, es esencial  para una relación abierta. Es imprescindible manifestarse mutuamente necesidades, ideas y emociones.

Cabe destacar que disimular, aparentar o engañar al otro nunca será bueno.

Descartar los celos

Así como en las relaciones convencionales, los celos deben descartarse del todo en una relación abierta. No tienen cabida.

Si ambos son sinceros y cumplen las normas preestablecidas no tienen por qué aparecer celos ni desconfianza.

Sincerarse con las otras personas

Además de la sinceridad en la pareja es importante la que sostengan con quienes mantienen las relaciones íntimas.  Estas deben conocer las normas acordadas.

De lo contrario, estas pueden verse heridas y, además, pueden aparecer conflictos entre todos.

Dedicarle tiempo a la pareja

Pasar tiempo con otras personas no debe suponer el descuido de la relación de pareja. Debe protegerse y cuidar a diario.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending