Connect with us

Sexualidad

Relaciones tóxicas: Cómo identificarlas y salir de ellas

Una revisión a las características, orígenes y tipos de estas relaciones de pareja no saludables, así como a la forma de terminarlas y también de evitarlas.

Publicado

el

relaciones tóxicas
Agencias

Las relaciones que no son saludables son tóxicas, sea entre compañeros de trabajo, sociales, amigos, familiares y parejas, porque se dan en cualquier ámbito social.

Se trata de uniones en las que uno o los dos integrantes se permanecen como  atrapados en una red negativa de la que les resulta difícil salir por el afecto involucrado, sobre todo cuando se habla de parejas.

Cuáles son las relaciones tóxicas

Las relaciones tóxicas son aquellas en las que a una de las dos partes o a ambas le está generando malestar o daño. Es una relación destructiva.

Pueden definirse también como aquellas en las que ambas partes son incapaces de lograr un trato de igual a igual.

En ese sentido, uno «se aprovecha» del otro, cuando aparentemente solo uno de los dos obtiene un beneficio.

Suelen establecerse entre una persona manipuladora y una susceptible a la culpabilidad, sensible y vulnerable, que sufre de dependencia afectiva.

Uno o ambos sufren por el hecho de estar juntos, por lo que se somete a un desgaste emocional por convencerse que pueden salvar esta unión.

Llegan, incluso, a enfermarse física y emocionalmente, y suelen terminar rompiéndose la pareja.

Características de las relaciones tóxicas

  • Uno de los dos actúa viendo únicamente su interés, por lo que manipula y controla a la otra.
  • El poder no se comparte. Por el contrario, en las relaciones tóxicas la persona manipuladora intenta que la otra obtenga el mínimo de poder.
  • Exceso de discusiones, por la insistencia constante y absoluta de uno de los dos en tener el control.
  • Faltas de respeto.
  • Poco cuidado, propio y de la pareja.
  • Juegos psicológicos en los que menudo intercambian el papel de víctima, salvador o agresor.
  • Poco reconocimiento del otro. En las relaciones tóxicas las parejas son incapaces de verse tal y como son. Se aferran a una imagen del otro que corresponde a lo que esa persona hizo o dijo hace tiempo.
  • Viven a la defensiva.
  • No  hablan con tranquilidad acerca de cómo se sienten.
  • Los deseos y necesidades son sistemáticamente relegados a un segundo plano, y sus gustos y opiniones criticados y puestos en tela de juicio.
  • Celos y control posesivo.

Por qué se originan las relaciones tóxicas

relaciones tóxicas
Una de las principales características de las relaciones tóxicas son las discusiones. (Internet)

Son varias las razones de las relaciones tóxicas, pero generalmente tienen una serie de elementos en común.

Baja autoestima

Cuando por la creencia de no ser merecedor de algo mejor, uno de los dos  tiene la idea de que no puede estar sin la otra persona porque ella es la que siempre ha estado ahí para ayudarle en todo.

Y el otro puede tener la sensación de que ser su salvador, de poder calmar sus necesidades y de llegar a su vida para hacerla cambiar.

Dependencia emocional

Cuando se trata de suplir carencias afectivas con la pareja, pretendiendo que el otro le de lo que es capaz de gestionar.

Esta sensación suele lleva a mendigar cariño y es cuando empiezan los desencuentros emocionales.

Se cuenta también como causa de relaciones tóxicas el miedo a quedarse solo, que quizás sea la característica más común del origen de las relaciones tóxicas

Es cuando por miedo a no quedarse solo se tolera cualquier tipo de relación, aunque ésta le haga sentir mal.

Influye también el temor a lo que está por venir. Es cuando personas se acomodan dentro de una relación por mucho malestar que les aporte, por miedo a seguir adelante con su vida y abrir nuevos caminos.

Es lo que se conoce como zona de confort o seguridad, aunque en este caso es una seguridad ficticia.

Principales tipos de relaciones tóxicas

Cuando se cede poder de decisión

Es cuando una de las dos personas toma la capacidad para tomar las decisiones importantes y llega a ser, de algún modo, el jefe o jefa de la relación.

Esto baja la autonomía de uno de los componentes, que ve cómo su poder de decisión queda drásticamente reducido.

Basadas en el chantaje emocional

Cuando se sustituyen los afectos y el amor que fueron la base y la justificación de la relación por una forma de chantaje que alarga la vida de la unión de manera dañina y artificial.

En este tipo de relaciones tóxicas, la víctima principal es la que cede constantemente, ya que a la práctica está siendo controlada y manipulada por el otro.

Y esta puede hacer ver que le deja una total capacidad para tomar decisiones sobre su propia vida, pero indirectamente hace cosas para que la otra se sienta mal.

Cuando se idealiza al otro

Este tipo de relaciones tóxicas aparece cuando empieza a hacerse evidente que uno o los dos no se han enamorado de la persona con la que comparten afecto, sino con una versión idealizada de ella.

Y al hacerse evidente que la otra persona no cambiará tal y como se desea, aparece el rencor.  Lo peor ocurre cuando la presión de uno sobre el otro para intentar que cambie se transforma en maltrato.

Cuando se idealiza la relación

Esto sucede cuando hay expectativas muy distintas acerca de cómo será en el futuro de la relación, principalmente por falta de comunicación durante las primeras etapas.

Es uno de los tipos de relaciones tóxicas cuyos efectos se hacen notar a largo plazo, cuando varios sacrificios realizados pueden verse como inútiles, lo que puede producir rencor y frustración.

Basadas en la mentira

Es cuando la pareja se ve como un medio para llenar un vacío o crisis existencial, para obtener la aprobación de los demás o para tener acceso a ciertos recursos.

Así como en la que se engaña a la otra persona sobre la naturaleza de los lazos afectivos creados entre ambos.

Basadas en el miedo

Aquellas en las que hay un maltrato claro basado en las agresiones físicas o verbales y el miedo a que la pareja tome represalias si se entera de ciertas cosas.

Cómo salir de las relaciones tóxicas

relaciones tóxicas
Hay diferentes tipos de relaciones tóxicas. (Internet)

La psicóloga española María Fornet ofrece algunas recomendaciones generales para aquellas personas que constatan que mantienen relaciones tóxicas y desean salir de ellas.

  • Recordar que si las cosas no han mejorado hasta ahora en la relación, lo más probable es que no vayan a hacerlo nunca.
  • Rodearse de gente que siente que les quieren y pedirles su apoyo durante el proceso.
  • No esperar dejar de querer a la otra persona para dar el paso.
  • Cuidar la salud emocional. Atender con tiempo y cariño las secuelas psicológicas que dejan las relaciones tóxicas: culpa, confusión, cansancio emocional y vergüenza.
  • En caso de relaciones violentas, es fundamental buscar apoyo de algún servicio de atención y espacio adecuado para dar los primeros pasos de la manera más segura posible.
  • Trabajar por tener una buena autoestima y una vida personal rica.
  • Recordar “que una relación sana es aquella que te suma y no te resta: la que te hace sentir más grande, más escuchado, más respetado, más seguro y tranquilo, y no lo contrario”.

Cómo evitar las relaciones tóxicas

 Cuando se crea que la pareja es problemática, se aconseja seguir los siguientes pasos para evitar caer en un tipo de relaciones tóxicas.

  • Empoderarse. Sentirse lo suficiente fuerte y decidida la persona para hacerle frente a los intentos manipuladores del la otra.
  • Hablar el tema con familiares y amigos. Ellos pueden ayudar a valorar si realmente la pareja es tóxica o no.
  • Hablar con la pareja. Sentarse a hablar tranquilamente y con respeto con la pareja para evitar enfrentamientos
  • Cortar la relación, Si no es posible cambiar la forma de actuar del otro y la única solución es ponerle fin debe hacerse,  ya que no no se va a sentir mejor ni va a cambiar nada solo por esperar a que suceda.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending