>
Connect with us

Salud y Bienestar

Claves de la resiliencia: ¿Cómo la construimos?

¿Estás pasando por tiempos difíciles? Sabemos que las adversidades pueden tumbarte, pero por eso te enseñamos como construir la resiliencia que necesitas para superar los momentos más duros de la vida.

Publicado

el

Construir Resiliencia

¿Alguna vez has sentido que las circunstancias son más grandes y que no puedes detenerlas? Ante esto lo mejor es adaptarse, reinventarse y buscar las mejores alternativas para soportar. De esto se trata la resiliencia.  

La resiliencia es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras. Significa «rebotar» de una experiencia difícil, como si uno fuera una bola o un resorte.


Explica la Asociación Americana de Psicología

Los factores que identifican a las personas resilientes es su capacidad de formular soluciones y controlar sus emociones. Por eso la resiliencia más allá de formar parte de nuestro vocabulario, debe formar parte de nuestros hábitos de vida.

Pasos para construir resiliencia

La resiliencia no es un talento con el que se nace. Aunque si es cierto que hay personas más resilientes que otras, esto se trata de una virtud que podemos construir poco a poco. Aquí algunos consejos:

Recuerda, nada es insuperable

Casi nunca podemos evitar los eventos que nos ocurren mucha tensión, pero si podemos controlar la manera en que reaccionamos a ellos. De esta manera es muy necesario afrontar el problema y evitar huir de él. A veces, será necesario adaptarse a las circunstancias que tenemos, pero recuerda que estas no son determinantes de tu futuro ni de quien eres.  

Todos tenemos la capacidad para afrontar los problemas y encontrar soluciones apropiadas.

Mantén el buen humor

Una de las bases para crear resiliencia es ver las cosas desde otra perspectiva, el humor es un enfoque estupendo para esto. Los especialistas indican que las personas con sentido del humor tienen más capacidad de adaptación ante la adversidad.

Reírte además te ayudará a ver las cosas de una manera más positiva. No está mal sacar una broma de tus problemas. En los momentos difíciles, la risa es tu mejor aliada.  

Busca un circulo de apoyo

Establece relaciones con personas positivas, que te contagien de buenas y fortaleza para este mal momento, acepta la ayuda de estas personas. Incluso, puedes incluirte en un grupo de apoyo, en una organización o en un al sostén social basado en la fe para sobrellevar tus problemas.

También es terapéutico apoyarte en el cariño de tus familiares, amigos y seres queridos.

Enfócate en el progreso y no en las metas

Aunque muchas personas lo hacen al revés, está comprobado que un control de los avances es mucho más efectivo que enfocarse en las metas. Cuando colocas toda tu atención en los objetivos finales, se pueden generar muchas duda e incertidumbre sobre cómo llegar es eso que quieres.

En cambio, si canalizas tu energía en pequeños puntos, verás como progresas y te sentirás mejor con lo mucho que has avanzado. Eso sí, asegúrate de que tus metas sean realistas y crea un plan de acción para alcanzarlas.

Motívate, practica el mindfulness

Vive el aquí y el ahora, forma el habito de estar consciente en el presente. De esto se trata el mindfulness. Vivir en el pasado te causará muchos sentimientos de culpabilidad, por el otro lado, pensar constantemente en el futuro, te aumentará esa cuota de preocupaciones y ansiedad.

Pensar en el ahora, te ayudará a mantenerte optimista. Además, te permitirá seguir disfrutando de los pequeños placeres de la vida.

¡Bonus! Ejercicio para la resiliencia: Una técnica que se puede usar para esto es imaginar el lugar en el que te encuentras en este momento y alejarte lentamente de ti mismo. Aleje lentamente el lugar en el que te encuentras, luego, el estado, el país e incluso el continente hasta que llegas a la luna y observa toda la Tierra. Ahora piensa en tu problema otra vez… ¿qué tan grande es realmente?

Ahora, por último y no menos importante…

Nunca pierdas la esperanza

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending