Connect with us

Salud y Bienestar

Salvia, la hierba superpoderosa

Los beneficios de esta planta silvestre y aromática son abundantes en el alivio y la curación de una amplia variedad de síntomas y enfermedades. De allí sus múltiples usos.

Publicado

el

salvia
Agencias

Unas de las plantas que se más se utiliza para curar enfermedades desde la antigüedad es la aromática salvia.

Es una de las hierbas a las que se les pueden atribuir tantas bondades diferentes, siendo conocida y empleada desde la Antigua Grecia.

Qué es la salvia

La salvia es una planta silvestre y aromática cuyo nombre significa capaz de salvar. Forma parte de la familia de las lamiáceas, de la que es su género más abundante, al igual que el orégano o la albahaca.

Cuenta con unas 500 especies, siendo la más común la salvia officinalis.

Puede alcanzar medio metro de altura, llegando a veces a los 70 centímetros y sus hojas son perennes, pecioladas, alargadas y de color verde grisáceo.

Tiene flores de color azul violeta que crecen en racimos verticales y un olor muy característico difícil de confundir.

Se encuentra ampliamente disponible y extendida por los países del Mediterráneo, aunque ha sido cultivada en el mundo, incluyendo Suramérica.

Principios activos de la salvia

  • Aceite esencial. Hasta un 2,5%, con sustancias presentes también en otras labiadas como borneol, cineol, tuyona y, sobre todo, el alcanfor, más otros hidrocarburos terpénicos.
  • Sustancias amargas como la pricosalvina.
  • Ácidos fosfórico, oxálico y nítrico.
  • También ácidos fenólicos, como el rosmarínico, cafeico y clorogénico.
  • Flavonoides, glicósidos de luteolol, apigenol y otros alcoholes.
  • Saponinas.
  • Taninos.
  • Vitaminas A y C.

Propiedades y beneficios de la salvia

Las principales propiedades y beneficios de la salvia tienen que ver con la salud.

Efectos antibióticos

Fortalece el sistema inmunitario, ayudando a eliminar bacterias y sirviendo como antiséptico en caso de heridas e infecciones.

Alivia molestias gastrointestinales

Los taninos que contiene hacen que contribuya a calmar problemas gastrointestinales. Así, ayuda a calmar la motilidad intestinal, por ejemplo, dados sus efectos astringentes.

Rica en antioxidantes

Su uso como condimento dificulta el daño por oxidación de los tejidos debido a sus abundantes antioxidantes.

Contribuye de esa manera a la cicatrización, a la salud cutánea e incluso ayudando a mantener la salud y funcionamiento del cerebro.

Baja la glicemia

Es hipoglicemiante. De allí su uso útil para los diabéticos a la hora de rebajar sus niveles de azúcar.

Energiza y estimula el apetito

Sumamente útil para tratar la debilidad muscular, falta de energía y astenia. De igual manera, estimula el apetito y la actividad.

Relaja

Otra de las propiedades de la salvia es que en infusión permite la relajación muscular, contribuyendo así a combatir el insomnio.

Parece ayudar a rebajar el nivel de ansiedad pese a ser a su vez vigorizante.

Antiinflamatoria

Por sus propiedades antiinflamatorias, reduce molestias propias de problemas del tubo digestivo y contribuye a la relajación de los músculos tensionados.

Mejora problemas ginecológicos

Uno de los usos más tradicionales de la salvia se vincula a los trastornos ginecológicos, especialmente los sofocos y alteraciones propias del climaterio.

También favorece el ciclo menstrual, contribuyendo a la generación de estrógenos, además de reducir los dolores, por sus efectos antiinflamatorios.

Fortalece el cabello y la piel

Ayuda a la salud de cabello y es de utilidad en algunos tipos de dermatitis y a la hora de mantener desinfectada la piel.

Usos más frecuentes de la salvia

salvia
Las hojas de la salvia son perennes, pecioladas, alargadas y de color verde grisáceo. (Internet)

Son muchos los usos que se le dan a la savia por sus propiedades y beneficios a la salud.

  • En caso de sufrir cualquier hematoma se puede recurrir a ella para aliviar la hinchazón.
  • Para los dolores musculares, inflamación en el colon o problemas reumáticos.
  • Cuando se tiene cualquier tipo de infección o de irritación leve, como en la garganta, a través de gárgaras.
  • Para limpiar todo tipo de heridas leves o lesiones en la piel, ayudando a acelerar la cicatrización y manteniéndola libre de cualquier infección.
  • Como enjuague bucal casero para casos de estomatitis, gingivitis o faringitis.
  • Problemas de calambres o espasmos y dolores estomacales repentinos.
  • Tratar dolores por la menstruación.
  • Para disminuir el calor y la sudores de la menopausia.
  • Como expectorante, sobre todo en casos de bronquitis, rinitis y procesos similares.
  • Fortalecer el sistema inmunológico.
  • Controlar la diabetes.
  • Ayudar a reducir el colesterol alto.
  • Combatir virus y bacterias.
  • Tratar la depresión, el insomnio y la pérdida de memoria.
  • Ayuda a la pérdida de peso.
  • En caso de fiebre, ayuda a sudar.
  • Tratar eccemas, psoriasis y acné.
  • Prevenir el envejecimiento precoz, el cáncer y las enfermedades cardíacas.
  • Disminuir el nivel de leche materna en las madres que tratan con la sobreproducción.
  • Aromatizador y saborizante.
  • Decoración en abalorios y en jardinería.
  • Condimento de distintos guisos y cocinados, sobre todo italianos.
  • Forma parte de diferentes inciensos, perfumes y cosméticos.

Cómo se usa la salvia

La salvia se presta para diferentes formas de presentación y uso.

  • La planta fresca o seca para infusión. Una cucharada sopera rasa por taza de agua.
  • En tintura alcohólica. Hasta 40 gotas diarias, en tres dosis.
  • Como extracto fluido. Una cucharadita de café de salvia.
  • En cápsulas o comprimidos.
  • Como polvo, para infusión, hasta 4 gramos diarios.
  • El aceite esencial, 2 a3 gotas al día, con un terrón de azúcar.
  • Por vía externa, la decocción de salvia aplicada en compresas o en baños.
  • Cataplasmas de hojas frescas.
  • Oleato de salvia o maceración de hojas de salvia e hipérico en aceite de olivas o almendras.
  • Tintura de salvia en loción y aplicada en fricción.

Cómo preparar infusión de salvia

salvia
El té se prepara solo con hojas de salvia en agua hirviendo. (Internet)

El té de salvia es una infusión herbal muy fácil de preparar en cualquier lugar.

Basta con colocar un vaso de agua hirviendo sobre una cucharada de hojas de salvia y dejar en infusión.

Luego se cuela, se espera a que se enfríe un poco y ya está listo para el consumo, sin necesidad de ser endulzado por tener un sabor agradable, aunque mejora con un poco de limón.

Las hojas secas se pueden encontrar en herbolarios, herboristerías, en las farmacias fitoterápicas o a través de internet, aunque también puede plantarse la hierba en casa.

Se trata de una bebida libre de cafeína y que se puede tomar caliente o fría, de acuerdo con el gusto de cada quien.

Contraindicaciones y precauciones en el uso de la salvia

La salvia puede consumirse y usarse con cierta tranquilidad, pero hay que tomar en cuenta algunas contraindicaciones y precauciones.

.Dosis elevadas o inapropiadas podría generar toxicidad a nivel neuronal, e incluso convulsiones a nivel motor.

  • Irritación en pieles sensibles.
  • Tratamientos con salvia deben contemplar descansos de 10 a 20 días, para evitar el efecto acumulativo de sus componentes más activos.
  • Las personas diabéticas deben acudir al médico si consumen salvia para que controle su nivel de azúcar y prevenga cualquier descompensación.
  • No se recomienda tomar salvia durante el embarazo, debido a que la tuyona, uno de sus componentes más activos, puede causar contracciones uterinas.
  • Tampoco se aconseja en el periodo de lactancia.
  • Personas con sensibilidad a las hormonas no deben consumirla.

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending