Connect with us

Embarazo semana a semana

Semana 1 de embarazo, comienza la aventura

Publicado

el

semana 1 de embarazo

¡Felicidades! Acabas de saber la noticia: ¡Estás embarazada! Comienza para ti y tu futuro bebé un camino lleno de cambios hacia el milagro de la vida. Descubre cómo es la semana 1 de embarazo.

Con la primera semana de embarazo empieza un precioso camino con numerosos cambios, cuyo resultado final será el nacimiento de un bebé.

El embarazo es el tiempo comprendido entre la fecundación y el parto. Esta primera semana corresponde, en realidad, al periodo menstrual, ya que la fecha del parto se calcula desde el primer día de la última regla.

semana 1 de embarazo 1
Foto: Internet.

¿Cómo es la semana 1 de embarazo?

En la semana 1 de embarazo comienza el cansancio, el sueño, un olfato más despierto y a tiro, aumenta la sensibilidad en los pechos, las náuseas o incluso algunos cambios en el estado de ánimo todavía tardarán alguna semana en hacer acto de presencia.

No obstante, sentir presión en la pelvis y en las caderas o un aumento de las ganas de orinar son algunos síntomas que podrás empezar a sentir ya en las primeras semanas de embarazo.

Visitas al ginecólogo, test prenatales, ecografías, análisis de sangre, amniocentesis… Durante las próximas 40 semanas, los controles médicos y las pruebas diagnósticas se sucederán una tras otra.

Deberás ser paciente y dejar la hipocondría en stop, ¡si es que sufres de ello! Todo sea por tu bienestar y el de tu futuro bebé. Comienza la aventura en esta semana 1 de embarazo.

Cómo es la menstruación en la semana 1 de embarazo

La primera semana de embarazo en realidad no estás embarazada todavía, ya que durante esa semana tendrás la regla.

Se produce el sangrado vaginal provocado por la descamación de la capa funcional del endometrio que se ha preparado para alojar al óvulo fecundado. Al no haber óvulo fecundado, se produce la menstruación.

Es la etapa preovulatoria, variable de una mujer a otra, que se inicia con el primer día de la regla.

El ciclo femenino tiene una duración aproximada de 28 días, pero el 90 por ciento de las mujeres tiene ciclos de entre 23 y 36 días.

Hay mujeres que incluso tiene ciclos más largos y variables de un mes a otro, por tanto es muy difícil calcular el momento de la ovulación y más aún las semanas de embarazo.

Puede llegar a haber semanas de diferencia entre una y otra, por tanto la fecha de parto de la primera será después de la semana 40.

Aún así, se toma el primer día de la última regla como punto de partida del embarazo, pero en realidad el tiempo de gestación sólo podrá ser calculado de forma más exacta por medio de las mediciones de las ecografías.

semana 1 de embarazo 2
Foto: Internet.

Semana 1 de embarazo: test de embarazo, cuándo realizarlo

La fecha en que se realiza la prueba de embarazo es determinante para que el resultado sea fiable. Es una situación muy especial y a veces la ansiedad puede jugar una mala pasada, por tanto es importante hacerla en el momento adecuado.

Análisis de sangre

La prueba más extendida es el test de embarazo casero que se compra en la farmacia, pero muchas mujeres optan por un análisis de sangre, por ser más preciso y fiable incluso antes de que se produzca la primera falta de menstruación.

Se puede obtener un resultado preciso en pocas horas, así como determinar la edad exacta del feto. También se puede saber si se trata de un embarazo anormal, como un embarazo ectópico (fuera del útero), un embarazo molar o un posible aborto espontáneo.

Test de embarazo casero: si eres regular

Vamos ahora con el test de embarazo que se puede comprar en las farmacias. Como ya hemos dicho, procura comprar un test lo más sensible posible, es decir que detecte la concentración más baja de hCG. La mayoría detecta a partir de 20 mIU/ml (miliUnidades Internacionales por mililitro de orina).

Para la mujer con ciclos regulares es más sencillo calcular el momento adecuado. Según lo esperable, la mujer ha ovulado a mitad del ciclo y la implantación del embrión se ha producido entre los seis y los diez días después de la fecundación.

Por tanto, con un retraso de un día en la fecha prevista para la llegada de la menstruación los niveles de la hormona gonadotropina coriónica (hCG), que comienzan a elevarse después de la implantación, ya habrán alcanzando un nivel detectable en orina.

Por tanto, aunque hay tests que prometen un resultado desde la primera semana después de la concepción, lo más fiable es realizarlo con al menos un día de retraso. Aunque puede realizarse en cualquier momento del día, también se recomienda utilizar la primera orina del día, que tiene mayor concentración.

semana 1 de embarazo 3
Foto: Internet.

Test de embarazo: si no eres regular

Para las mujeres que no tienen un ciclo regular, la detección del embarazo se complica un poco más que para las anteriores.

Hay mujeres muy intuitivas que tienen la certeza de estar embarazadas incluso antes que el test de embarazo lo confirme, pero como no todas son capaces o necesitan una confirmación científica, casi todas recurren al test de embarazo.

Realizarte el test con un día de retraso puede ser demasiado pronto para obtener un resultado fiable. Puede que hayas ovulado más tarde de lo pensado, por tanto lo recomendable para obtener un resultado fiable es realizar el test una semana después de la fecha prevista para tu periodo.

¿Qué puede pasar si se realiza el test de embarazo antes de tiempo?
Si te haces la prueba de embarazo antes de tiempo lo que puede suceder es que arroje un falso negativo.

Es decir, que el test diga que no estás embarazada cuando en realidad sí lo estás. Lo que sucede es que la presencia de la hormona gonadotropina coriónica aún no es detectable en la orina pues sus niveles son muy bajos.

Sin embargo, la cantidad de hCG en la orina en las primeras semanas de embarazo puede variar mucho de una mujer a otra. Por lo tanto, si la prueba ha dado negativa y la ausencia de menstruación persiste, deberás repetir el test a los tres o cuatro días.

Desarrollo del embrión en la semana 1 de embarazo

Aún no vas a ver nada si te haces una ecografía. Probablemente, ni siquiera has concebido a tu futuro bebé. No obstante, queremos ofrecerte la imagen de una ecografía de lo que sería la primera semana de la gestación, para que te empieces a familiarizar con este tipo de imágenes. ¡Disfrútala!

Cuidados en la semana 1 de embarazo

¡Ya estás en tu primera semana de embarazo! Si no lo has hecho con anterioridad, cuando ya estabas buscando el embarazo, es recomendable empezar a tomar ácido fólico, un suplemento clave para el desarrollo embrionario y fetal, y para reducir el riesgo de defectos en el tubo neural, como es el caso de la espina bífida.

Cabe señalar, asimismo, que el yodo favorece el desarrollo cerebral del bebé y que la vitamina B es clave a la hora de evitar fallos en la ovulación e implantación (B1), infertilidad y aborto espontáneo (B2), así como para favorecer la concepción y correcto desarrollo del feto (B5 y B12) y la formación y funcionamiento de las hormonas sexuales (B6).

Si previamente al embarazo, el papel de una dieta y unos hábitos de vida saludables ya era importante, imagínate ahora, que hay una nueva vida a punto de gestarse en tu interior.

Es necesario, por tanto, que evites especialmente determinados alimentos, como los productos lácteos no pasteurizados o manipulados indebidamente, que pueden dar lugar a la listeriosis, así como determinados pescados y mariscos que pueden contener mercurio y mantener a raya el consumo de pescados azules como el atún, la sardina o la trucha.

Evidentemente, nada de fumar y cero alcohol. Debes tener en cuenta, asimismo, que durante el primer trimestre del embarazo el único medicamento sin receta seguro es el paracetamol.

embarazo 4
Foto: Internet

También te puede interesar: Alergia en el embarazo y cómo tratarla

Test de ovulación

Para comenzar, determina la duración de tu ciclo normal. Podría tener una duración de 20 a 45 días.

Comienza a contar desde el primer día de tu menstruación (el primer día de sangrado o de goteo sanguíneo) – y deja de contar el primer día de tu próxima menstruación. Esta es la duración de tu ciclo.

Si la duración de tu ciclo es diferente cada mes por más de unos cuantos días, simplemente calcula el promedio de días de los últimos tres meses.

No es necesario realizar la prueba de ovulación por la mañana. A cualquier hora del día está bien.

Sin embargo, debes hacerte la prueba a aproximadamente la misma hora todos los días. Además, si tomas cantidades excesivas de líquidos la HL en la orina puede diluirse, por lo tanto, es mejor que limites la ingesta de líquidos a partir de dos horas antes de realizarte la prueba.

Hábitos saludables en la semana 1 de embarazo

Come sano durante el embarazo

  • Una buena alimentación es primordial en cualquier etapa de la vida, pero especialmente durante el embarazo. Entre los consejos para una alimentación sana durante el embarazo podemos destacar el consumo de fruta y verdura bien lavadas (ricas en fibra, vitaminas…), lácteos (nos aportan calcio), carnes y pescados (excepto algunos no recomendados como el atún rojo y emperador)…
  • Puede que tengas hambre a todas horas, pero recuerda elegir tentempiés saludables, no tomar alimentos crudos (sushi) o poco curados. Evita la bollería industrial y en general dulces y comida con exceso de grasas saturadas.

Toma un suplemento de yodo y ácido fólico

  • Durante el embarazo y la lactancia se recomienda un suplemento de yodo y de ácido fólico, nutrientes esenciales para el correcto desarrollo del bebé.
  • Los médicos suelen recomendar suplementos alimenticios que contienen estas sustancias junto a otras importantes como calcio, hierro, omega-3, vitaminas… por si la alimentación de la madre tiene carencias y no llega a las recomendaciones.
embarazo 5
Foto: Internet

Procura mantener un peso adecuado

  • Es difícil hablar del el aumento de peso ideal durante el embarazo, ya que aunque en general se recomienda un incremento entre seis y doce kilos, las embarazadas con bajo peso deben aumentar más kilogramos para recuperar su estado nutricional, mientras que las que comienzan con exceso de peso han de limitar su aumento.

Mantén una buena hidratación

  • Mantenerse bien hidratada durante el embarazo bebiendo agua suficiente es fundamental para mantenerse sana, para prevenir problemas como la obesidad, las varices, el edema, estreñimiento…
  • Se recomienda beber al menos dos litros de agua diarios durante el embarazo, probablemente más si es verano y siempre que tengas sed.
  • También puedes optar por zumos naturales (mejor que los envasados), leche, batidos caseros y tomar abundante fruta y verdura también te mantendrá bien hidratada. Todo para iniciar la semana 1 del embarazo.

Di no a tabaco y alcohol

  • Está comprobado que fumar durante el embarazo plantea riesgos. Debido a la falta de oxígeno, el feto puede no crecer y su ritmo cardiaco se acelera. El tabaco se relaciona con muchos abortos y muertes de bebés, por lo que ha de evitarse en la medida de lo posible, no solo en la madre, también en el entorno.
  • Por otro lado, el alcohol pasa al torrente sanguíneo del bebé y también le afecta negativamente y si el consumo es habitual pueden darse complicaciones obstétricas e incluso el síndrome alcohólico fetal. En definitiva, mejor no beber ni una gota de alcohol durante el embarazo.

Haz ejercicio durante el embarazo

  • Si no existe contraindicación médica o riesgo para el embarazo, la práctica habitual de ejercicio proporciona múltiples beneficios a la madre y al bebé.
  • El momento y el ritmo con el que empecemos dependerá de cada mujer y a lo que esta estuviera acostumbrada, pero en general no hay límites para ello y se puede seguir con actividad física hasta el final del embarazo.
  • Hay algunos ejercicios más adecuados para la embarazada, como la natación y otros ejercicios en el agua, caminar, yoga, ir en bicicleta… Dependerá de nuestros gustos y además nos prepara para afrontar fuertes y con más ánimos el parto, ayudando a una mejor recuperación.
  • Además, no olvidemos los ejercicios de preparación al parto (acudir a las clases puede ayudarnos en muchos sentidos y también nos prepara para la llegada del bebé) y algunos importantes como los de Kegel para fortalecer el suelo pélvico.

Te puede interesar: Semana 2 de embarazo: el protagonismo de la ovulación

Haz el amor

  • Otro ejercicio que podemos practicar es en la intimidad. Practicar sexo durante el embarazo, siempre que no exista riesgo, es beneficioso tanto para la madre como para el feto, por lo que se trata de otro hábito saludable a tener en cuenta por la embarazada.
  • En la recta final de la gestación, mantener relaciones sexuales puede ser un buen ejercicio de preparación al parto
  • Hay que olvidar los mitos falsos y saber que el sexo es posible durante cada trimestre y también existen algunas posturas más idóneas.
  • Al final del embarazo las contracciones vaginales debidas al orgasmo ablandan el cuello uterino (así como las prostaglandinas del semen), facilitando el trabajo del parto y preparando al cuerpo para aliviar el dolor.
primera semana embarazo 6
Foto: Internet

Realiza el seguimiento médico

  • No estamos enfermas, pero durante los meses que dura la gestación nuestro cuerpo sufre muchos cambios, el embrión y el feto evolucionan rápidamente y queremos que todo esté bien.
  • Los distintos controles durante el embarazo no solo sirven para que nos emocionemos con la primera ecografía, nos aseguran el correcto desarrollo del mismo, así como la realización de los análisis pertinentes.
  • Entre estos análisis prenatales importantes se encuentran el triple screening que detecta anomalías en el feto o la prueba del estreptococo para ver si existe infección, el test de O’Sullivan para controlar el nivel de glucosa.

Cuida la higiene bucal

  • Por cada hijo, un diente, dice el saber popular. Nos alegramos de que sea falso, pero algo de realidad hay detrás de esa catastrófica frase.
  • La boca durante el embarazo también sufre cambios, la composición de la saliva, las hormonas, las náuseas, provocan que un buen número de embarazadas padezcan problemas bucales.
  • Por ello, recuerda lavar los dientes con crema fluorada después de cada comida, utiliza el hilo dental y colutorio de enjuague.
  • El ginecólogo no tiene por qué ser el único especialista que veamos durante el embarazo. Se recomienda una visita al odontólogo para controlar la salud bucal al menos una vez el el embarazo, preferiblemente en el segundo trimestre, para controlar que todo está bien.

Relájate, descansa

  • La salud mental también es importante y necesitamos estar lo más cerca posible del 100% para la llegada del bebé.
  • No siempre resulta fácil, sobre todo si ya tenemos hijos anteriores y más que nada al final del embarazo, pero hemos de procurar descansar al máximo y mantener el estrés alejado de nuestra vida.
  • Procuremos una buena calidad del sueño (aunque en el último trimestre el asunto se complique), sigamos haciendo ejercicio y realicemos actividades que nos despejen, que nos entretengan, que nos relajen.
  • En definitiva, estos son los hábitos saludables durante el embarazo que has de seguir para prevenir riesgos y que todo salga bien.
  • Sigue las recomendaciones del médico y dentro de poco tendrás a tu bebé en brazos…
  • Empieza una nueva etapa que, por cierto, ¡también ha de ser muy saludable!

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending