Connect with us

Embarazo semana a semana

Semana 25 de embarazo, el bebé abre y cierra los ojos

En esta etapa la futura madre presenta reflujo y más gases por la presión del útero en el abdomen, y debajo de las encías del bebé comienzan a aparecer los dientes de leche.

Publicado

el

semana 25 embarazo
Agencias

En la semana 25 de embarazo el útero y, por consiguiente, el abdomen de la futura madre siguen creciendo, así como desarrollándose cada vez el bebé, que ya comienza a abrir y cerrar los ojos.

Corresponde a seis meses y una semana de gravidez, y a la semana 23 de gestación.

Esto tomando en cuenta la duración del embarazo de 40 semanas desde la fecha de la última menstruación y las 38 semanas desde la concepción.

¿Cómo es la semana 25 de embarazo?

Resulta evidente el aumento del abdomen y del tamaño de las mamas de la madre en la semana 25 de embarazo.

Empieza también a sentirse cansada y a retener líquidos en piernas y pies.

En cuanto al feto, continúa sin pausa la maduración de los órganos, así como la formación de las distintas capas de la piel.

Además, empieza a abrir y a cerrar los ojos, tras comenzar a mover los párpados, y su actividad dentro del útero es cada vez más activa.

Es posible que por el exceso de actividad se coloque de nalgas en esta etapa, sin adoptar la posición definitiva en el útero.

Síntomas de embarazo semana 25

  • Ardores y reflujo, debido a que el esfínter inferior del esófago no se cierra totalmente por la presión que ejerce el útero en el abdomen. También por el aumento de la progesterona.
  • Gases o flatulencias, debido a la compresión del útero sobre las asas intestinales. Pueden producir dolor cuando no se expulsan.
  • Náuseas, mareos o vómitos matutinos.
  • Aversión por determinadas comidas o alimentos.
  • Estreñimiento.
  • Dolores de espalda, por el aumento del volumen del abdomen.
  • Flujo vaginal abundante o leucorrea.
  • Insomnio o dificultad para dormir.
  • Cansancio.
  • Aumento de las ganas de orinar.
  • Calambres.
  • Aumento de la libido.
  • Cambios frecuentes de ánimo.
  • Movimientos fetales, sobre todo, nocturnos.
  • Cambio en la forma de caminar.
  • Propensión a tropiezos y caídas por el cambio del centro de gravedad.
  • Aparición de las primeras producciones de calostro.

Cambios en tu cuerpo

  • En la semana 25 de embarazo, el abdomen ha crecido notablemente, así como el peso del feto, por lo que la futura madre cuenta con unos kilos de más.
  • Aumento del tamaño de las mamas.
  • Hinchazón en piernas y pies a causa de la retención de líquidos.
  • Más cabello, suave y brillante, y más liso o más rizado, debido a las hormonas del embarazo.
  • También más vello en el mentón, la tripa y las mamas, a causa de los andrógenos.
  • Cierta dificultad al respirar o falta de aire, por el mayor consumo de oxígeno del cuerpo y a que la presión sobre el diafragma aumenta según va creciendo el abdomen

Desarrollo del bebé en la semana 25 de embarazo

semana 25 embarazo
En la semana 25 de embarazo el corazón del bebé se oye latir muy rápido entre 120 y 160 latidos por minuto. (Internet)
  • A partir de la semana 25 embarazo ya el bebé puede abrir y cerrar los ojos, tras abrirse los párpados.
  • Se van formando las distintas capas de la piel, recubierta por una sustancia grasa llamada vérnix y de un fino vello que se conoce como lanugo, y cada vez será menos translúcida y fina.
  • Comienza a definirse el cabello, que tiene un color y una textura determinada, aunque éstos podrán cambiar cuando nazca.
  • Escucha más sonidos provenientes del exterior, como voces, música y ruidos, debido al desarrollo del oído. Puede oír el latido cardiaco y la respiración materna.
  • Debajo de las encías, ya aparecen los dientes de leche que seis meses después del nacimiento romperán la encía y empezarán a crecer.
  • Empiezan a desarrollarse los vasos sanguíneos en el interior de los pulmones.
  • Las estructuras de la columna vertebral empiezan a tomar forma porque los huesos se están osificando.
  • A partir de la semana 25  de embarazo, las sensaciones táctiles empiezan a llegar al cerebro. Es frecuente que al rozar con las paredes de la placenta o con el cordón umbilical reaccione queriéndose apartar.
  • Es capaz también de percibir las caricias en la panza y reaccionar a esos estímulos en forma de movimientos.
  • Además, empezará a distinguir, por ejemplo, entre la textura de su piel y la del cordón umbilical.

Tamaño y peso del bebé

El bebé mide unos 34,5 centímetros, alrededor de 22 de la cabeza a las nalgas, en la semana 25 de embarazo.

Y en su 23 semanas de gestación pesa, aproximadamente, entre 600 y 800 gramos.

Movimientos del bebé

Todo tipo de movimientos realiza el bebé en esta etapa, porque su actividad es cada vez más enérgica dentro de la placenta.

Debido al abundante espacio que tiene, es frecuente que vaya adoptando diferentes posiciones.

Cambia de posición, colocándose de nalgas y hacia abajo, en posición cefálica, pero puede darse la vuelta y cambiar todavía varias veces de postura antes del parto.

Mueve los dedos de las manos, se lleva el puño a la boca, saca la lengua, bosteza, traga líquido amniótico, estira las piernas y brazos, da patadas y coge el cordón umbilical con las manos.

Todos estos movimientos ya son perceptibles para la pareja, familiares o amigos con solo colocar  la mano encima del abdomen.

Cuidados en la semana 25 de embarazo

semana 25 embarazo
Es tiempo de realizarse el test O’Sullivan para detectar una posible diabetes gestacional. (Internet)

Pruebas médicas

Cabe destacar que entre la semana 24 y la semana 28 de embarazo debe realizarse el test O’Sullivan para detectar una posible diabetes gestacional.

El test determina la cantidad de glucosa en sangre una hora después de ingerir 50 gramos de glucosa.

Si el resultado es superior a 14 miligramos por decilitro se considera positivo y obliga a la realización de otra prueba: de tolerancia a la glucosa (TTOG) o curva larga.

Además, se podrá realizar una ecografía en la semana 25 de embarazo, así como ecografía 4D que consiste en un ultrasonido en movimiento, que permite ver al bebé dar pataditas, bostezar, reír y sacar la lengua.

Cuidados

En esta etapa de gravidez se recomienda mantener la piel hidratada para evitar la aparición de estrías, sobre todo, la piel del abdomen y el pecho.

Igualmente, limitar la exposición prolongada al sol, por la propensión a la aparición de manchas.

Se aconseja también mantener una buena higiene bucodental y visitar al dentista regularmente por una mayor propensión al sangrado de las encías.

También evitar los tacones altos y los zapatos planos, así como usar ropa cómoda y adaptada a las necesidades de la gestación, como pantalones premamá.

La ropa interior se recomienda que sea de algodón para prevenir candidiasis o infecciones bacterianas.

Y dormir 8 horas y descansar, si se puede, después de comer.

Alimentación en la semana 25 de embarazo

Debe seguir siendo saludable y rica en los nutrientes esenciales la alimentación de la futura progenitora durante la semana 25 de embarazo.

Los alimentos que se consumen en esta etapa deben aportar calcio, omega 3, vitamina B12, yodo y hierro.

Se mantiene la prohibición de las carnes y pescados crudos o poco cocidos, así como los productos sin pasteurizar y los embutidos o procedentes crudos.

Tiene que limitar la ingesta de grandes pescados con altos niveles de mercurio, como atún, tiburón y pez espada.

A la hora de comer huevos deben estar bien cocinados y las tortillas bien hechas, además los productos de repostería no deben contener huevo crudo.

Las ensaladas deben ser hechas en casa para asegurarse de su óptima higiene, y las frutas y verduras deben lavarse bien antes de comerlas.

Igualmente, se aconseja limitar la ingesta de cafeína y ni una gota de alcohol, ni un cigarrillo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending