Connect with us

Embarazo semana a semana

Semana 3 de embarazo, el comienzo de una vida

Publicado

el

Semana 3 de embarazo

Las primeras semanas del embarazo son decisivas, ya que conforman un ciclo en el que se determinará la creación o no de una nueva vida. Las primeras dos semanas son especialmente un factor de cálculo; es alrededor de la semana 3 de embarazo cuando el óvulo es fecundado e inicia el proceso que culminará entre las semanas 38 y 40 con el feliz nacimiento del bebé.

Es importante aclarar: la mujer no está embarazada en la primera y segunda semana, pero el embarazo se calcula de manera segura a partir del primer día de la última menstruación y se estima que el proceso tendrá 40 semanas de duración.

Esta información, más los datos que aporten las ecografías posteriores, permitiran al médico deducir o pronosticar una fecha para el nacimiento del bebé.

Si el óvulo es fecundado en la tercera semana, al final de la cuarta se decidirá si el embrión logra anidar en la pared uterina o se expulsa en la siguiente menstruación.

¿Cómo es la semana 3 de embarazo?

Semana 3 de embarazo ilustración
Imagen: Embarazo y más

El embarazo propiamente dicho comienza a principios de la tercera semana.

Después que se produce la fecundación, el interior del óvulo presenta dos núcleos celulares: uno con el factor genético femenino y la cabeza del espermatozoide con la información genética masculina, su fusión crea el código genético único de un nuevo ser humano.

Al poco tiempo, este cigoto se divide, representando el punto de partida de miles de millones de otras células.

La fecundación del óvulo, es decir la concepción, marca el inicio del embarazo.

El encuentro del óvulo y el espermatozoide tiene lugar en las trompas de Falopio, cuyas vellosidades son las encargadas de transportar al óvulo hacia la cavidad uterina.

Una vez fecundado, el cigoto se desplaza desde la trompa de Falopio a la cavidad del útero. Allí es donde se implantará y anidará para seguir creciendo durante 37 semanas.

Síntomas de embarazo semana 3

Los signos del embarazo comienzan a hacerse presentes, entre ellos fatiga, hipersensibilidad en los pechos y mareos.

La mujer experimenta, además, mayor sensación de somnolencia, irritabilidad, cambios en el estado de ánimo, alteraciones del gusto y olfato, así como abundante salivación.

Cambios en tu cuerpo

En esta etapa no hay cambios notables en el exterior del cuerpo, algunas mujeres pueden intuir el embarazo por sensaciones que son menos evidentes.  

Al interior del organismo, se están produciendo gran cantidad de procesos que iniciaron con  la fecundación, entre ellos los cambios hormonales que asegurarán el desarrollo del embrión.

Así, por ejemplo, se empieza a producir la progesterona, responsable del engrosamiento del endometrio y determinante en la anidación del óvulo.

Desarrollo del embrión en la semana 3 de embarazo

Semana 3 de embarazo Getty Images
Foto: Getty Images

Al segundo día de la fecundación, el grupo celular resultante de la división del cigoto ya consta de cuatro células, un día después de ocho células.

En la semana 3 de embarazo, su apariencia se asemeja a la de una mora, de allí que los científicos le den el nombre de mórula al óvulo fecundado.

Un día después, se forma una cavidad dentro del grupo celular: la mórula se ha convertido en una estructura celular compleja (blastocisto) formada por dos tipos de células:

-Los embrioblastos se convierten en el auténtico embrión: el bebé lleva este nombre científico hasta el final del primer trimestre, solo después de que se hayan formado todos los órganos importantes se le llamará feto.

-Los trofoblastos serán que punto de inicio de la placenta que, junto con el cordón umbilical, se hará cargo posterormente de la alimentación y del suministro de oxígeno del bebé y eliminar los desechos de su metabolismo.

Durante la semana 3 de embarazo, el embrión se mueve incansablemente desde las trompas de Falopio hasta el útero, al que generalmente llega al principio de la semana siguiente del embarazo. Cuando llega al útero, ya consta de unas 70 a 100 células.

En la semana 3 de embarazo empieza el proceso de gastrulación. Es la formación de capas germinales del embrión, denominadas también capas de tejidos primarios: Ectodermo, capa externa que envuelve al embrión; Mesodermo, capa de células que constituyen la parte superior del blastocito; Endodermo: capa de células más internas del conjunto embrionario.

El corazón comienza a formarse

Durante este período, en el embrión empiezan a formarse ciertos órganos, como el corazón, un conjunto de minúsculas células musculares, que a los 22 días de embarazo entrará en funcionamiento.

Las células que conforman el corazón trabajan armónicamente. Una célula se contrae y, como una reacción en cadena, el resto de las células del corazón comienzan a moverse en sintonía. Es así como el corazón empieza a latir.

El corazón se encarga de distribuir el alimento y el oxígeno al conjunto de células que forman el embrión, para que pueda crecer y desarrollarse. El cerebro todavía no interviene en su control, pero no tardará mucho en hacerse cargo.

En la semana 3 de embarazo, también empiezan a delimitarse los extremos: región cefálica que, junto a un fino filamento, constituirá el sistema nervioso central; cola, región ventral, región dorsal, lado izquierdo, lado derecho.

Tamaño y peso del embrión

Para este momento, el cigoto es minúsculo, es totalmente imposible verlo aun en una ecografía; es más pequeñito que la cabeza de un alfiler.

En la semana 3 de embarazo, es posible que el embrión mida menos de 0,2 milímetros.

Cuidados en la semana 3 de embarazo

Los cuidados que tenga la madre son fundamentales para el sano desarrollo del bebé. Al inicio del embarazo, cuando se están formando todas las estructuras vitales del embrión, son mayores los riesgos de malformaciones producto de hábitos poco saludables, como el tabaco y el alcohol.

Así mismo, es pertinente consultar al médico sobre qué medicamentos, de uso habitual o no, están permitidos durante el embarazo.  

Ante la posibilidad de un embarazo se debe tener precaución al someterse a exámenes que ameriten el uso de radiación, lo cual debe informarse tanto al médico que lo prescriba, como al técnico que lo realizará, a fin de que se tomen las previsiones del caso.

comer sano
Foto: Internet

Alimentación en la semana 3 de embarazo

La alimentación adecuada es la base del bienestar de todo ser humano, más aún cuando se trata de una mujer embarazada.

En la semana 3 de embarazo, es importante asegurar la ingesta de alimentos que aporten los nutrientes necesarios para que el feto se rdedesarrolle correctamente.

Resulta vital el consumo de alimentos que contengan proteínas, hierro, calcio y ácido fólico.

El hierro mantiene el flujo sanguineo del bebé y previene la aparición de anemia; el calcio favorece el desarrollo de dientes y huesos; las proteínas crean nuevos tejidos, mientras que el ácido fólico reducirá el riesgo de que el bebé tenga espina bífida o labio leporino.

En tal sentido, se recomienda la ingesta de productos lácteos, proteina animal, verduras de hojas verdes y legumbres.

La madre debe eliminar el consumo de algunas sustancias nocivas, tales como el tabaco, el alcohol y reducir  a su mínima expresión la cafeína.

Los expertos recomiendan limitar el consumo diario de té y café ya que durante el embarazo aumenta su sensibilidad a la cafeína, la cual tiene efectos en el sueño y el ritmo cardíaco.

Precauciones con ciertos alimentos

  • Se debe evita comer carnes y pescados crudos, como el sushi o carpaccio. Tampoco ahumados y marinados.
  • No deben consumirse quesos sin pasteurizar, ni huevo crudo.
  • Verificar el origen antes de consumir pescado y abstenerse de los que puedan tener altos niveles de mercurio, como el tiburón, pez espada y atún. Se sugieren pescados pequeños y previamente congelados.
  • No comer embutidos.
  • Los patés y carnes de untar deben ser pasteurizados.
  • Se deben lavar rigurosamente las verduras, hortalizas y vegetales antes de ser consumidos y evitar los brotes germinados.
Caminar Semana 3 de embarazo
Foto: Internet

Actividad física en la semana 3 de embarazo

El embarazo no es una enfermendad y no debe ser considerado una limitante, sin embargo debes aminorar ciertas prácticas.

El primer trimestre es el más delicado de un embarazo, ya en el segundo trimestre se pueden llevar a cabo actividades y deportes que no supongan un riesgo.

Caminar, nadar, hacer yoga están entre las mejores opciones para una mujer embarazada.

Si realizabas entrenamientos de alta intensidad o a nivel competitivo, es momento de bajar el ritmo y las exigencias. Consulta siempre al especialista ante cualquier duda. 

Vida normalizada en la semana 3 de embarazo

Si no hay la advertencia de un embarazo de alto riesgo, la futura madre puede seguir una vida normal.

Es aconsejable evitar el estrés, cuidarse física y emocionalmente, dormir las horas necesarias, beber mucha agua, llevar una alimentación saludable y realizar actividad física moderada, recomendaciones que aplican para toda persona que desee mantenerse saludable.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending