Connect with us

Embarazo semana a semana

Semana 32 de embarazo, tu bebé tiene los órganos casi listos

Crecimiento continuo y cambios de postura, así es la semana de embarazo 32. Disfruta de las últimas semanas antes del nacimiento con tu pareja.

Publicado

el

semana de embarazo 32 4

En estas últimas semanas, sobre todo en esta semana 32 de embarazo, el bebé está desarrollándose y sobre todo practicando ciertos ejercicios y habilidades necesarias para su vida fuera del útero -como la deglución y la respiración-.

Por cierto, tu pequeño bebé ha sido capaz de chuparse el dedo desde hace algún tiempo. Otro detalle muy importante: cada vez se va haciendo menos transparente su piel gracias a que está empezando a acumular grasa bajo ella.

semana de embarazo 32 abrir
Foto: Internet

¿Cómo es la semana 32 de embarazo?

En la semana de embarazo 32, el bebé mide unos 43 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 1800 gramos. Hasta el nacimiento, aumentará de peso un promedio de 200 gramos por semana.

En la semana de embarazo 32, al bebé solo le faltan dos cosas para vivir sin problemas fuera del seno materno: una cantidad suficiente de surfactante (la proteína superficial que impide que los alvéolos pulmonares se colapsen) y una capa de grasa protectora como reserva de energía y regulador del calor.

La mayoría de bebés que nacen entre la semana 32 y la 37 crecen sin trastornos de salud y, en comparación con los niños que vienen al mundo «cuando toca», tampoco presentan retrasos en su desarrollo físico, motor y mental durante los primeros años de vida.

Durante esta semana, muchos niños se colocan en una posición en la que la cabeza ya está hacia abajo y golpean el diafragma de la madre con un impulso de movimiento dando patadas, a veces muy fuertes y claramente coordinadas.

En la semana 32 de embarazo todavía no se sabe si se quedarán en esta posición hasta el nacimiento.

A menudo, el bebé se coloca varias veces en otra posición. De hecho, muchas veces estos cambios de postura se pueden ver desde fuera como deformaciones en todo el vientre.

Síntomas de la semana 32 de embarazo

  • Estreñimiento.
  • Manchas en la piel de la cara (cloasma).
  • Estrías.
  • Dolor de espalda.
  • Retención de líquidos.
  • Ciática.
  • Ardores.
  • Calambres en las piernas.
  • Varices.
  • Hemorroides.
  • Edemas en las piernas.
  • Mareos.
  • Calostro.
semana de embarazo 32 2
Foto: Internet

Desarrollo del bebé en la semana 32 de embarazo

El desarrollo cerebral ha llegado casi a su fin dentro del periodo fetal, evidentemente a lo largo de su infancia el desarrollo continuará.

Desde ahora y hasta el momento del parto, la maduración más importante tiene lugar en los pulmones, puesto que todavía no sería capaz de respirar sin ayuda si naciera en este momento.

El hipo es habitual, favorece esa maduración pulmonar y tú sentirás sus movimientos rítmicos y cortos.

Pese a que sus experiencias son muy escasas en su corta vida, tu bebé ya comienza a soñar cuando duerme. Sus ciclos de sueño suelen acoplarse a los tuyos, cuando tú duermes, él también.

Alimentación en la semana 32 de embarazo

La alimentación adecuada. En estos momentos, tú y tu bebé tenéis las máximas necesidades nutricionales de toda la gestación.

La energía (calorías), la proteína, la vitamina C, el ácido fólico, el hierro y el calcio que has estado consumiendo todo este tiempo son especialmente importantes en este tramo final del desarrollo.

Cada día deberías consumir:

  • De cinco a nueve raciones de fruta y verdura fresca.
  • Dos o tres raciones de productos lácteos.
  • Dos o tres raciones de proteína, como carne magra o pescado.
  • De seis a once raciones de alimentos integrales, como pan, cereales y arroz.
  • Procura comer sano cuando comas fuera de casa. Evita los establecimientos de comida rápida y elige un menú equilibrado.
semana de embarazo 32 1
Foto: Internet

Cuando esto no sea posible, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Lleva contigo un bocadillo de pan integral con vegetales frescos y proteína (como atún, queso, pollo o pavo).
  • Lleva también algún yogur o una pieza de fruta fresca del tiempo.
  • Cómprate una nevera portátil y un termo para mantener frescos los alimentos que te lleves de casa.
  • También podrás utilizarla después para conservar la leche materna extraída del pecho (para que el bebé la consuma cuando no vayas a estar cerca) y los alimentos del bebé.

Cuidados en la semana 32 de embarazo

En el embarazo, cuando te pongas al volante, es importante que extremes las medidas de seguridad y sigas las siguientes recomendaciones:

En último trimestre, a partir de la semana 32 de embarazo, tu cuerpo puede experimentar diversos cambios que pueden influir en la capacidad de conducción: variaciones hormonales, modificaciones en los niveles de azúcar, cambios en la tensión arterial, alteraciones de la visión, manifestaciones circulatorias en las piernas.

Para extremar la seguridad al volante en el embarazo utiliza siempre el cinturón de seguridad, aunque el trayecto sea corto.

Colócalo correctamente, es decir, la banda inferior a la altura de las ingles, por debajo del abdomen (nunca sobre el vientre), y la banda superior entre las mamas.

Y además, aumenta la distancia entre tu asiento y el salpicadero para evitar que el vientre roce con el volante, coloca bien el reposacabezas para proteger tu cuello y cabeza, ajusta el volante en dirección al pecho, no hacia la cabeza o el abdomen, no desactives el airbag y en trayectos largos, descansa cada 2 horas y aprovecha caminar durante unos minutos.

Si te ves involucrada en un accidente, mantén la calma y recuerda que la bolsa de líquido amniótico protege a tu bebé frente a traumatismos.

semana de embarazo 32 3
Foto: Internet

Preparación al parto

Si bien es cierto que un embarazo dura 40 semanas o, lo que es lo mismo, 280 días o 9 meses, también es cierto que empieza a contarse desde la fecha de la última regla (FUR), por lo que realmente tú no te enterarás de que estás embarazada hasta la semana cuarta o quinta, cuando la ausencia de la menstruación te haga sospechar.

Por lo tanto, se reduce ya a 36 semanas. Además, aunque la mayoría de los partos se producen en torno a la semana 40 de embarazo, muchos pueden adelantarse un par de semanas, fecha que puede ser mucho antes si hay algún problema y se produce un parto prematuro (es decir, un parto que ocurre entre la semana 20 y la 37 de gestación).

Por lo tanto, es posible que tu parto se adelante, así que conviene empezar a preparase antes de lo que piensas.

¿Cuándo? Lo mejor es pasada la ecografía de la semana 20. Y es que, hasta ese momento, si pasara algo no se consideraría un parto, sino un aborto natural.

Además, no es hasta la semana 22 cuando el feto es viable y puede sobrevivir fuera del útero materno, aunque con muchas dificultades.

Por otra parte, en la eco de la semana 20 te confirmarán si todo va bien y sus órganos y desarrollo es el adecuado.

En esta ecografía también pueden detectarse ciertos problemas que podrían suponer un parto prematuro, por lo que es conveniente esperar hasta que te confirmen que todo va bien para empezar a pensar en el parto.

El parto es el proceso cuyo final desemboca en el nacimiento del bebé, es decir, sale del útero materno para comenzar su vida fuera del vientre de su mamá. Este proceso está formado por tres fases diferenciadas:

1. Dilatación: comprende todo el proceso de dilatación del cuello del útero hasta llegar a los 10 cm necesarios para que salga del canal. Esta fase a su vez se divide en otras dos:

  • Fase latente (desde el inicio hasta los 4 cm de dilatación): generalmente tiene lugar cuando la embarazada aún se encuentra en casa ya que, durante esta fase, las contracciones son variables en cuanto a frecuencia y duración. Puede durar desde unas horas, hasta varios días.
  • Fase activa (de 4 a 10 cm de dilatación): las contracciones se hacen más regulares, frecuentes e intensas, por lo que la mujer acude al hospital. Cuando se he llegado a los 10 cm de dilatación, acaba esta primera fase.

2. Expulsivo: desde que el cuello del útero ha llegado a los 10 hasta que el bebé sale del canal. Durante esta fase se producen los pujos para lograr que el bebé descienda por los diferentes niveles del canal hasta que su cabeza sale del todo al exterior. En ese momento el médico le coge y le saca totalmente.

3. Alumbramiento: en esta fase se expulsa la placenta mediante una serie de contracciones uterinas más suaves. Si te han practicado una episiotomía, es el momento de coserte.

32 semanas
Foto: Internet

¿Cómo prepararse para el parto?

El parto tiene diferentes fases y, en cada una de ellas, hay que realizar distintos actos y estar preparado de distinta manera.

Por ejemplo, durante la dilatación debes saber cuándo ha llegado el momento de ir al hospital, no sea que vayas muy pronto y te manden de nuevo a casa. Asimismo, deberás saber cómo controlar el dolor de las contracciones hasta que puedas ponerte la epidural, si es lo que deseas.

También es importante que conozcas las diversas intervenciones médicas que se pueden realizar durante el parto para que sepas cómo quieres que sea tu parto.

Debes informarte sobre cada una de ellas y conocer sus pros y sus contras para saber si quieres anestesia epidural o no, cómo evitar la episiotomía, qué posturas adoptar para la fase de dilatación y para la fase de los pujos, etc.

Por lo tanto, lo primero que debes hacer es buscar información sobre el parto para saber bien en qué consiste y lo que puedes esperar tanto de un parto normal, como de una cesárea, por si acaso tienen que realizarte una de urgencia o programada.

También debes conocer los diferentes problemas que pueden surgir en un parto para estar bien preparada por si caso, aunque sin obsesionarte con ello ya que lo normal es que todo vaya bien.

Busca información de fuentes fiables como libros, charlas, webs de divulgación fiables y, sobre todo, tus médicos y matronas.

Las clases de preparación al parto son una ayuda imprescindible, sobre todo en el primer embarazo, ya que en ellas una matrona especializada en el tema te contará todo sobre las diferentes fases del parto, las opciones para controlar el dolor en cada una de ellas, qué problemas pueden surgir, cómo empujar o respirar. Y, además, podrás preguntarle todas tus dudas al respecto.

También te puede interesar: Alimentación saludable para niños y adolescentes

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending