Connect with us

Embarazo semana a semana

Semana 4 de embarazo, confirmando la presencia de una nueva vida

En el transcurso de estos siete días lo más notorio es que se produce el retraso de la menstruación. Es el momento de hacer la prueba de embarazo.

Publicado

el

semana 4 de embarazo

Cuando llega la semana 4 de embarazo se da el momento propicio para confirmar que una vida que se está gestando en el cuerpo de una mujer.

Los sintomas de náuseas, cansancio, sensibilidad a algunos olores, pueden haberse anticipado, como anuncio del embarazo.

Cómo es la semana 4 de embarazo

semana 4 de embarazo
Foto: Internet

En la semana 4 de embarazo lo más  notorio es que se produce el retraso de la menstruación. Ante esto, lo pertinente es realizar las pruebas que determinarán si hay una gestación en marcha.

En la cuarta semana de embarazo lo normal sería tener pequeños mareos, nauseas matutinas y que los olores se perciban con mayor intensidad, provocando desagrado en la futura  madre.

Implantación del embrión

En el extraordinario proceso de la formación de un nuevo ser humano, durante la semana 4 de embarazo ocurre la implantación del embrión en el útero.

Entre su sexto y décimo día de vida, tu bebé, literalmente, se va a semienterrar en útero, comenzando a compartir la circulación sanguínea.

En la cuarta semana de embarazo el embrión está implantado de forma segura en la membrana del útero y se producirán hormonas que contribuirán a que el embarazo evolucione.

Formación de la cavidad amniótica y la placenta

La cavidad amniótica y la placenta inician su desarrollo en la semana 4 de embarazo; mientras esta última termina de formarse, el saco gestacional se encargará de la alimentación del embrión.

Una vez ha tenido lugar la implantación, se forma la cavidad amniótica, una especie de saco conformado por una membrana denominada amnios y en cuyo interior crecerá el feto rodeado del líquido amniótico.

Las funciones del líquido amniótico son proteger al feto, mantener la temperatura adecuada, permitir que su crecimiento sea simétrico, que se mueva libremente y propiciar el desarrollo de los pulmones.

Por su parte, la placenta es el órgano que conecta al bebé con la madre y que garantizará su nutrición durante los nueve meses de embarazo.

Su formación se inicia con la implantación embrionaria y culmina en el cuarto mes de embarazo, cuando finalmente adquiere su total funcionalidad.

Qué es el saco vitelino

Además de la cavidad amniótica, en la semana 4 de embarazo también se forma el saco vitelino o vesícula vitelina, un anexo embrionario que cumple la función de nutrición del feto antes de la formación completa de la placenta.

En este período ya es posible ver el saco vitelino dentro del saco gestacional por ecografía, incluso antes que al embrión, y suele desaparecer al final del primer trimestre.

Síntomas de embarazo en la semana 4

primeros sintomas embarazo
Imagen: etapainfantil.com

Los síntomas en la semana 4 de embarazo son similares a los previos de nuestra menstruación, como por ejemplo retención de líquidos, dolor en el bajo vientre o zona pélvica, con ligeros pinchazos.

También aumenta la presión en los senos, mareos, ganas frecuentes de orinar, cambios de humor y dolores de cabeza.

La embarazada experimentará nauseas, que a menudo se convierten en vómitos,  regularmente en horas de la mañana, sin excluir a otras horas del día.

La mujer notará que el flujo vaginal será más abundante, transparente y fluido.

Sangrado de implantación

Es posible que durante la semana 4 de embarazo se produzca un leve sangrado, que no debe generar alarma.

Este sangrado es consecuencia de la progresiva implantación del óvulo fecundado en el útero; suele ser  leve y de color marrón o rojo oscuro.  

Aunque no debe ser motivo de preocupación se recomienda informarlo al obstetra con el cual llevas el control del embarazo, sobre todo si se prolonga durante varios días.

Cambios en tu cuerpo en la semana 4 de embarazo 

Además de la ausencia del período menstrual, durante la semana 4 de embarazo hay signos de fatiga, sueño, náuseas, principalmente en la mañana, esto se debe a que el organismo se está adaptando a su nuevo estado. Estos malestares desaparecerán transcurrido el primer trimestre.

También es posible que la futura mamá tenga dolores pélvicos similares a los que solemos experimentar antes de la menstruación, algo de inflamación abdominal y mayor sensibilidad en los senos, los cuales aumentarán su tamaño. Todos estos síntomas son considerados como normales.

Si sueles tener un flujo vaginal espeso y blanco antes de la menstruación, se transformará en transparente y fluido.

Desarrollo del embrión en la semana 4 de embarazo

semana 4 de embarazo embrión
Imagen: Internet

Debido a que las semanas de embarazo empiezan a contarse desde la fecha de la última regla (FUR), éstas no coinciden con la edad gestacional del feto. En la cuarta semana de embarazo, el embrión realmente tiene apenas 2 semanas desde su concepción.

Las células de tu bebé, que es ya del tamaño de una hormiguita pequeña, siguen multiplicándose a una velocidad de vértigo.

Algunas células del cigoto ya van conformando lo que será la placenta, que nutrirá y oxigenará a tu bebé durante todo el embarazo y te enviará su dióxido de carbono y sus sustancias de desecho.

La bola de células que se divide rápidamente, ahora conocida como blastocisto, ha comenzado a anidar en el revestimiento uterino (endometrio). Este proceso se denomina implantación.

La división de células continúa ocurriendo mientras tanto, hasta que en un cierto punto del desarrollo este blastocito se transforma en embrión.

En este momento se está desarrollando el tubo neural, del que se originarán la médula espinal y el cerebro del bebé.

Al final de la cuarta semana en el embrión aparece una estructura llamada placa precordal, que dará lugar a la futura boca del bebé.

Tamaño y peso del embrión

En la semana 4 de embarazo el embrión es como una pequeña lenteja que mide 1 milímetro, aproximadamente.

En este momento, el embrión se llama médicamente blastocisto. Todavía no tiene forma, es un conjunto de células con forma de disco.

Estas células, mayoritariamente células madre, pueden dar lugar a cualquier tipo de tejido de nuestro cuerpo. Pero pronto se empiezan a diferenciar, van a tener misiones distintas.

En esta cuarta semana se crea el disco trilaminar que da lugar al ectodermo, este se encarga del sistema nervioso central, el endodermo, encargado de crear el tracto gastrointestinal, hígado, glándula tiroides y páncreas y el mesodermo que dará lugar al sistema sanguíneo, los músculos y huesos.

Cuidados en la semana 4 de embarazo

Las nauseas propias de esta etapa pueden aliviarse con infusiones de toronjil (melisa), ingiriendo yogurt, desayunando en la cama, si es posible, media hora antes de levantarse.

Si la futura mamá es fumadora debe dejar de hacerlo. Evitar el tabaco reduce el riesgo de aborto espontáneo, muerte del bebé en el nacimiento, parto prematuro, bajo peso en el nacimiento y muerte infantil súbita.

Igual ocurre con las bebidas alcohólicas, las cuales deben suprimirse.

En lo que respecta al consumo de cafeína, la Food Standards Agency aconseja a las mujeres embarazadas no tomar más de dos tazas de café instantáneo, una de café filtrado o dos tazas de té al día.

Por otra parte, si consumes algún medicamento regularmente, consulta al médico sobre sus efectos durante el embarazo.  

Pruebas médicas en la semana 4 de embarazo

mujer y prueba de embarazo
Foto: Internet
  • Test de Embarazo

Si la menstruación no llega cuando corresponde, es pertinente realizar el test casero o, en su defecto, una prueba de embarazo en el laboratorio (sangre u orina), transcurridos unos días, la cual detectará la presencia de una hormona llamada gonadotropina coriónica humana, de ser positiva.

Se sugiere realizar el test en horas de la mañana, al despertar o después de haber estado al menos cuatro horas sin orinar para garantizar la máxima presencia de hormonas, cuya dosis es la que determinará que el resultado sea positivo o negativo.

Los test de embarazo caseros miden el nivel de la hormona beta-hCG, también conocida como hormona del embarazo, en la orina. Son sencillos, económicos, rápidos y de venta libre en la farmacia.

Cabe destacar que si se realiza antes del retraso menstrual, es posible que el test no detecte la hormona beta-hCG todavía y dé lugar a un falso negativo.

La hormona hCG o gonadotropina coriónica humana es una hormona liberada por el embrión únicamente cuando se produce la implantación en el endometrio. La prueba de embarazo en sangre permite detectar la hormona beta-hCG con mayor precisión y fiabilidad.

  • Ecografía

En el momento en que la mujer sabe que está embarazada, lo primero que debe hacer es concertar una cita con el médico ginecólogo, durante la cual, como parte  de diagnóstico, se le realizará la primera ecografía.

mujer y manzana
Foto: Internet

Alimentación en la semana 4 de embarazo

Tener una dieta sana y balanceada beneficiará tanto a la mamá como al bebé que se está desarrollando.

Se recomienda el consumo de fibra y tomar mucho agua, para ayudar en la digestión.

 El cuerpo debe recibir combustible fresco y nutritivo, dejando de lado los productos grasosos y procesados.

Es recomendable incluir en el menú  diario comida verde, como ensaladas y frutas. Importante consumir avena, legumbres y frutos secos.

Desde las primeras etapas del embarazo es importante revisar la balanza: el sobrepeso, antes o durante la gestación, puede generar diabetes gestacional o hipertensión, poniendo en riesgo la vida de la madre y el hijo.

Se deben seguir al pie de la letra las indicaciones del médico, muy especialmente en cuanto a la ingesta de suplementos vitamínicos que permitan el desarrollo óptimo del bebé. El ácido fólico, por ejemplo, impedirá malformaciones como la espina bífida, entre otras.

Recomendaciones en la semana 4 de embarazo

yoga
Foto: Internet

En el momento en que la mujer descubre que está embarazada debe cambiar sus hábitos y adaptar la rutina diaria a este nuevo estado.

No se trata de hacer grandes cambios, pero sí adoptar un estilo de vida saludable.

Entre las recomendaciones para un embarazo saludable, se encuentran:

  • Consumir ácido fólico: Para prevenir la aparición de defectos congénitos en el cerebro y médula espinal en el bebé. Normalmente se aconseja un suplemento diario de 400 mg al día.
  • Aumentar el consumo de lácteos: La leche y yogures desnatados o semidesnatados, así como el queso semicurado, brindan el calcio necesario para el desarrollo del sistema nervioso y muscular del bebé.
  • Ejercicio físico moderado: Reducir la intensidad de la actividad física y realizar ejercicios suaves para mejorar el tono muscular, la fuerza y la resistencia, lo cual será beneficioso durante el embarazo y en el parto.
  • Cuidar la alimentación: La madre debe consumir verduras, frutas y hortalizas con aporte de fibra. También la carne y el pescado que aporten la cantidad necesaria de hierro y ácidos omega-3.
  • Evitar el consumo de: café, tabaco, alcohol u otras drogas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending