Connect with us

Embarazo semana a semana

Semana 5 de embarazo, los primeros síntomas

Se trata de la etapa de confirmación de la gravidez, en la que aparecen las náuseas y el embrión comienza a tomar forma.

Publicado

el

semana 5 embarazo
Agencias

En la semana 5 del embarazo es probable que la futura madre sepa ya que está esperando un bebé, junto a la ausencia del período.

A menos que confundiera el sangrado de implantación del embrión con una regla escasa o que sus ciclos menstruales sean muy irregulares.

Se trata de la semana 3 de gestación, tomando en cuenta la duración del embarazo de 40 semanas desde la fecha de la última menstruación y 38 semanas desde la concepción.

¿Cómo es la semana 5 de embarazo?

En la semana 5 de embarazo, son más evidentes los aumentos de estrógenos, altos niveles de progesterona y la presencia de la hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana.

No hay menstruación. Con una semana de retraso, en el caso de ciclos regulares, es el momento de realizar el test de embarazo, si no se ha hecho antes.

Si la prueba lo confirma, se acerca el momento de acudir al ginecólogo para obtener la confirmación definitiva.

Todavía los cambios en el cuerpo de la futura mamá no son perceptibles para la gente que le rodea, pero dentro de ella crece y se desarrolla un bebé.

Síntomas de embarazo semana 5

En la semana 5 comienzan a aparecer los primeros síntomas del embarazo en la próxima mamá.

¿Qué se siente en la semana 5 de embarazo?

  • Las náuseas son el síntoma más clásico del embarazo. Son mucho más frecuentes por las mañanas.
  • Vómitos, en ocasiones.
  • Deseo de miccionar con frecuencia o polaquiuria.
  • Pinchazos en el bajo vientre, como cuando viene la menstruación.
  • Cansancio.
  • Somnolencia.

Cambios en tu cuerpo

  • Hinchazón de abdomen.
  • Flujo vaginal fluido y transparente.
  • Tensión mamaria por hinchazón e hipersensibilidad.
  • Retención de líquido.
  • Mayor sensibilidad por los olores.
  • Aversión a ciertos alimentos y olores.
  • Cambios emocionales: alegría, tristeza, exultación, miedo, nerviosismo.

Desarrollo del embrión en la semana 5 de embarazo

semana 5 embarazo 1
En la semana 5 de embarazo, el embrión empieza a tener partes más diferenciadas en su característica forma de “C”. (Internet)

Es posible que la semana 5 de embarazo, el embrión va creciendo y comience a tomar una forma específica.

Un bulto en su centro se convertirá en el corazón del bebé, que al final de la semana ya latirá por sí solo, haciendo circular su propia sangre.

En este momento se forma la placenta. Es a través de ella y de sus prolongaciones en forma de dedos, llamadas “vellosidades coriónicas”, que el embrión recibe nutrientes de la madre.

Ya empieza a tener partes más diferenciadas en su característica forma de “C”. Se diferencia la parte de arriba y abajo, la izquierda y la derecha, la parte delantera y la trasera.

Además, en esta etapa, en el embrión se diferencian tres capas embrionales, a partir de las cuales se originarán los tejidos y órganos del adulto.

El ectodermo dará lugar al sistema nervioso central; el endodermo al tracto intestinal, páncreas, hígados y glándula tiroides, y el mesodermo a los huesos, músculos y sistema sanguíneo.

Asimismo esbozará enseguida la cabeza, los ojos, las orejas y los demás miembros.

Tamaño y peso del embrión

El embrión mide alrededor de un milímetro de ancho y cuatro-cinco milímetros de largo.

Es más o menos del tamaño de una semilla de ajonjolí o de linaza.

Su peso es prácticamente cero gramos en la semana 5 de embarazo.

Cuidados en la semana 5 de embarazo

Dado que el embrión ya comienza a crecer y su corazón a latir, es tiempo de que la futura madre implemente cuidados con respecto a su alimentación y actividad física.

Alimentación en la semana 5 de embarazo

Se debe seguir una dieta saludable en la semana 5 de embarazo. La mejor será aquella que contenga los nutrientes esenciales que el cuerpo necesita.

Que proporcione el equilibrio correcto de hidratos de carbono, grasas y proteínas sin demasiadas calorías.

Eso sí, evitando prácticas de riesgo que pudieran favorecer una intoxicación alimentaria, por toxoplasma o listeria, que pueden causar defectos de nacimiento y hasta un aborto espontáneo.

En ese sentido, es aconsejable evitar el consumo de ciertos alimentos, como quesos blandos, como el feta, el de cabra, el camembert y el roquefort.

Igualmente, leche y jugos que no estén pasteurizados y carnes crudas o poco cocidas, incluyendo los perros calientes y fiambres.

También huevos crudos o comidas con huevos crudos, incluidos la mousse y el tiramisú, mariscos crudos y paté.

Se recomienda beber al menos 8 vasos de agua al día y de comer fruta todos los días, sobre todo rica en fibra, para combatir el estreñimiento durante el embarazo.

Y es aconsejable evitar tóxicos, como las bebidas alcohólicas.

Actividad física

semana 5 embarazo
El yoga es una de las actividades físicas recomendadas en la semana 5 de embarazo. (Internet)

Nada de hacer movimientos o ejercicios bruscos, fatigarse o cargar demasiado peso es lo ideal durante la semana 5 del embarazo.

Lo ideal es mantenerse activa durante todo el embarazo, sin apartar las rutinas diarias, siempre que no supongan un riesgo.

Caminar, hacer running, nadar y practicar yoga son algunos de los deportes recomendados, porque no significan riesgo.

Se aconseja beber agua suficiente antes, durante y después del ejercicio, además de usar ropa cómoda que no presione la caja torácica.

Igualmente, ejercitar de manera regular y consistente y no hacerlo en un ambiente cálido o húmedo.

Tampoco, hacer saltos y tirones, rotaciones o giros de abdomen, levantar pesas demasiado pesadas, realizar ejercicios con riesgo de caídas, estirarse demasiado  y agotarse.

Pruebas médicas

En la semana 5 de embarazo muchas parejas empiecen a pensar en programar una primera visita al ginecólogo.

Aún no es conveniente hacerlo, pues no hay que hacer todavía ninguna prueba importante.

Sin embargo, aunque no es un prueba que se haga habitualmente en esta etapa momento, en una ecografía transvaginal ya se podría apreciar un «saco gestacional».

Es la bolsa de líquido que rodea al embrión, que ahora tiene muy pocos milímetros. Sin embargo, todavía es muy pronto para ver al embrión.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending