Connect with us

Embarazo semana a semana

Semana 7 de embarazo: ¡Tu pancita cada vez crece más!

Conoce todo lo que necesitas saber de la semana 7 de embarazo. Tu útero cada vez crece más.

Publicado

el

Semana 7 de embarazo Todo lo que necesitas saber
Semana 7 de embarazo: Todo lo que necesitas saber

Durante la semana 7 de embarazo se supone que ya se debió superar el ecuador de esta etapa tan hermosa, significa que te encuentras ya con 2 meses de embarazo.

En la séptima semana de embarazo, probablemente la mujer ya comience a notar el aumento de peso, además de otros síntomas característicos.

El embrión continúa con su desarrollo de forma muy rápida y toma la forma del futuro bebé. Probablemente en este tiempo ya comience a moverse, si la madre aún no lo notará.

En esta semana, se recomienda que la mujer piense en visitar a su ginecólogo para hacerse su primera ecografía.

¿Cómo es la semana 7 de embarazo?

Movimientos del embrión

Tu bebé se mueve bastante, sin embargo, tú todavía no eres capaz de notar nada.

Todos sus órganos continúan diferenciándose y creciendo de manera rápida, a excepción de la zona dorsal con aspecto de colita de renacuajo, que está encogiéndose.

En esta semana se forma el tracto digestivo y empiezan a diferenciarse los ojos, el oído y agujeritos de la nariz.

Tus cambios físicos y emocionales

Tu útero cada vez crece más, continúan siendo normales los calambres en el abdomen similares a los que aparecen durante la menstruación.

Aparte, la presión en la vejiga aumenta, y con eso las ganas de orinar constantes: al estar comprimida, tu vejiga ya no permite que se acumule la misma cantidad de orina y te avisa antes para que puedas ir al baño.

La hormona progesterona comienza a hacer de las suyas en el intestino, fomentando el estreñimiento.

En algunas mujeres tarda más tiempo en aparecer, pero suele suceder en prácticamente todas en el momento en que, al efecto de la progesterona, se le agrega un tamaño del útero de tales dimensiones que comprime igualmente el aparato digestivo.

A estas alturas el 75% de las embarazadas les da náuseas en algún momento del día. Son súper desagradables, pero en pocas semanas que remitan es lo normal.

Aunque no lo ves, en el cuello del útero empieza a formarse el tapón mucoso, y su función es evitar al máximo la entrada de microorganismos a la parte interna del útero y proteger al bebé.

Síntomas frecuentes en la semana 7 de embarazo

  • Tensión mamaria
  • Calambres abdominales
  • Ganas frecuentes de orinar (polaquiuria)
  • Náuseas
  • Cansancio y somnolencia
  • Estreñimiento
  •  El embrión a las 7 semanas

Con 7 semanas de embarazo, el embrión se encentra en una edad gestacional de 5 semanas, ya que la gestación se comienza a contar desde el día de la última menstruación, es decir, 2 semanas antes de la concepción del embrión.

Tamaño y peso del embrión

El tamaño del embrión es aproximadamente de 1 cm en la semana 7 de embarazo y continúa con la organogénesis, es decir, el desarrollo de todos sus órganos y sistemas del cuerpo.

Los cambios que el embrión experimenta en la séptima semana son los siguientes:

El cerebro ya cuenta con los dos hemisferios y tiene lugar la neurogénesis. En este momento, se producen aproximadamente mil millones de neuronas.

Los rasgos faciales se evidencian cada vez más: los ojos tienen color, los párpados aparecen, la nariz a asomarse con las fosas nasales, aparece el hueco que corresponde a la boca al inicio del tracto digestivo, etc.

El corazón cuenta con dos cámaras y late a un ritmo más regular.

El hígado, el páncreas y los bronquios empiezan a formarse y a funcionar. El hígado es el que se encarga de fabricar las células sanguíneas ya que la médula ósea aún no se ha formado.

La piel es muy fina, casi transparente.

Los brazos y las manos se intuyen, pero todavía no han aparecido los dedos. Las protuberancias de las piernas empiezan a crecer.

El tracto digestivo embrionario se forma, el cual se une con el cordón umbilical.

El esqueleto empieza a adquirir su forma y aparece el tejido que va a formar las futuras vértebras.

Gracias a todos estos grandes cambios, estas semanas son críticas para el desarrollo correcto del embrión. La exposición a agentes teratógenos puede provocar malformaciones congénitas en el futuro bebé.

Pruebas médicas durante la semana 7 de embarazo

ecografía semana 7 de embarazo
Ecografía durante la semana 7 de embarazo. Foto: Internet.

Si quieres o tienes seguro privado, te puedes realizar una ecografía temprana, con 7 semanas se va a ver con total claridad el latido del corazón de tu bebé, a pesar de que todavía no pueda oírse.

Recuerda que esta ecografía va a ser vaginal, no abdominal, debido a que tu útero todavía está escondido tras tu hueso del pubis, dificultando mucho que pueda verse colocando una sonda encima de tu vientre.

Es más cómoda una ecografía abdominal que una vaginal, pero el ginecólogo va a tener mucho cuidado durante toda la prueba para que no te incomode.

A pesar de que es una prueba con muchísimas limitaciones debido al tamaño del bebé (toma en cuenta que es muy pronto para poder detectar o descartar anomalías), sí puede valorarse dónde se ha implantado en el útero, para confirmar que esté donde tiene que estar y no se trate de un embarazo extrauterino (en algunos casos los embriones se implantan en una trompa, lugar donde no se pueden desarrollar.

Lo habitual es que esto lo notes antes de hacerte ninguna ecografía, ya que suele producir un dolor intenso) y del mismo modo verás… ¡si viene un bebé o vienen dos!

Consejo

Toma en cuenta que durante la gestación la circulación sanguínea superficial en la vagina aumenta mucho, ante una manipulación como la creación de una ecografía vaginal, es probable que sangres de manera muy ligera.

No te asustes si al regresar a casa e ir al baño te limpias y descubres en el papel un manchadito marrón o rosa, es totalmente normal e inofensivo para tu bebé.

Hábitos saludables durante la semana 7 de embarazo

Durante todo el embarazo, se recomienda llevar hábitos saludables. Es importante eliminar las sustancias nocivas, debido a que el embrión absorbe los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo.

Si en el organismo existen sustancias tóxicas o perjudiciales como son el alcohol, el tabaco o las drogas, el embrión lo va a absorber y esto puede crear dificultades en los distintos procesos de desarrollo.

Al referirnos a la actividad física, esta va a ser adaptada al embarazo. Se recomienda hacer ejercicio de forma moderada y adaptándolo al proceso de gestación.

Alimentación durante la semana 7 de embarazo

Alimentacion durante la semana 7 de embarazo
Foto: Internet.

La alimentación durante el embarazo debe ser saludable y variada. ¡No se tiene que comer por dos!, es un falso mito. Deben evitarse los siguientes alimentos contraindicados para la gestación:

  • Carnes y pescados crudos o poco hechos.
  • Productos sin pasteurizar como leches o quesos. La mayonesa de bote siempre.
  • Pescados grandes con altas cantidades de mercurio: tiburón, atún, etc.
  • Embutidos y derivados.
  • Otras recomendaciones que debes tomar en cuenta son:
  • Los patés que estén previamente pasteurizados preferiblemente. Debes evitar los patés caseros.
  • Los huevos deben estar bien cocinados.
  • Las frutas y verduras deben estar bien lavadas.
  • Limitar la ingesta de cafeína (200 mg por día).
  • Ni una gota de alcohol y drogas, ni un cigarrillo.

¡Cuídate y disfruta esta etapa tan mágica!

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending