Connect with us

Embarazo semana a semana

Semana 9 de embarazo, ahora el embrión se llama feto

Este es el periodo en el que la madre percibe su barriga y toman mayor consciencia del bebé que comienza a moverse.

Publicado

el

semana 9 de embarazo 6
Pixabay

La semana 9 de embarazo es la más anhelada de muchas mamás. Algunas gestantes esperan este momento para difundir su gravidez, porque ya muchos temores quedaron atrás.

Este es el periodo en el que perciben su barriga y toman mayor consciencia del embarazo. Además, y aunque todavía no puedan notarlo, el feto empezará a realizar sus primeros movimientos.

Empieza la etapa que en medicina se conoce como fetal, médicamente ya no es un embrión si no un feto.

A partir de esta semana la placenta se va a encargar de alimentar al feto y sus huesos comenzarán a desarrollarse, Mientras que su esqueleto se endurecerá de forma gradual y empezará a calcificarse.

Los ojos se estarán formando, aunque los bebés mantendrán cerrados los párpados. Y aunque es todavía muy pequeño para realizar funciones digestivas, sus órganos digestivos estarán empezando a formarse.

Tiene un tubérculo genital que más adelante se diferenciará en la forma del sexo correspondiente. Su piel es translúcida, se puede ver el esqueleto a través de ella. En realidad, los huesos no tienen casi calcio, están formados por cartílago.

¿Cómo es la semana 9 de embarazo?

semana 9 de embarazo 3
(Fotos: Pixabay)

El embarazo en la novena semana sigue sin ser perceptible por otras personas. Pero la madre si lo nota. El vientre está un poco hinchado y los pechos aumentan su tamaño y sensibilidad.

Las molestias son totalmente cambiantes de mujer a mujer, y mientras algunas se encuentran perfectamente, otras toleran muy mal las náuseas, la sensación de mayor cansancio y los mareos.

Sin embargo, La futura madre comienza a verse radiante, el rostro, la piel y el cabello adquieren un brillo especial. Lo recomendable es escuchar al cuerpo descansar y cuidarse.

Síntomas de embarazo semana 9

  • Ganas de orinar constantes (polaquiuria)
  • Náuseas
  • Cansancio y somnolencia
  • Estreñimiento
  • Aumento del tamaño de los pechos
  • Aparecen los primeros antojos
  • Pueden molestar ciertos olores

Cambios en tu cuerpo

Los mareos se producen porque la tensión arterial se ha reducido. El cuerpo de la madre se está adaptando para poder tener más sangre en circulación, la va a necesitar para satisfacer las demandas del bebé.

Para que el corazón mueva más sangre sin esforzarse es necesario que la presión arterial disminuya. Esto es la causa de que se produzca esa sensación de cansancio, mareos, e incluso desmayos.

Hay que recordarlo para evitar situaciones que aumenten el riesgo de mareos, como estar de pie mucho rato o ponerse de pie bruscamente.

Es normal si de momento no se nota ningún cambio claro en el cuerpo de la madre. Aunque el útero sigue en crecimiento y ya es casi el doble respecto al tamaño normal, está todavía dentro de la pelvis.

El abultamiento que notan muchas embarazas en el bajo vientre es realmente por retención de líquido y esto puede cambiar en cada caso.

Los senos aumentan de tamaño, están más pesados y sensibles al tacto en este momento. Aunque continuarán creciendo a medida que el embarazo progrese, la sensibilidad disminuirá hacia el final del cuarto mes.

Es posible que comiencen a aparecer pequeños bultos blancos en las areolas. Estas glándulas, llamadas de Montgomery, producirán aceites para mantener los pezones húmedos mientras amamanta.

Desarrollo del feto en la semana 9 de embarazo

semana 9 de embarazo 4

El embrión en la semana nueve de embarazo sigue desarrollándose, cambiando y creciendo. La cola al final de la espalda desaparece y el bebé se asemeja cada vez más a un ser humano.

El feto ya puede moverse aunque lo haga de forma involuntaria. El desarrollo de su sistema nervioso aumenta y a veces se puede detectar que tiembla. Su cerebro no controla estos movimientos, sino que son espasmos que indican que va formando conexiones correctamente.

En la novena semana de embarazo no es posible todavía distinguir con una ecografía si es un chico o una chica, pero lo cierto es que ya han comenzado a formarse sus órganos sexuales.

Se formarán los párpados, que mantendrá cerrados hasta la semana 26. También se ve cada vez más clara la forma de las orejas y corazón y pulmones continúan su desarrollo.

La osificación continúa en la parte superior. La cabeza va tomando forma claramente: se pueden apreciar los ojos a los lados de la cabeza, se distinguen nariz, orejas y hasta el labio superior.

La cabeza ya no se ve tan grande comparada con el resto del cuerpo y van a comenzar a formarse las costillas y los huesos de la cara. Las extremidades comienzan a formarse y son visibles los codos, rodillas y los dedos de los pies.

El hígado, la vesícula, el bazo y la glándula suprarrenal del bebé se están desarrollando.

Tamaño y peso del feto

Los expertos explican que el feto de nueve semanas de vida tiene el tamaño de una uva o una aceituna, unos dos centímetros y medio. Además, pesa entre dos y tres gramos.

Movimientos del feto

En la semana 9 de embarazo el feto inicia su danza intrauterina. El bebé se mueve enérgicamente, incluso en respuesta a los estímulos externos al cuerpo. Pero estos movimientos son aún imperceptibles para la madre.

Cuidados en la semana 9 de embarazo

semana 9 de embarazo 1

La novena semana de gestación implica descanso, buena alimentación, extremar la higiene corporal y genital, dormir lo necesario y permanecer en un ambiente tranquilo y apacible.

Alimentación en la semana 9 de embarazo

A las nueve semanas de embarazo es probable que aparezcan los primeros antojos. Los expertos explican que el organismo es consciente de que algunos alimentos no son buenos para el desarrollo del bebé y los rechaza.

También es probable que, ante un déficit de nutrientes, apetezcan alimentos que antes no aparecían en la lista de preferencias de la gestante.

La salud de la madre se fundamenta en una nutrición correcta. Hay que comer sano y equilibrado. Eliminar los productos procesados con azúcar añadida, grasas saturadas y trans y exceso de sal.

Vigilar que consuma suficiente cantidad de frutas y verduras frescas, calcio y proteínas de calidad. Evitar bebidas gaseosas y, por supuesto, alcohol y tabaco.

Para llevar mejor las molestias gástricas, gases y acidez, se recomienda comer de forma pausada, masticar bien, comer alimentos frescos y no muy condimentados.

Un consejo útil es repartir las comidas en cinco o seis ingestas diarias, en vez de hacer dos comidas abundantes.

Pruebas médicas

Es posible que en la semana 9 de embarazo se haga el primer análisis de orina y sangre. Este último será más completo y detallado de lo habitual y ofrecerá información sobre el grupo sanguíneo de la madre.

También se hará una primera ecografía para determinar el tamaño del feto y su situación. Este estudio permitirá determinar cuál es la edad exacta de gestación o el número real de semanas que tiene la gestante.

Además se podrá conocer si se trata de un embarazo múltiple o de un solo feto y diagnosticar posibles complicaciones prematuras que puedan conducir a un aborto espontáneo.

En la semana 9 de embarazo ya se puede realizar un test de ADN fetal. La prueba consiste en hacerte un análisis de sangre y estudiar el ADN del bebé para descartar algunas importantes alteraciones cromosómicas y enfermedades genéticas.

Además, informa con certeza del sexo del bebé. El resultado se asemeja al obtenido en una amniocentesis, sin los riesgos que conlleva esta.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending