Connect with us

Salud y Bienestar

Sonidos curativos y que producen un extraño placer

Existe una terapia taoísta ancestral llamada La curación de los Seis Sonidos. Se trata de una herramienta simple pero poderosa.

Publicado

el

sonidos curativos 1
Pixabay

Última actualización en

El ruido que hace el agua al caer, la campana del vendedor de helados, el viento, el fuego o el crepitar del aceite en la sartén. Efectivamente, existen sonidos curativos y que producen un extraño placer.

Existe una terapia taoísta ancestral llamada La curación de los Seis Sonidos. Se trata de una herramienta simple pero poderosa para promover la curación física, energética y emocional y el equilibrio.

Según los expertos, la práctica regular todos los días de los seis sonidos curativos, contribuye a mantener el contacto con el estado energético y emocional de los órganos internos.

sonidos curativos

Lo ideal es practicar el ejercicio en la noche antes de dormir. Los sonidos curativos tibetanos se utilizan para generar ciertas frecuencias para la curación específica.

Cada sonido puede generar energía diferente para la curación de los diferentes órganos. Con el crecimiento de la buena virtud de los órganos la energía negativa o enferma tiene menos espacio para crecer.

Durante la práctica de los Seis Sonidos Curativos, se recomienda mantener los ojos abiertos solo al tiempo que cada sonido. Tomar una respiración profunda y una sonrisa al órgano entre cada exhalación del sonido curativo.

Cuáles son los sonidos curativos

sonidos curativos tibetanos

Sonido del pulmón

Sientese en una silla con la espalda recta y las manos descansando las palmas hacia arriba sobre los muslos. Los pies apoyados sobre el suelo a la anchura de las caderas de separación.

Sonría a sus pulmones y haga consciente la tristeza, el dolor o el exceso de calor. Lentamente inhale y levante sus manos encima de su línea central, con los dedos apuntando hacia los demás.

Cuando sus manos pasan la altura del hombro, empiece a girarlas con las palmas hacia fuera. Cando las manos llegan a la altura de la cabeza, colóquelas en frente de usted y llévelas sobre su cabeza, con las palmas hacia arriba.

Abra ligeramente los labios, manteniendo la mandíbula suavemente cerrada. Mire para arriba a través del espacio entre sus dos manos y empuje las palmas ligeramente hacia arriba a medida que exhala lentamente con el sonido sssssss.

Imagine que los aspectos negativos salen del cuerpo con el sonido. Cuando haya exhalado por completo, gire las palmas hacia abajo, baje lentamente las manos, llévelas justo en frente del pecho e imagine un aura de los pulmones. Sonría.

Repita tres veces. Las dos primeras en voz alta y la tercera en voz baja. Sirve para aliviar la extrema tristeza, depresión, resfriado, gripe, dolor de muelas, asma o enfisema.

Sonido del riñón

Mueva sus manos para cubrir los riñones. Sonría a los riñones y haga consciente cualquier exceso de frío o calor en la región renal. A continuación, junta las piernas, los tobillos y las rodillas.

Inclínese hacia adelante y junte los dedos de ambas manos en las rodillas. Inhale y estire los brazos rectos desde la espalda baja mientras que flexiona el tronco hacia delante.

Mueva la cabeza hacia arriba, como se mira hacia adelante, todavía tirando de los brazos de la espalda baja. Siente tu columna vertebral tirando en contra de sus rodillas.

Coloque los labios como si quisiera silbar y exhale lentamente al tiempo que hace el sonido choooooo. Contraiga el abdomen tirando de él hacia sus riñones. Imagine cualquier miedo, enfermedad y desequilibrios que son ​​expulsados.

Una vez que haya expirado totalmente, enderece lentamente hasta que esté erguida y coloque de nuevo las manos sobre los riñones. Cierra los ojos, sonría e inhale.

Repetir al menos tres veces. Sirve para aliviar el miedo extremo, fatiga y grave zumbido en los oídos, mareos, dolor de espalda y afecciones en la vejiga o el tracto urinario.

Sonidos curativos del corazón

Deje descansar las manos sobre el corazón. Sonría y poco a poco inhale profundamente mientras extiende los brazos a los lados del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba.

Levante las palmas de las manos sobre su cabeza. Entrelaza los dedos y coloque las palmas de hacia arriba. Extienda los brazos y empuje hacia arriba manteniendo los hombros relajados.

Dóblese un poco a la derecha y estire el brazo izquierdo un poco para abrir el área de su corazón. Mantenga los ojos relajados y mire hacia arriba a través de sus manos.

Exhale lentamente, haciendo que el sonido haaaaaw sub-vocal. Siente que estás liberando el calor atrapado, las emociones negativas, la enfermedad o el desequilibrio de su corazón.

Una vez que haya exhalado por completo, cierra los ojos, separar sus manos, girar las palmas hacia abajo y baje lentamente los brazos a los lados con las palmas de las manos hacia el cuerpo.

Repita al menos tres veces. Aliviar la extrema impaciencia, la prisa, la arrogancia, nerviosismo, mal humor, nerviosismo, irritabilidad, dolor de garganta, el insomnio y para desintoxicar el corazón.

Mujer ante todo, escritora por pasíón y periodista de vocación. Encantadora de Arañas...

Comentarios
Publicidad

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Trending