Connect with us

Entretenimiento

Steven Universe, una serie infantil creada para romper barreras

Publicado

el

Transmitida a través de las pantallas de Cartoon Network, Steven Universe es una serie animada que cuenta la historia de las gemas de cristal, unas guerreras extraterrestres con forma humanoide que usan los poderes de sus gemas — cada una con armas y habilidades mágicas propias — para proteger al mundo de cualquier amenaza.

Steven es un niño humano con una gema incrustada en su ombligo que heredó de su fallecida madre Rose Quartz, la líder del grupo.

Un dibujo animado que ganó la lealtad de un público adulto gracias a que rompe estereotipos y fomenta valores como el amor, el respeto, la familia y la diversidad, sin embargo, el programa no es inmune a la controversia, en gran medida debido a su tratamiento de temas como la homosexualidad y la diversidad del amor.

Su creadora Rebecca Sugar, quien fue guionista en la venerada Hora de Aventura, se arriesgó a crear una serie que la representara verdaderamente y rompió más de una barrera en el camino.

De niña, Sugar se sentía incómoda por la agresiva división de género que parecía existir en la cultura pop dirigida hacia la infancia, no sentía que pudiera identificarse con las series de animación “para niñas”, pero le encantaban las que se establecían como “para niños”, cosa que le hacía sentirse culpable. Sugar se planteó Steven Universe como una respuesta directa a eso, una serie que diera permiso instantáneo a todo el mundo para formar parte de su mundo y, al mismo tiempo, estuviera secretamente producida para una sola persona, ella.

La serie es muy criticada por la manera que aborda las parejas homosexuales, la que más resalta es la relación entre Rubí y Zafiro, cuyo amor dio origen a Garnet, uno de los personajes principales de la serie. Aunque se deja muy claro que las gemas son de género no binario, es decir, no tienen género o no son definidas por uno, tienen una forma delicada y femenina que asemeja a la mujer. Todo esto logra crear una conversación social nunca antes vista para un programa animado infantil.

Más allá de calificarlas como “programas para adultos”, las caricaturas que hablan sobre la diversidad sexual representan un paso adelante para el desarrollo de una sociedad que acepta a las personas como son. Queramos o no, los cartoons son parte de la base emocional de una nueva generación y, al final del día, la verdadera pregunta que los adultos debemos hacernos es qué tan dispuestos — para no decir listos — estamos a que la tolerancia y la aceptación se conviertan en valores fundamentales del nuestro desarrollo como personas.

Mercadólogo de profesión, entusiasta del social media. Si no me consigues, de seguro estoy viendo una serie.

Publicidad
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias en tu email

Suscríbete y recibe noticias en tu email. Acepta antes nuestra política de privacidad. Cero spam

Publicidad

Canal telegram

Facebook